Uno de los creadores de internet propone renovar la red

Hace casi 40 años, en 1969, Larry Roberts supervisó un programa de la Advanced Research Projects Agency destinado a conectar entre sí a una serie de ordenadores utilizados para la investigación científica. Esta red, conocida como ARPAnet fue el origen de Internet.

Cuatro décadas más tarde, Roberts ha gastado casi 340 millones de dólares para reinventar la red, que según el mismo se encarga de decir, ha quedado anticuada. “No podemos confiar más en una tecnología del pasado, que esencialmente ha permanecido sin sufrir cambios durante 40 años, y sobre la que funciona Internet,” dice Roberts, de 69 años. El mes pasado, su start-up, Anagran Inc., introdujo una tecnología llamada “flow router” que según dice, puede ayudar a modernizar Internet. El equipo en cuestión analiza el tráfico para determinar si la información transmitida corresponde a un email, una película o una llamada telefónica y después le asigna el ancho de banda necesario para su envío.

Pero Roberts no es el único pionero en la creación de Internet que se muestra descontento con sus logros anteriores. Len Bosack, cofundador del gigante de las comunicaciones Cisco Systems Inc., fabricante de la mayoría de los routers encargados de manejar los datos que circulan por internet coincide con Roberts. Según Bosack, la red es “cada vez menos adecuada” para las necesidades de hoy día. El mes pasado, su compañía, XKL LLC, presentó un sistema que permite a las empresas conectarse mediante cables subterráneos que tienen casi 100 veces la capacidad de los actuales.

Las afirmaciones de Bosack y Roberts proporcionan argumentos a los que sostienen que la infraestructura actual de Internet es insuficiente manejar la explosión de servicios hambrientos de ancho de banda (telefonía VoIP, vídeo, etc.). En un informe reciente, Cisco calculaba que el tráfico mensual de Internet en Norteamérica aumentará el 264% antes de 2011, llegando a los 7.8 millones de Terabyte, cifra que equivale a 40 trillones de emails. Si tal tráfico de Internet continúa aumentando, muchos creen que las redes podrían colapsar o volverse terriblemente lentas.

El origen del problema no es solo el aumento en el número de usuarios de la red. Hay que buscarlo en el propio corazón del sistema. La información viaja a través de internet dividida en pequeños trocitos llamados paquetes, que se encaminan a través de los caminos menos congestionados hasta llegar a su destino. Una vez que llegan, los paquetes se vuelven a montar para reconstruir el archivo original. El problema es que el aumento en tamaño de los ficheros, como por ejemplo los vídeos, ha comenzado a abrumar a los equipos encargados de gestionar el tráfico, dando como resultado un aumento en el número de paquetes perdidos.

“Las demandas de aumento de ancho de banda por parte de los operadores de cable pronto alcanzarán la etapa de la crisis,” asegura en un informe reciente Stan Schatt, director ABI Research. Otros, como la propia Cisco,discrepan con este pronóstico. Según ellos, incluso con semejante pronóstico de crecimiento, los proveedores del servicio de Internet podrán satisfacer las demandas de los usuarios. Sin embargo, algunos países, como Japón, ya han comenzado a diseñar redes para reemplazar a internet.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

2 Comments

Deja una respuesta
  1. la verdad asi como avanza la tecnologia. creo factible tambien ke se actualize, mejore, modifique el sistema se envio de datos. pero el problema es la factibilidad de pasar de un sistema a otro. no es que nno sea posible pero seguro cstara $$$ y tiempo… no creo poderlo ver con mis ojitos atte. ilich alonso hernadez plascencia cibercrack2006@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *