in

Biocombustibles a partir de algas

Solazyme y Chevron han firmado un acuerdo para desarrollar un proceso industrial que permite obtener combustibles a partir de las algas. Esta noticia llega en medio de la polémica acerca de si los biocombustibles son o no una alternativa menos perjudicial para el medioambiente que el uso de combustibles fósiles, y podría cambiar el futuro de esta tecnología.

El petróleo, tarde o temprano, se va a acabar. A la hora de estimar plazos, los expertos no se ponen de acuerdo, pero en general se acepta que hay reservas disponibles para otros 30 o 40 años. La quema de combustibles fósiles también es responsable, en un gran porcentaje, del calentamiento global.

Una de las alternativas que se barajan para sustituir el petróleo es la obtención de combustibles a partir de la destilación de biomasa. En palabras simples, transformar vegetales en diesel. Esta postura es la que impulsan sobre todo algunos países del primer mundo, con EE.UU. a la cabeza. En principio no parece ser una mala idea, al fin y al cabo, siempre se puede volver a sembrar maíz o soja y obtener la cantidad de biocombustible que se desee. Pero esto quizás no sea tan así.

algas-marinas
Algas Marinas

Es que para obtener unos pocos litros de combustible hacen falta cultivar centenas de metros cuadrados de (por ejemplo) soja, y en muchas regiones del mundo el terreno cultivable esta destinado por completo a la producción de alimentos. No se puede dejar de comer para poner combustible en el coche.

Pero la empresa Solazyme ha puesto a punto un proceso que puede obtener diesel a partir del procesado de grandes cantidades de algas, lo que permite conservar las tierras aptas para el cultivo para la producción de alimentos. Según los voceros de la empresa, una superficie cultivada con algas es capaz de producir 50 veces más combustible que la superficie equivalente de soja.

Solazyme es una empresa de investigación en biología sintética radicada en San Francisco, y ha firmado un acuerdo con una división del gigante del petróleo Chevron para desarrollar un proceso industrial que permita la aplicación a gran escala de su procedimiento. No es extraño que sea una empresa vinculada a la extracción de petróleo la que se haya interesado por Solazyme, sencillamente deben evolucionar para no desaparecer.

Las algas en general dependen de la fotosíntesis para transformar el C02 en los azúcares y aceites que posteriormente son transformados en combustible. El procedimiento desarrollado por Solazyme ha resuelto uno de los principales obstáculos para la producción industrial de biodiesel a partir de las algas: la alta concentración de aceites (pueden llegar al 50%) las convierten en ideales para producir biodiesel, pero se necesita mucha energía para producir grandes cantidades de algas.

Solazyme ha desarrollado un método que les permite producir algas a gran escala y sin necesidad de utilizar luz, lo que mantiene el coste económicos del proceso lo suficientemente bajos como para que resulte rentable.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

2 Comments

Leave a Reply
  1. Me parece una buena alternativa y si esto puede ser útil para el futuro es realmente un gran avanza. He agregado esta noticia a nuestro portal de noticias en donde será votada por los usuarios de Gritala.net además estáis invitados a añadir vuestras noticias del blog cuando gusten Saludoss

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El mapa de las epidemias del futuro

Prueban vacuna contra el cáncer de pulmón