in

Análisis – Dragon Age: Origins

Adelanto – Dragon Age: Origins

Luego de tanta espera, finalmente Dragon Age: Origins está entre nosotros. Desde el comienzo, sus creadores lo tildaron como la “secuela espiritual” de Baldur’s Gate y las expectativas eran muy grandes. Sin dudas, Bioware tiene lo que se necesita, pero debemos entender que están jugando con las emociones de millones de jugadores alrededor del mundo. Como siempre ocurre, el tiempo de hablar se acabó y es hora de jugar. ¿Podrá Dragon Age: Origins enamorar a los viejos amantes del género y nuevos principiantes por igual? Y aún más importante, ¿podrá estar a la altura de uno de los mejores RPGs de la historia?

Bioware siempre ha sido una compañía que cuando anuncia que esta realizando un nuevo RPG, todos alzábamos nuestra orejas. Pero la emoción fue aún mayor, cuando anunciaron que Dragon Age: Origins sería la secuela espiritual al clásico RPG, Baldur’s Gate, considerada por muchos, la serie determinante en la historia del género. Dragon Age intenta tomar la posta y continuar el camino, pero la realidad es que tiene unos zapatos muy grandes que llenar. Por suerte, tienen experiencia en este género y eso los ayudó a crear una experiencia familiar y única al mismo tiempo.

La historia te coloca en los pies de un nuevo integrante del grupo denominado Grey Warden, cuyo objetivo es detener la invasión demoníaca de los Deathspawn, que de vez en cuando aterrorizan la tierra con el fin de aniquilar a todos. Al comienzo puedes crear tu personaje de diferentes razas y clases. Mientras que solo ofrece tres clases, guerrero, hechicero y aventurero, luego puedes avanzar a una de tres especialidades. Luego, debes elegir tu origen, ya sea de pobreza, realeza u otros. Esto no solo determinará el comienzo del juego, sino cómo te verán el resto de los personajes. Esto hace que cada una de las partidas se sienta completamente única.

Para los fanáticos de Baldur's Gate, el combate se sentirá muy familiar.

Uno de los objetivos de la desarrolladora era hacer sentir al jugador que cada acción tiene un impacto en el mundo. Y, mientras que esto es algo que muchos desarrolladores repiten constantemente (Bioware incluido) en Dragon Age realmente se nota el impacto. Tal vez no al principio, pero a medida que la historia se desarrolla, una y otra vez verás cómo tus decisiones han cambiado el mundo a tu alrededor. Y no siempre la decisión correcta será evidente. Mientras que en la mayoriá de sus RPGs, Bioware ha querido dejar en claro cual era la respuesta “buena” y cuál era la “mala”, aquí la línea que las divide es mucho más borrosa.

Bioware desde el comienzo había explicado que querían forjar un universo nuevo, completamente original y que a la vez sea creíble. Sin dudas lo han logrado. No solo cada NPC tiene algo que decir, lo que le da credibilidad al mundo que te rodea, sino que la tierra está repleta de libros que cuentan diferentes historias sobre Ferelden. Una de las cosas más impresionantes de Dragon Age, es la distinción entre las razas y zonas de la tierra. No importa de quién se trate o dónde estés, siempre hay algo que está ocurriendo. Ya sea que los enanos están al borde de una guerra por la muerte de su rey o el incesante problema de los elfos con la invasión de hombres lobos, siempre hay algo para hacer. Tantas cosas, que por momentos es posible olvidar el objetivo principal, pero siempre estará allí al regresar.

A lo largo de la aventura conocerás todo tipo de personajes y muchos podrán acompañarte.

Donde Dragon Age está más en paz con sus raíces es en el combate, donde más allá de algunas simplificaciones, es nostalgicamente similar al de Baldur’s Gate. Aquí la pausa y la estrategia son clave. Como generalmente estarás controlando un grupo de cuatro personajes, tendrás más chances de éxito si pausas la acción y das ordenes a cada uno de manera individual. Para los acostumbrados al combate en tiempo real, puede ser un poco aburrido, pero la dificultad que conlleva, hace el triunfo uno mucho más dulce. Simplemente digamos que, en cada una de las batallas, sentirás como que apenas has sobrevivido.

Entre tanta pausa y pócimas, también hay un intuitivo e inteligente sistema de tácticas que te permite determinar cómo actuará cada personaje en distintas situaciones. Puedes hacer que ataquen al enemigo más débil o detalles similares, que harán el comienzo de cada batalla (especialmente las que  caen de sorpresa) mucho más llevaderos. Aunque la evolución del personaje se aleja mucho del clásico estilo D&D que utilizaba Baldur’s Gate y solo hay tres clases de las cuales elegir, tienes la diversidad suficiente para hacer que tu personaje tenga las destrezas que desees.

Entre algunos problemas, la versión de consolas es inferior gráficamente.

Gráficamente es un muy bonito juego. Los escenarios tienen un buen diseño y cada una de las civilizaciones están pensadas de manera individual, así que siempre tendrás algo nuevo para ver. La mayoría de las texturas también son buenas, pero se nota que ha estado en desarrollo durante mucho tiempo y parte de su tecnología es vieja. Las texturas de los rostros por ejemplo, por la mayor parte son abominables. Por otro lado, la versión de consolas no se ven tan bien como la de PC, con texturas lavadas y de baja resolución por todos lados y tiempos de carga que pueden volver loco hasta al jugador más paciente.

Generalmente no hay mucha diferencia entre versiones de consolas y PC, pero éste es uno esos raros casos, donde las distinciones pueden hacer que odies o ames éste juego. No queremos decir que la de consolas sea mala, porque para lo que tenían que hacer se las han arreglado muy bien. Pero si tienes la opción, deberías elegir la de ordenador, siempre. No solo se ve mucho mejor gráficamente, sino que la interfaz es mucho más cómoda y dinámica. Además, en la versión de consolas tienes la cámara siempre pegada atrás del hombro, lo que puede perjudicarte en momentos estratégicos. Finalmente, la inteligencia artificial es notablemente más débil, lo que por momentos puede ser muy frustrante.

Aquí no hay modo multijugador y claramente no le hace falta. Como cualquier RPG de antaño, Dragon Age es enorme y ofrece hasta 100 horas de juego, si intentas hacer todo lo que hay a disposición. Éstas 100 horas son estimadas sin contar las veces que tal vez quieras volver a jugarlo, por la cantidad de decisiones que puedes tomar y los seis orígenes diferentes que cambian radicalmente la manera que ves el mundo. Actualmente puedes conseguir Dragon Age: Origins para Xbox 360 y PlayStation 3 por €69,98  y PC por €49,98.

Dragon Age: Origins es una digna y brillante secuela de Baldur’s Gate por parte de Bioware. No solo mantuvieron los elementos que hicieron grandes a los viejos clásicos, sino que aprovecharon la tecnologiá actual para llevarlo aún más allá. Súmale a eso un universo original con una gran historia y narrativa, además de un mundo que vale la pena explorar y tienes uno de los mejores (y por qué no el mejor) RPG del año. Ya sea porque eres un viejo fanático de la serie Baldur’s Gate o alguien que quiere una profunda experiencia en un RPG, Dragon Age es la decisión correcta… siempre y cuando se trate de la versión de ordenador, claro.

Puntaje: 95%

Conclusión: Dragon Age es la mismísima definición de una aventura épica y un RPG que quedará para la historia como medida para separar lo bueno de lo malo. Además, es una sana inyección de vida para los jugadores de PC.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

12 Comments

Leave a Reply
  1. Baldur’s Gate deberia tener una secuela real de la misma franquicia, con las nuevas reglas de D&D, sin intentar innovar en el rollo 3d y esas cosas.
    Sino fijaros en lo que va ha hacer blizzard con diablo 3, un juego identico al segundo.
    Como decia el sabio "Si algo funciona, no lo toques"

    • Esa no es una mala idea argikt, pero los videojuegos siguen siendo un negocio. Y un juego como Baldur’s Gate hoy no tendría el mismo éxito. Mira Torchlight, un gran juego desarrollado por los creadores de Diablo (y casi idéntico en todos aspectos a él) y le esta costando encontrar un público.
      Diablo III no solo tiene el nombre detrás, sino toda una innovación en la parte técnica.

    • #1 me prodrian ayudar con el juego de dragon age a encontrar a la paragon branka ya lei su diario y dice que se fue por el yunque y que hay un mapa en el diario pero no lo puedo ver

    • Más estilo Oblivion, pero con dinámica de grupo y pausa en las peleas. La comparación perfecta, como dice en el artículo, es Baldur’s Gate. Pero también se parece bastante, por el estilo de juego, a Mass Effect y KOTOR.

      • Ooohhh… No entiendo… La verdad me considero (si es que existe la definicion) un softcore gamer, he jugado juegos como Dungeon Siege y la verdad no es mi estilo de juegos, tambien he jugado juegos como Oblivion IV (tampoco es mi fuerte pero me agrada el sistema), me gusta el tipo de juegos con un poco RPG pero un mas dinamicos como seria el Zelda(Ocarina N64), Mass Effect y si entrara en definicion el Fable 2. El Baldur’s realmente no lo he jugado; quiza le de una renta a este juego a ver que pasa XD.

    • #3 me prodrian ayudar con el juego de dragon age a encontrar a la paragon branka ya lei su diario y dice que se fue por el yunque y que hay un mapa en el diario pero no lo puedo ver

  2. Pensaba comprarlo, pero acabo de leer que no son las batallas en tiempo real y asi me da weba jugarlo, en fin en gustos se rompen generos, x cierto muy buena pagina a diario la leo desde que supe de ella XD, saludos !!!!

  3. el juego esta bien. Pero si fuese completo en español pues mejor. No puedo explicarme, como un juego que se basa en dialogos, y en secuencias de video donde las conversaciones son fundamentales, solo traduce (subtitulada) la última frase pronunciada por el último en hablar. A veces los pnj se ponen ha hablar, y al final ladra tu perro y pone sustitulado (el perro ladra), cojones que eso ya lo veo. Ponme lo que dicen los otros que me estan preguntando cosas y no entiendo la mayoria de las cosas que dicen. Y de lo que responda yo se ira guiando el juego. En concreto, me quedo mil veces con el KOTOR o KOTOR2. Con esos 70euros me habria comprado un par o tres seminuevos en game…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hacer copias de seguridad de un juego no es delito

Sony Ericsson XPERIA X10