in

Análisis – Grand Theft Auto: Chinatown Wars

Luego de tantas quejas que se hicieron por la versión de PC de GTA IV, salió el nuevo capítulo descargable exclusivo para Xbox 360 y fue muy bien recibido. Ahora el próximo juego de la saga es Chinatown Wars, el primer GTA exclusivo para Nintendo DS. Conociendo las limitaciones de la popular portátil de Nintendo es bastante impresionante lo que lograron. Porque no solo es el GTA que nos gusta, sino que agregaron muchos elementos especiales para la DS que le quedan a la perfección.

La desarrolladora de juego Rockstar, se ha posicionado como la más rebelde de la industria. En parte mediante contenido cuestionable en sus juegos y por otra parte, con ayuda de ignorantes que viven de echarle la culpa de todos los males de la sociedad a los videojuegos. Pero aunque estas personas están muy lejos de alcanzar su propósito, Rockstar gustosamente acepta la propaganda y los hace entrar en su juego.

A pesar de que su fuerte siempre fueron las consolas de nueva generación, Chinatown Wars es el primer título para la consola portátil Nintendo DS. Y a pesar de eso, es tan completo y pulido como cualquier de sus predecesores. No solo presenta la misma fórmula ganadora de robar autos y hacer todo tipo de desastres, sino que también agrega varios mini juegos con el stylus y la pantalla táctil, que lo hacen una experiencia bastante única.

La trama comienza con Huang Lee dirigiéndose a Liberty City para entregarle una espada simbólica a su tío Kenny. Pero en el camino a hacer la entrega es emboscado por una tríada rival, los despojan de la espada y lo dejan a morir en la marina. Desde allí el jugador toma control de Lee para comenzar de cero y recuperar la espada que le pertenece, además de vengarse de sus enemigos. La historia es bastante buena, sin ser brillante. Tiene algunos giros inesperados y algunos más predecibles, pero no mucho más que eso.

La jugabilidad por otro lado es clásica de la serie. Aunque se vea un poco distinto, porque la cámara generalmente apunta desde arriba (como en los dos primeros juegos), la manera de jugarlo casi idéntica a lo que estamos acostumbrados. Por otro lado la ciudad en donde sucede la acción sigue siendo Liberty City y, aunque la idea sigue siendo la misma, es una ciudad bastante más pequeña y diferente a lo que vimos en GTA IV.

Aquí tendrás tantas armas y autos como en las entregas de las consolas poderosas y hay una gran variedad en ambas también. En cuanto a armas tienes pistolas, metralletas y hasta lanzallamas. Para apuntar utiliza un sistema de lock-on que funciona tan bien que en ocasiones parece demasiado fácil. Los autos también presentan una gran variedad y como uno esperaría, cada uno se maneja de una manera muy diferente. Mientras más grande sea, más pesado se sentirá. Esto no sería sorprendente si no estuviésemos hablando de un juego para Nintendo DS, que no importa cuánto éxito tenga, es una de las consolas más débiles de esta nueva generación. Rockstar se ha encargado de que cada aspecto este lo más pulido posible y lo ha logrado.

En GTA IV la mayoría de las cosas sucedían alrededor del teléfono móvil de Niko. En el caso de Chinatown Wars, es un PDA. Pero más allá de este pequeño detalle, está hecho de la misma manera que el móvil y es imprescindible, ya sea para llegar a diferentes lados o para organizarte dentro de Liberty City.

Aprovechando la pantalla táctil de la Nintendo DS, Rockstar decidió agregar una buena cantidad de minijuegos que refuercen la experiencia general del juego. Por ejemplo, para robar algunos autos debes cruzar los cables y otros como posicionar explosivos, abrir cerraduras, hackear sistemas de seguridad, entre otros. Todo esto se hace mediante la pantalla táctil y el stylus y aunque parezcan simples detalles, están tan bien integrados al juego que forman parte de la experiencia.

Más allá de estos pequeños minijuegos, hay uno mayor y que usarás para ganar dinero en Liberty City. Este es el de tráfico de drogas. Para sobrevivir en la difícil ciudad te verás obligado a comprar drogas baratas y venderlas a clientes más necesitados a precios más altos. La economía general del juego gira alrededor de estos intercambios y esta tan bien integrado al juego que te pasaras la mayor parte del tiempo yendo de un lado a otro con el baúl repleto de drogas ilegales.

Pero no todo lo que involucre la pantalla táctil funciona maravillosamente. Algunos elementos de la jugabilidad como tirar granadas y otro tipo de proyectiles muestran serios errores de diseño. La idea es que cuando quieras lanzar una granada debes elegir un ícono en la pantalla y hacer un gesto 360°. El problema es que no es algo cómodo para hacer en medio de un tiroteo. Es por esto que casi ni usamos las granadas, pero en caso de que hubiese sido un poco más intuitivo habría sido mejor.

Las escenas cinematográficas son uno de los elementos más característicos de la serie, pero lamentablemente para este título no están presentes. Por eso debemos conformarnos con algunas viñetas tipo comic y texto en vez de dialogo hablado. Es una verdadera lástima, porque es más difícil seguirle el pie a la historia y simpatizar por algunos personajes. A pesar de este percance, Chinatown Wars se ve bastante bien y presenta un mundo completamente 3D con un buen sistema de físicas y un estilo con cel shading muy particular.

Aunque la idea es básicamente la misma, Chinatown Wars es bastante más dinámico y agresivo que sus predecesores. El ejemplo más claro sería que ahora para escapar de la policía no es suficiente salir de su campo de visión por un tiempo determinado, sino que es necesario matarlos a todos y luego escapar. Se entiende que sea así por ser un juego portátil, donde se necesita más acción que en plataformas más convencionales.

Para quienes estén interesados, podrán pasar a buscar su copia de GTA: Chinatown Wars desde el 20 de Marzo, exclusivamente para Nintendo DS por €39,00. El precio es un poco elevado, pero realmente vale la pena. No solo porque no hay un juego en el mercado que dé una experiencia similar, sino porque tiene más de 20 horas de juego entre la historia principal, las misiones secundarias y un modo multijugador local para hasta cuatro jugadores.

En definitiva, Chinatown Wars no es solo una más que digna entrada en la serie GTA, sino que también es posiblemente uno de los mejores y más pulidos juegos que hayan tocado la Nintendo DS. Desde lo bien que llevaron el concepto original, el mundo virtual y todos sus detalles, hasta todos los elementos nuevos que el agregaron. Si tienes una DS, no puedes perder esta oportunidad de visitar Liberty City una vez más.

Puntaje: 92%

Conclusión: Chinatown Wars se acopla perfectamente a la consola portátil de Nintendo sin perder ni una pizca la esencia de GTA.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

2 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fotografían el espacio con un globo y una cámara

iPhone 3.0: El nuevo SO del iPhone