Tony Hawk sobre la primera patineta voladora

Hace poco menos de un mes hablamos sobre Hendo, el primer hoverboard real que tomó por asalto a Kickstarter, a los medios, y a cada fanático de Back to the Future sobre la faz de la Tierra. Si la promoción de un hoverboard falso contó con la participación de alguien como Tony Hawk, era cuestión de tiempo para que el deportista y el Hendo tuvieran una cita. Esto es lo que pasó.

Dice la historia que el nombre de Tony Hawk ha quedado para siempre escrito en los libros del skateboarding por haber realizado el primer 900, en julio de 1999. Un truco exigente si los hay, Hawk logró repetirlo en varias ocasiones, incluyendo una en 2011, cuando dijo a través de Twitter: “Tengo 43 y hoy hice un 900”. Actualmente, Tony Hawk tiene 46 años, y aunque no hay un límite superior de edad para subirse a una patineta, las exigencias físicas de esta actividad y el paso del tiempo no se mezclan muy bien que digamos. Tony Hawk cuenta con un amplio repertorio de juegos que llevan su nombre (18, para ser exactos), se dio el lujo de patinar en la Casa Blanca (algunos medios lo ametrallaron por eso), y ahora se encontró con el Hendo, primer hoverboard real (creo que no me voy a cansar de decir eso nunca). Hawk tuvo algunas “patinadas de prueba” junto a Dave Carnie, y como no podía ser de otro modo, la sesión fue capturada en vídeo:

 

De más está decirlo, patinar en el Hendo es extraordinariamente difícil, aún para alguien como Tony Hawk. Carnie admitió que no puede usarla, pero Hawk no dejó de intentarlo hasta que encontró una posición mucho más cómoda (se lo puede ver agazapado sobre el Hendo) y realizó algunos trucos sencillos, como por ejemplo un Bertlemann. Si bien lo observamos muy entretenido a bordo del hoverboard, Hawk dijo que el Hendo es “raro”, y lo comparó con una tabla de skimboarding fuera de control. No debemos olvidar que el Hendo necesita una superficie metálica no ferrosa para funcionar, que el control de los motores no está a cargo del patinador, y que la duración de su batería es limitada.

 

De todas maneras… Tony Hawk patinó en un hoverboard, y esta vez no fue una broma. El Hendo es apenas una prueba de concepto, una puerta que nos permite ingresar a la tecnología magnética de la cual depende, y visualizar las posibilidades a futuro. Sus creadores hablan de casas flotando en el aire para escapar de los terremotos, pero hoy, su rol es el entretenimiento. El Hendo tiene muchos aspectos para mejorar, y tal vez nunca alcance el nivel del hoverboard original que Marty McFly tuvo en la pantalla. Pero será mejor que lo intenten, porque queremos ver más.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%