in

Avión gigante para lanzar cohetes al espacio


Tupolev ANT-20 Maksim Gorky

Lo bueno de ser un millonario exitoso es que siempre que te sientas aburrido puedes embarcarte en una nueva aventura. Un buen ejemplo es el caso de Paul Allen, co-fundador de Microsoft, que ha decidido seguir los pasos de algunos colegas y poner en marcha un emprendimiento relacionado con la industria espacial. Acaba de anunciar su nueva empresa – Stratolaunch Systems– con la que pretende construir un avión apto para lanzar cohetes al espacio. Se trata de un enfoque poco novedoso, pero que de funcionar  proporcionaría a la empresa la satisfacción de haber construido el avión más grande del mundo y -de paso- cambiar para siempre la manera de enviar misiones al espacio.

En los últimos años hemos visto como algunos millonarios exitosos, que casi siempre han construido su fortuna en ámbitos relacionados con la tecnología, deciden montar su propia empresa aeroespacial. Algunos ejemplos incluyen a Elon Musk, fundador de PayPal, que creó SpaceX y a Jeff Bezos que se puso al hombro Blue Origin luego de haberse forrado con Amazon. Ahora ha llegado el turno a Paul Allen, famoso por haber fundado Microsoft junto a Bill Gates en 1975, quien ha decidido que dedicará tiempo y fortuna a poner en marcha un proyecto que -de tener éxito- permitirá enviar cohetes al espacio utilizando como plataforma de lanzamiento un gigantesco avión. La empresa se llama Stratolaunch Systems y el vector de lanzamiento que se lanzará en primer lugar será construido por la empresa SpaceX.

Lanzar cohetes desde un avión no es un concepto nuevo. Pero a diferencia de algunos ensayos y lanzamientos anteriores, el concepto propuesto por Stratolaunch Systems es realmente impresionante. El objetivo de la empresa de Allen es evitar uno de los principales problemas asociados a este tipo de lanzamiento, que solo permitía utilizar cohetes de pequeño tamaño capaces de transportar cargas útiles practicamente insignificantes cuando se las compara con las transportadas por los grandes vectores tradicionales. Para ello intentarán construir el que será el mayor avión de la historia, una bestia de más de 117 metros de envergadura (si, más grande que un Antonov An-225 o el Spruce Goose) y doble casco. A cargo del diseño estará nada menos que Burt Rutan, quien entre otras genialidades ha delineado las naves SpaceShip 1 y 2. La construcción estará a cargo de una empresa de Rutan llamada Scaled Composites, cuyos ingenieros ensamblarán el monstruo de más de 540 toneladas de peso. Para poder volar y llevar su carga hasta la altura de lanzamiento, el avión empleará seis motores idénticos a los que utilizan los Boeing 747. Tendrá una autonomía de más 2400 kilómetros y en principio despegará desde el Mojave Air and Space Port, aunque Allen cree que más adelante podrá operar desde otros aeropuertos, como el del Centro Espacial Kennedy.

El primer vector que se lanzará desde este avión sera construido por la empresa SpaceX. No han trascendido los detalles exactos de este cohete, pero se sabe que será algo muy parecido a un Falcon 9 pero con pequeñas alas. Tendrá unos 37 metros de largo y cinco potentes motores en su primera etapa, suficientes para impulsar sus 223 toneladas de peso. Las alas son para que el cohete pueda mantener su dirección durante el breve planeo que tendrá lugar luego de ser soltado por el avión y hasta que ponga en marcha sus motores. El cohete será capaz de transportar entre 6 y 10 toneladas de carga útil a la órbita baja y aunque el primer lanzamiento está previsto recién para el año 2016, ya son muchos los que intentan ser parte del probable éxito de esta empresa. Es que en Stratolaunch se ha reunido lo más selecto de la industria espacial privada, algo que prácticamente garantiza éxito y dividendos. Por lo pronto, parece que este proyecto de Paul Allen podría proporcionar a los Estados Unidos un reemplazo sencillo y eficaz a la flota de transbordadores espaciales.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Leave a Reply
  1. Lo que si tendrian que esperar que el avion se aleje un poco mas, porque si el cohete estalla al encender seguro que el avion caga fuego. (segun el video)

  2. En mi opinión, este sistema no ofrece muchas ventajas sobre los sistemas actuales, no por el lado del avión, sino por el lado del cohete. Me explico, actualmente los lanzadores comunes deben tener sistemas que expulsen gradualmente el aire del interior de modo que su carga de pago no reviente al abrirse la cofia en el vacío. Esto junto a la necesidad de minimizar el peso del fuselaje provocan que el cohete no pueda soportar fuerzas laterales. Por eso se lanzan verticalmente y con muy poco viento. El colgar el lanzador del avión, junto a las posibles turbulencias y fuerzas del despegue, de ser un cohete actual, lo desmontarían en segundos. Reforzar el casco para poder hacerlo aumenta la masa y disminuye la cantidad de material que se puede poner en órbita.

  3. Me parece que el ahorro viene por el lado del combustible y la lanzadera reutilizable, al despegar el conjunto se aprovecha el flujo de sustentacion sobre las alas , al no ser despegue vertical se ahorra mucho combustible y no es necesaria tanta potencia al despegue como en un cohete tradicional,ademas es reutilizable ya que dicha lanzadera puede aterrizar para ser utilizada nuevamente luego de repostar y demas revisiones.Es por demas obvio que el cohete que porta estará diseñado para ese fin y estaran estudiados todos lo posibles efectos del despegue, turbulencias , etc. Es mi humilde opinion al respecto.

  4. Me parece que el ahorro viene por el lado del combustible y la lanzadera reutilizable, al despegar el conjunto se aprovecha el flujo de sustentacion sobre las alas , al no ser despegue vertical se ahorra mucho combustible y no es necesaria tanta potencia al despegue como en un cohete tradicional,ademas es reutilizable ya que dicha lanzadera puede aterrizar para ser utilizada nuevamente luego de repostar y demas revisiones.Es por demas obvio que el cohete que porta estará diseñado para ese fin y estaran estudiados todos lo posibles efectos del despegue, turbulencias , etc. Es mi humilde opinion al respecto.

  5. Me parece que el ahorro viene por el lado del combustible y la lanzadera reutilizable, al despegar el conjunto se aprovecha el flujo de sustentacion sobre las alas , al no ser despegue vertical se ahorra mucho combustible y no es necesaria tanta potencia al despegue como en un cohete tradicional,ademas es reutilizable ya que dicha lanzadera puede aterrizar para ser utilizada nuevamente luego de repostar y demas revisiones.Es por demas obvio que el cohete que porta estará diseñado para ese fin y estaran estudiados todos lo posibles efectos del despegue, turbulencias , etc. Es mi humilde opinion al respecto.

  6. Me parece que el ahorro viene por el lado del combustible y la lanzadera reutilizable, al despegar el conjunto se aprovecha el flujo de sustentacion sobre las alas , al no ser despegue vertical se ahorra mucho combustible y no es necesaria tanta potencia al despegue como en un cohete tradicional,ademas es reutilizable ya que dicha lanzadera puede aterrizar para ser utilizada nuevamente luego de repostar y demas revisiones.Es por demas obvio que el cohete que porta estará diseñado para ese fin y estaran estudiados todos lo posibles efectos del despegue, turbulencias , etc. Es mi humilde opinion al respecto.

  7. Tendran que utilizar un avion no tripulado?.
    No tiene chiste y aparte, pensar por un momento que en algun lanzamiento el cohete se quedara trabado, saldría de orvita junto con el avión? o si al soltarlo y pasar por el momento de desprendimiento en vez de apuntar para arriba apunta en direcció orizontal? saldría como misil disparado?.
    no, no Liked!

    • #9 Hombre, eso se arregla creando un excelente sistema de anclajes donde la posibilidad de fallo sean nulas. Quien no arriesga no gana, y si te arriesgas pues hay que dar todo para crear algo que no pueda fallar.

  8. Burt Rutan es sin duda un diseñador verdaderamente innovador y regularmente destacan mucho sus diseños de aviones poco comunes, creo que el ahorro de combustible, la ubicación de lanzamiento, una alternativa diferente, la posibilidad de despegar y aterrizar en otros puntos del planeta son ventajas a considerar sobre otros sistemas de lanzamiento (sea launch en el mar y cosmódromos o centros espaciales en tierra).

    Creo que es una propuesta muy interesante y aunque nunca se explotó comercialmente, existe la tecnología para hacerlo ahora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

WLAN Optimizer: Mejora la conexión WiFi

Juegos Online de la Semana (15/12/11)