in

Australopithecus sediba: ¿Un nuevo ancestro?

El descubrimiento de unos espectaculares fósiles en una cueva sudafricana abre una polémica sobre la posibilidad de que el homínido encontrado sea una nueva especie antecesora de los humanos modernos o simplemente se trate de un pariente lejano que comparte algunos rasgos con nosotros. Ambas posturas muestran sus argumentos pero parece que la balanza se inclina por un lado más que por el otro. De todos modos, el debate está servido.

Cuando los investigadores analizaron los restos de dos homínidos que hallaron en una cueva, denominada la Cuna de la Humanidad, en Malapa, a las afueras de Johannesburgo (Sudáfrica), llegaron a la conclusión de que se encontraban ante una nueva especie de homínido que sería uno de los primeros ancestros humanos, confirmando un nuevo eslabón de la cadena evolutiva. Los esqueletos datan entre 1,95 y 1,78 millones de años, y pertenecen a dos individuos – de una mujer adulta de unos 20-30 años y un niño entre 11 y 13 – del bautizado Australopithecus sediba. Esta supuesta nueva especie apareció cerca de un millón de años después que la famosa Lucy, por lo que sus características demuestran una transición por etapas progresivas de los primeros homínidos al género Homo.

El sediba promete grandes debates por ver si es nuestro abuelo o sólo un pariente lejano

El paleontólogo que halló los restos junto a su hijo y a un estudiante post-doctoral, Job Kibii, asegura que “esta nueva especie comparte más características derivadas con el Homo primitivo que con cualquier otra especie australopithecus conocida, y por tanto representa un ancestro candidato para el género, o un grupo hermano a un ancestro cercano que persistió durante cierto tiempo tras la primera aparición de Homo”. Como quiera que existe un gran debate en torno al origen del humano, este hallazgo podría contribuir a darles la razón a aquellos que piensan que el Australopithecus es la fuente, contra los que opinan que de donde partió el homo moderno fue del género Kenyanthropus.

Esquema de las partes encontradas de los dos esqueletos prehistóricos

Sin embargo, una vez superada la euforia inicial, muchos científicos sostienen que posiblemente no nos encontremos ante un ancestro de los humanos modernos, como se afirma en el estudio. “No estoy seguro de si es necesaria la designación de una nueva especie distinta. En el linaje humano hay un rango natural de variaciones en las características de los individuos y los nuevos hallazgos encajan en este rango”, dice Maciej Henneberg, profesor de anatomía antropológica y comparativa en la Universidad de Adelaida, al Centro Australiano de Medios Científicos.

Sigue argumentando que “una de las características usadas por los autores para marcarlo como una nueva especie es la capacidad craneal relativamente pequeña de 420 ml. La capacidad craneal humana es muy variable, no se correlaciona con la inteligencia y, por tanto, algunos individuos dentro de la misma especie, pueden tener una capacidad craneal mayor o menor. No es necesario usarlo como rasgo para separar especies. Comentarios similares se aplican a otras características del nuevo hallazgo. En conclusión: un importante hallazgo que tiene características de transición entre Australopithecus y Homo, pero no necesariamente una nueva especie”.

El Hobbit posee la misma capacidad craneal que sediba

Se sabe que el Homo floresiensis, el "hobbit"’ que vivió en la Isla de Flores en Indonesia hasta hace 12 000 años, tenía una capacidad craneal más o menos igual al Australopithecus Sediba, como otras muchas de las características que mencionan que les llevó a concluir que este fósil es Australopithecus no son rasgos distintivos fuertes y están presentes en otras especies de Homo. La idea global del género Australopithecus es, en realidad, muy vaga. Demasiados paleoantropólogos lo usan como un lugar donde poner cualquier fósil del clado humano que no es Homo (en el “extremo superior”) ni tampoco de los iniciales como Ardipithecus u Orrorin. Digamos que es un cajón de sastre donde los expertos colocan a los descubrimientos sobre homínidos que no saben bien cómo definirlos.

Los restos del sediba yacen indiferentes a nuestro debate sobre su linaje

La conclusión de los expertos es rotunda. “Afirmar que estos nuevos fósiles representan un ancestro de los humanos vivos es equívoco y erróneo”, dice Darren Curnoe, especialista en evolución humana de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Sydney. “Australopithecus sediba es la especie equivocada en el lugar equivocado, y en el momento equivocado. Es demasiado primitivo para ser el ancestro del género humano Homo. Se sabe de fósiles de Homo en África Oriental que tienen medio millón de años. La anatomía del cráneo, dientes y huesos de los miembros del antiguo Homo también tiene un aspecto muy distinto de los de sediba. Finalmente, un número de cráneos clave comparados con los nuevos restos de sediba han sido descritos incorrectamente, llevando a falsas conclusiones sobre su lugar en la evolución humana”, dice Curnoe.

Bueno, quizá el Australopithecus sediba no sea abuelo de los humanos, pero al menos puede contar con la fama de pertenecer a una nueva saga de parientes lejanos. Y con ese apellido tan llamativo se puede permitir el lujo hasta de lanzar un disco de éxito.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por imported_Kir

5 Comments

Leave a Reply
  1. Cuando hablais de eslabones y de cadena evolutiva perdeis todo la credibilidad. Si, no pase del primer parrafo, demasiada eslabonitis.

  2. A Mi también me perdió eso de los parientes y las cadenas evolutivas, tal ves un gráfico del los distintos ancestros y parientes con sus temporalidad ubique mejor a los lectores.

    Los que dice Darren Curnoe:

    “Australopithecus sediba es la especie equivocada en el lugar equivocado, y en el momento equivocado. Es demasiado primitivo para ser el ancestro del género humano Homo".

    Muchas personas entrarían hoy día en esa definición… jajaja jajaja

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Crysis 2 (Trailer)

La NASA modifica su agenda