in

Científicos confirman la existencia de ondas gravitacionales

Cien años atrás, Albert Einstein predijo la existencia de ondas gravitacionales a través de su Teoría de la Relatividad General. Durante el día de ayer, un grupo internacional de científicos a cargo del LIGO (siglas para Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory) anunció la primera detección directa de estas ondas. Este descubrimiento no sólo finaliza una carrera que se extendió por casi un siglo, sino que da inicio a todo un nuevo campo de investigación.

El experimento LIGO (Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory) nació en el año 1992 como un esfuerzo sostenido por varias universidades, entre las que se destacan el MIT y Caltech. En total, más de 900 científicos de todo el mundo han colaborado con LIGO para hacer un solo descubrimiento: Detectar ondas gravitacionales. La primera vez que se habló de estas ondas fue entre 1916 y 1918, años en los que Albert Einstein publicó algunos textos anticipando su existencia. El experimento LIGO «escuchó» durante trece años, hasta que el pasado 14 de septiembre de 2015, luego de algunas actualizaciones, llegaron los resultados. Cuando decimos «llegaron», es con un énfasis muy especial, ya que las ondas viajaron durante 1.300 millones de años a la velocidad de la luz.

Ondas gravitacionales
Representación artística de cómo son generadas las ondas gravitacionales por dos agujeros negros a punto de unirse

En el anuncio oficial de ayer, el director ejecutivo de LIGO David Reitze y varios miembros del equipo científico compartieron detalles específicos con la prensa. Las ondas gravitacionales son causadas por eventos de una magnitud escalofriante, y en este caso, su origen fue la aproximación, colisión e inevitable unión de dos agujeros negros con 26 y 39 masas solares aproximadamente. ¿Qué tan seguros están de esto? Matthew Evans, profesor de física en el MIT y uno de los colaboradores en LIGO, habló de «Sigma 5.1 como mínimo», o sea que la probabilidad de error es de una en seis millones. Este resultado de LIGO equivale, por lejos, a la medición más precisa jamás hecha por la especie humana.

¿Por qué es tan importante esta detección? Bueno… ¿por dónde empezamos? Los científicos han dicho varias cosas en las últimas horas. Primero, que abre las puertas a la astronomía gravitacional. Segundo, que confirma la existencia de los agujeros negros. Y tercero, que revela la primera «fusión» de agujeros negros, algo que hasta aquí era una predicción más. En nombre del escepticismo científico, el único camino es seguir investigando y acumulando datos, pero no podemos negar que sus responsables se sienten muy felices, y muy confiados, con este descubrimiento. ¿Premio Nobel en puerta…?

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Batman v Superman: Dawn of Justice (Trailer final)

1.500 ejemplares de shareware para Windows 3.1, en tu navegador