in

GeekyGeeky

Cómo transformar a un coche en un control para juegos de carreras

Y es más barato que un volante dedicado… sin contar al vehículo


¿Te gustan los juegos de carreras? La calidad de algunos simuladores es extraordinaria, pero si quieres disfrutarlos al máximo, lo más probable es que debas invertir cientos de euros en un volante de buena reputación, con sus correspondientes pedales y palanca de cambios. Sin embargo, el mundo del DIY nos permite «subir de nivel» y transformar coches enteros en controles compatibles con Xbox y PC. ¿La mejor parte? La combinación de componentes puede llegar a ser más económica que un volante dedicado.

Es probable que nuestros lectores recuerden al proyecto CAN Joystick de Andrew Rossignol. Básicamente, lo que hizo fue crear un adaptador que utiliza los puertos OBD de un Cadillac ELR para convertir a sus controles en un gamepad compatible con Linux. A esto se suman ideas muy similares, entre las que se destaca el Chevy Volt que usó Adam Ringwood para jugar Super Mario Kart 64. El punto es… que no se trata de una locura. Los vehículos modernos cuentan con interfaces cada vez más avanzadas, y eso los convierte en tierra fértil para los entusiastas.



Así descubrimos a Nishanth Samala y su historia. Mientras disfrutaba de una intensa carrera en la vida real a bordo de su Subaru BRZ, el motor decidió tirar la toalla, y obtener un reemplazo adecuado tomaría un buen tiempo. Los esfuerzos de Nishanth se enfocaron en no perder «horas de vuelo», por lo tanto, decidió «reutilizar» al resto del coche como cabina de simulación.


El Macchina M2, un aliado extraordinario para liberar todo el potencial de tu coche

El componente principal para semejante transformación es un módulo Macchina M2 que «escucha» al tráfico CAN a través del puerto OBD2. Con la ayuda de un «breakout board» de 10 dólares y la intervención de un Xbox Adaptive Controller (necesario para rodear el requerimiento de «hardware oficial») el M2 emula a un joystick y envía los comandos vía USB, con soporte Xbox One (y por extensión, también PC).



Ambos vídeos están basados en un Subaru Forester del año 2015 y no en el BRZ, pero no hay dudas de que la conversión funcionará en cualquier vehículo con características similares, y la amplia compatibilidad del Macchina M2 (siempre que estemos dispuestos a ensuciarnos las manos) vuelve más sencillo a todo este proceso. Tal vez no sea algo ideal para principiantes, pero se ve genial de todos modos, y creo que vale la pena el esfuerzo.


Sitio oficial: Haz clic aquí


Reportar

Escrito por Lisandro Pardo

¿Qué te pareció?

Comentarios

Leave a Reply
  1. Ahora solo hace falta pasar el video a un proyector (ubicado encima del auto), y proyectar en la parede del frente del garage para tener toda una experiencia 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Toy Story 3

«Toy Story 3 IRL»: La película completa en stop motion con muñecos reales

¡Desinstala Avast! Una filtración revela la venta de datos de sus usuarios