in

Científicos japoneses transmiten energía eléctrica a 55 metros de distancia


Uno de los grandes objetivos que tiene la ciencia es desarrollar un método viable para transmitir energía eléctrica de forma inalámbrica. Resolver con éxito ese problema daría paso a fuentes mucho más avanzadas, como las granjas solares en órbita. Recientemente, un grupo de científicos bajo el ala de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial logró transmitir casi dos kilovatios a través de una distancia de 55 metros, utilizando microondas.

Eliminar nuestra dependencia de los cables cambiaría por completo las reglas en el mundo de la generación de energía. Cada vez que hablamos sobre transmisión inalámbrica de electricidad entramos en el territorio de Nikola Tesla, pero en esta oportunidad llegamos a las costas japonesas. Un grupo de científicos perteneciente a la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial anunció que han logrado transmitir un total de 1.8 kilovatios a través de un espacio de 55 metros. Obviamente no es el primer experimento de esa clase, pero enviar casi dos kilovatios de electricidad (suficiente para operar una jarra eléctrica) instala una nueva marca.

Energía inalámbrica
Lamentablemente, faltan unos 25 años…

Entre los dispositivos móviles ya podemos encontrar algunas alternativas de carga inalámbrica, pero todas ellas requieren que el smartphone o la tablet estén en contacto con una base compatible. En otras palabras, no hay cables, pero tampoco hay distancia. La transmisión inalámbrica de energía eléctrica es muy importante ya que al momento de obtener energía solar, nuestra propia atmósfera y las condiciones climáticas de turno pueden jugar una mala pasada. Los científicos japoneses utilizaron tecnología de microondas para realizar la transmisión, con un alto nivel de precisión. En teoría, una granja solar (o por qué no un conjunto de satélites) podría recolectar energía en órbita y transmitirla vía microondas a una estación compatible en la superficie, con pérdidas mínimas.

El valor de esta tecnología es inmenso, no sólo a nivel mundial, sino también para Japón, que continúa su alejamiento de sistemas nucleares y otros combustibles convencionales. Aún así, el portavoz de la agencia espacial fue rápido a la hora de disminuir expectativas. De acuerdo a los cálculos actuales, habrá que esperar por lo menos hasta el año 2040 para ver una aplicación práctica.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Observa a una IBM Selectric en acción

Algorithmia: Tienda virtual de algoritmos para desarrolladores