in ,

Análisis: Google Chrome Dev Channel

El frente beta podrá estar calmo en estos días, pero el canal de desarrolladores de Google Chrome ha visto algo de actividad, al punto que una nueva versión ha visto la luz. No está directamente a la mano del usuario, sin embargo te diremos qué debes hacer para acceder a ella, junto con algunas pruebas para ver si hubo algún cambio respecto de nuestro análisis previo.

Queda un poco lejos para ir a buscarlo allí, mejor avisarte primero

La versión de desarrollo de cualquier programa (también conocida como developer build) suele ser usada como una versión de transición entre una versión beta y otra, recibiendo actualizaciones y correcciones en un intervalo más reducido. Google Chrome no es la excepción: Existen esta clase de versiones para el navegador, sólo que no están disponibles para el usuario en forma directa. Por supuesto, nada te impide acceder a ellas, pero debes tener en cuenta que las versiones de desarrollo pueden ser potencialmente más inestables que las betas mismas. En resumen, es mucho más fácil enviar a Chrome a la órbita de Urano con una versión de desarrollador que con una beta. Estás avisado/a.

Lo bueno de estas versiones es que apuntan a problemas específicos. En el caso de la última versión de desarrollo, se enfoca en solucionar los múltiples problemas reportados por los usuarios en operaciones de Flash y Shockwave, incluido el sitio YouTube. También corrige problemas con páginas usando Microsoft Silverlight, el nuevo pseudo-Flash creado por el gigante de Redmond. En otro punto no menos importante, la nueva versión corrige inconvenientes de rendimiento bajo configuraciones proxy, así como problemas de acceso a sitios que utilizan el protocolo SSL.

Dejando las correcciones de lado, verás de una forma u otra que las diferencias de funcionalidad entre la versión beta de Chrome y la de desarrollo son prácticamente nulas, salvo por una relocalización de opciones de pestaña, que han salido del menú de página, para pasar al menú de control (el de la llave de tuercas). Más que nada, se ha anunciado que esta versión de desarrollo es una tentativa para obtener la base ideal apuntando hacia las futuras versiones para Mac y Linux, aplicando optimizaciones de capa HTTP y de manejo de ventanas.

La nueva versión de desarrollo de Chrome

Para obtener esta versión debes descargar el Google Chrome Channel Choser, una pequeña utilidad que cambia la configuración de chequeo de actualizaciones de Chrome. Con ella, debes pasar del canal beta al canal de desarrolladores, haciendo clic en Dev y luego en Update. El siguiente paso queda a tu criterio. Puedes ir al "Acerca de" dentro del menú de control y forzar una actualización desde allí, o usar Chrome como si nada hubiera pasado, para luego encontrar que su número de versión ha cambiado gracias a la intervención de Google Update. El nuevo número de versión es 0.2.152.1.

Como es natural en estos casos, volvimos a correr las tres clásicas pruebas para comprobar su rendimiento, en caso de que nos encontremos con alguna sorpresa, grata o no.

79 sobre 100

1) Acid3
El resultado sigue siendo exactamente el mismo que el de la última versión beta disponible, 79 puntos sobre 100. Es apenas un punto por encima del resultado que logramos en nuestro análisis. Puede considerarse dentro del margen de error de Acid3 si se quiere, pero algo es algo.

EL margen de error es más elevado, pero Chrome sigue en su promedio de velocidad

2) SunSpider
Como demuestra la imagen, el resultado es de 1888 ms con un margen de error del 17%. Tratamos de obtener un resultado más preciso, pero cualquier repetición de la prueba nos arrojó un margen similar. De todas formas, aún si fuera un 17% por debajo o por encima de ese número, Google Chrome sigue siendo el más rápido en esta prueba. Tal vez con una versión futura podamos obtener una lectura más precisa.

3) Memoria
Todo sigue igual en este frente. Cargando la página de Apple y de Google en dos pestañas, Chrome sigue promediando los 46.000 KB, tal y como lo hizo en las pruebas anteriores. Las correcciones a Flash no parecen haber afectado el consumo de memoria de ese plugin. A nuestro parecer Chrome todavía tiene un poco de trabajo en este aspecto, pero ayudaría mucho que Adobe lanzara una versión de Flash optimizada para Chrome.

En conclusión, los cambios que esta versión aporta sobre Chrome son bastante sutiles. Sin embargo, no deja de ser importante que se hayan atendido los inconvenientes con Flash, Shockwave y YouTube, por lo que recomendamos hacer la actualización si has tenido problemas con estas tres cosas. También está el hecho de poder acceder a actualizaciones más frecuentes. Nadie niega el riesgo que implica usar una versión de desarrollo, pero las correcciones llegan más rápido y eso nunca es malo. Hasta la próxima versión entonces, esperamos encontrarnos con más correcciones y agregados (opción de Modo Incógnito por defecto, ¿por favoooor?) que tanta falta le hacen a Chrome en este momento. No olvides repasar nuestro análisis, además de quedar invitado/a a descargar nuestro número 25 de la revista, con muchísima información sobre Google Chrome. ¡Buena suerte!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Google lanza repositorios de Linux

Weapons Against Robots: Emulando a John Connor