in

Bally Astrocade: Una verdadera gema escondida en la historia de las consolas de videojuegos (Galería)

Gráficos superiores, controles avanzados, ¡y además programable!

El mercado de las consolas se encontraba en plena guerra a fines de los ’70. La Atari 2600 estaba recaudando millones, y sus rivales no tardaron mucho en aparecer. Una de ellas fue la Bally Astrocade, originalmente conocida como Bally Professional Arcade. Sus ventajas a nivel hardware eran muy importantes, y su diseño permitía un máximo de cuatro jugadores a la vez, pero una serie de demoras combinadas con la salida temprana de Bally y una muy pobre campaña publicitaria limitaron su potencial.

El lanzamiento de la Astrocade fue caótico desde el principio. Los primeros catálogos la presentaban bajo el nombre Bally Home Library Computer, y a fines de 1977 sólo se podía ordenar por correo, pero múltiples demoras en su producción desplazaron todas las entregas a 1978, cediendo varios veces de presencia a la competencia. La situación mejoró un poco luego de que Bally decidiera abandonar por completo el mercado de las recreativas y las consolas, llegando a un acuerdo con la compañía Astrocade. La consola tuvo un segundo lanzamiento en 1981 bajo el título Bally Computer System, pero fue en 1982 que finalmente adoptó la designación Astrocade.

La consola tuvo varios nombres durante su existencia en el mercado

Un chip Zilog Z80 en su interior, dos modos de resolución (aunque sólo se podía acceder a 160 x 102 píxeles de fábrica), 4 kilobytes de RAM (ocupados en su mayoría por el vídeo), y uno de los controles más complejos de la época le daban forma a la Astrocade. Su sistema de cartuchos para los juegos no sólo resolvía los problemas de escasez de memoria, sino que también habilitaba el uso de entornos como BASIC, programable a través de la calculadora incorporada en la consola. Los controles eran una combinación de joystick, gatillo y potenciómetro, indudablemente superiores en cuanto a cantidad de movimiento, pero muy propensos a fallar.

El total de cartuchos oficiales para la Bally Astrocade asciende a 28, sin embargo, algunos de ellos incluían dos títulos, por lo que el número final de juegos es mayor. Ms. Candyman, ICBM Attack y Sea Devil son los tres juegos más raros de acuerdo con los coleccionistas, con precios que llegan a los 1.700 dólares por cada cartucho. ¿Te gustaría verlos en acción? Si la respuesta es afirmativa, tienes dos opciones: Reproducir el vídeo que compartiremos a continuación, o visitar el Internet Archive y jugar con su emulador. ¡Gracias zadoc, por subir tantas lindas imágenes de tu consola!


Tú puedes crear un post como este ¡Crea un post ahora!

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

2 Comments

Leave a Reply

Responder a Racso Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

La «magia» de Disney que reescribe las leyes de copyright

Tiradero Visual de la Semana (N°26)