in ,

BlinkWashing: Campaña interactiva de Virgin en YouTube

En lo personal, sigo pensando que la última gran “campaña interactiva” en la Web fue la que llevó a cabo Old Spice combinando vídeos personalizados y mensajes vía Twitter. Esta vez, es Virgin Mobile quien presentó a BlinkWashing, un vídeo en el que el usuario sólo debe pestañear frente a su webcam para modificar su contenido.

El mundo de la publicidad ha consumido una gigantesca cantidad de recursos tratando de comprender y aprovechar a esa maravillosa herramienta de comunicación llamada Internet. Algunas empresas fracasaron estrepitosamente en el intento. Todavía recuerdo el ruido que provocó la salida de General Motors en Facebook, y el miedo sobre un teórico efecto dominó que nunca se materializó. En la otra acera, tenemos compañías que han usado Internet para refinar lo que de por sí ya son campañas exitosas, que han logrado acuerdos inusuales (un ejemplo sería Nestlé con Google en Android KitKat), y que exprimieron lo mejor de las nuevas tecnologías, como Old Spice y Wieden+Kennedy a partir de “The Man Your Man Could Smell Like”, que posee más de 45 millones de reproducciones en YouTube.

 

Ahora, una nueva apuesta a la interacción directa con los usuarios llega a través de Virgin Mobile, que junto a la división New York de la agencia Mother ha lanzado a BlinkWashing. La idea principal es que el usuario/consumidor reciba información sobre su plan de 35 dólares mensuales, de un modo muy extraño, pero llamativo. Nadie en su sano juicio estaría dispuesto a tolerar un anuncio de casi tres minutos, sin embargo, la diferencia radica en que el contenido del vídeo cambia cada vez que el usuario parpadea. En total, el vídeo está compuesto por veinticinco escenarios relativamente absurdos, como un gorila comiendo panqueques (?). Si tomamos un promedio de dieciséis clips por reproducción, estaríamos frente a un comercial con más de dos millones de combinaciones posibles. La parte más complicada del proyecto no fue registrar el parpadeo (basado en un reconocimiento facial limitado a los ojos) sino lograr una transición correcta entre los vídeos. Para ello, se reproducen cuatro vídeos a la vez, uno al frente y los otros tres en segundo plano. Cuando el usuario parpadea, el salto al siguiente vídeo no tiene interrupciones. La idea es buena, aunque el requerimiento de una webcam tal vez limite un poco su exposición. (No dejes de hacer clic en el enlace más abajo si tienes webcam y deseas probarlo.)

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

“Linux es el futuro de los videojuegos”

Desarrollan “condón USB” para proteger smartphones