Zeiss VR One Connect: Juegos de realidad virtual de PC funcionando en tu smartphone

Una forma más económica de reemplazar al casco virtual

Los principales competidores en el mercado de la realidad virtual han recortado los precios de sus cascos, pero aún necesitamos una base de 450 euros si queremos jugar con un ordenador. Eso ha llevado a anuncios muy importantes como el headset de 200 dólares que prepara Oculus, y las futuras opciones de Microsoft, sin embargo, existe otra alternativa: Reemplazar el casco usando un smartphone. Esa es la propuesta de Zeiss VR One Connect, una nueva plataforma compatible con SteamVR que procesa los juegos en PC y los transmite al headset vía USB.

Tanto el software disponible como el precio de entrada son los dos grandes puntos débiles de la realidad virtual hoy. Apenas un puñado de juegos tratan de justificar la compra de un casco «y» el hardware necesario, mientras que la inversión actual (449 euros por el Rift, y 699 euros por el Vive) estaría mucho mejor aplicada a objetivos como la resolución 4K o la ejecución de juegos en tasas superiores. Un atajo viable (siempre y cuando el usuario esté dispuesto a aceptarlo) es reemplazar al casco virtual con un smartphone. El concepto no es nuevo que digamos, y en mayo último vimos de cerca a la solución VRidge, pero la gente de Zeiss quiere dar un paso más allá.

La solución es cableada, y funciona con otros headsets. (Lo que no entiendo es por qué usan la misma ropa.)

En plena IFA, Zeiss presentó a su VR One Connect, un sistema compuesto por una pieza de software y dos controles Bluetooth. Si bien la idea es que los interesados adquieran el casco VR One Plus de 99 dólares, la compañía confirmó que VR One Connect funcionará con los headsets de sus competidores, lo que probablemente incluya a las últimas versiones del Samsung Gear VR, que traen un puerto USB adicional. El ordenador se encarga de hacer todo el trabajo pesado y transmitir el contenido prerenderizado al smartphone. Los controles se asocian vía Bluetooth, y registran tres grados de movimiento, respaldados por los propios sensores del smartphone.

¿Cuánto lag habrá en esta configuración? Zeiss parece confiada…

La gran duda en desarrollos como el Zeiss VR One Connect es el lag. Zeiss dijo que será necesario «un smartphone moderno» basado en iOS o Android con una pantalla de 4.7 a 5.5 pulgadas, pero esos parámetros dejan fuera a varias unidades de alto perfil, comenzando por ambos Galaxy S8 (de hecho, los tamaños coinciden con la oferta del iPhone 7). VR One Connect debutará antes de fin de año con un precio de 129 dólares, o 199 dólares por el paquete completo (Connect + Plus).

Deja tu voto

-1 points
Upvote Downvote

Total votes: 1

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 100.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *