TensorFlow: Inteligencia artificial de Google hecha open source

Cuando Google comenzó a hacer cierto énfasis en su tecnología de inteligencia artificial, redes neurales y aprendizaje profundo, la idea de que tarde o temprano iba a ser declarada open source se instaló en el fondo de nuestras mentes. A comienzos de esta semana, la corazonada se volvió realidad: Con un anuncio del mismísimo Sundar Pichai, Google confirmó la apertura de su plataforma TensorFlow, una pieza crítica de servicios avanzados como Gmail, Google Now y Google Photos.

Cada palabra que decides traducir con Google Translate, cada solicitud personalizada en Google Photos, cada correo desenterrado de tu bandeja de entrada en Gmail y cada búsqueda semántica en Google Search activa mucho más de lo que aparenta. Concedido: A veces los resultados son bastante malos, y nadie niega eso en Mountain View. Pero lo que sí debemos reconocer es que la precisión general de estos y otros servicios en Google se eleva a medida que pasa el tiempo. Muchos usuarios en la Web incluso llegaron a decir que Google se estaba transformando en Skynet. Bueno, ¿qué sucede si «Skynet» se vuelve open source…?

 

Una de las claves detrás de todos los servicios en línea de Google es TensorFlow, una librería de software diseñada para el desarrollo de inteligencia artificial, entrenamiento de redes neurales y mejoras en materia de aprendizaje profundo. ¿Por qué es tan importante la apertura de TensorFlow? La razón es sencilla: Google podría haber hecho una fortuna con un esquema de licencias para esta tecnología. Evidentemente, los beneficios que puedan llegar a través de la comunidad con optimizaciones a su código son más importantes que una suma específica. Claro que, esta clase de anuncios siempre cargan con un asterisco al final, y en el caso de TensorFlow es que Google compartirá solo una parte de la plataforma, y «algunos» de los algoritmos que se ejecutan sobre ella, además de ser compatible con un único sistema (el cual puede contar con varios GPUs).

El proyecto TensorFlow como software open source será administrado por Google a través de su sitio oficial (enlace más abajo), y la licencia escogida es Apache 2.0, muy frecuente entre los desarrollos de Mountain View. Otro detalle que no podemos dejar a un lado es la teórica integración de TensorFlow con plataformas similares, al estilo de Torch y Caffe. De hecho, esa combinación podría dar lugar a una nueva plataforma que aplica «lo mejor de cada mundo», y a avances contundentes en inteligencia artificial.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

  • QueQueriQueTeDiga

    The skynet is coming.