Un «cine portátil» que funciona a pedal

Paneles solares, fogatas, celdas de combustible y baterías personales son los recursos principales a los que cualquier usuario puede recurrir si necesita generar y almacenar energía lejos de la comodidad de su hogar. Claro que, existen proyectos con una demanda energética mucho mayor, y en esos casos es cuando la creatividad y el presupuesto deben alcanzar su máximo potencial. Un buen ejemplo es este cine portátil, que alimenta a un proyector con la energía de ciclistas voluntarios.

¿Quieres ir al cine pero no aguantas a la gente ruidosa, o el precio de la entrada te parece muy caro? La solución es que hagas tu propio cine, y lo lleves a todas partes. Esta respuesta tal vez suene absurda, pero hay mucha gente que piensa de ese modo, y gracias a ello podemos observar la evolución de proyectos como esta bicicleta transformada en generador para proveer de energía a un cine ambulante. Concedido: Hacer un generador con una bicicleta es uno de los trucos más viejos del manual, sin embargo, la clave está en cómo usar dicho generador. La teoría es simple, pero el diseño final posee un elevado nivel de complejidad, sin mencionar alta tecnología.

Cine portátil
Una de las tantas configuraciones posibles. Nota la rueda de la patineta en el motor sobre el caucho.

 

El proyector escogido es un Optoma ML750, que ofrece la opción de ser conectado a 19 voltios. No hay requerimientos específicos en cuanto a la bicicleta, pero se recomienda que el motor sea de 24 voltios y 200 vatios (con una rueda de patineta modificada como elemento de fricción), muy utilizado en scooters. El búfer está a cargo de dos baterías de iones de litio Goal Zero Sherpa 100, pero dependiendo de las necesidades del usuario pueden ser reemplazadas por otro tipo de baterías, y por supuesto, es crítica la intervención de un regulador de voltaje capaz de tolerar las amplias variaciones en el voltaje «y» cargar las baterías. Los creadores del cine portátil explican que en algunos eventos llegaron con el 50 por ciento de carga, y se fueron con las baterías llenas, lo cual indica un buen nivel de eficiencia en todo el ciclo del generador.

Cine portátil
El cine portátil en acción

 

La barrera más importante que todo entusiasta del DIY deberá enfrentar si desea hacer algo similar es la del presupuesto. Si tomamos como referencia a las especificaciones de este modelo, ya hay más de mil dólares entre baterías y regulador de voltaje. Si buscamos ese tipo exacto de proyector hay que sumar otros 600 verdes, y eso es sin incluir altavoces o el motor. De todas maneras, cuando los billetes faltan, la mente suele encontrar la manera de triunfar. Si tienes la posibilidad de crear un cine así, adelante.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%