El techo solar de Tesla sale a la venta con garantía de por vida

El inicio de la preventa del nuevo techo solar de Tesla sufrió una leve demora (el plan original era comenzar en abril), pero la expectativa es tan grande que los interesados ni siquiera la notaron. Las promesas son varias, sin embargo, hay dos que se ubican muy por arriba del resto. En primer lugar, Tesla dice que en un hogar promedio será más barato instalar un techo solar que uno normal, y como si eso fuera poco, ofrece garantía de por vida para sus tejas.

Coches eléctricos de bajo costo, proyectos solares en islas remotas, instalaciones de baterías, fábricas gigantescas… Tesla no para. Hace poco hablamos de su avance sobre Ford y GM en lo que se refiere a valor de mercado, y a pesar de que todavía debe entregar al Model 3, el monstruo de Elon Musk no se ha quedado sin aire, sino todo lo contrario. ¿Qué sigue en su lista? Nada menos que el techo solar, presentado oficialmente al público en octubre del año pasado, junto a la versión 2 del módulo Powerwall. Ya en ese momento Musk había sugerido que el costo de instalación para el techo solar sería inferior al de un techo convencional, y con la apertura de su preventa, tenemos números un poco más sólidos.

El costo final dependerá del diseño que tenga cada casa y de los incentivos/subsidios a nivel local, pero Tesla asigna un promedio de 24.5 dólares por pie cuadrado de techo tradicional (263.71 dólares el m2) frente a 21.85 dólares del techo solar (235.19 dólares por m2). En sus cálculos incluye los materiales, un módulo Powerwall 2, la instalación y el retiro del techo previo, pero no así los gastos extraordinarios (impuestos, permisos, actualizaciones en la estructura, etc.). Lo interesante es que el techo no está equipado en su totalidad por celdas solares. De hecho, esos 21.85 dólares surgen con una cobertura del 35 por ciento, aunque en la mayoría de los casos, Musk cree que será del 40 por ciento.

Ejemplo del costo que calcula Tesla para 1982 pies cuadrados con una cobertura del 70 por ciento

Básicamente, la idea de Tesla es que si introducimos en el cálculo final créditos federales y el precio de la energía generada, los usuarios ganarán dinero por cambiar sus techos en un plazo de 30 años. Eso nos trae al tema de la garantía: Tesla ofrece lo que llama «garantía infinita» para sus tejas, equivalente al tiempo de vida de la casa. Por supuesto, toda esta teoría se aplica con exclusividad al mercado estadounidense. Los clientes viviendo en ese país serán los primeros en recibir los techos (disponibles en diseño pulido o texturado), mientras que el resto del mundo deberá esperar a 2018, y realizar sus propias cuentas.

Deja tu voto

22 points
Upvote Downvote

Total votes: 42

Upvotes: 32

Upvotes percentage: 76.190476%

Downvotes: 10

Downvotes percentage: 23.809524%