in

Corot-7b, el exoplaneta más parecido a la Tierra.

Un equipo de astrónomos europeos, dirigidos por Didier Queloz, ha revelado el descubrimiento de Corot-7b. Se trata de un nuevo y prometedor exoplaneta, que tiene el mismo tamaño que la Tierra. En efecto,  Corot-7b es el planeta cuya densidad y tamaño más se parecen al nuestro, aunque la relativamente corta distancia que lo separa de su estrella lo hace poco apto para la vida.

La misión Corot (Convection Rotation and planetary Transits), un esfuerzo conjunto de la Agencia Espacial Francesa (CNES) y la Agencia Espacial Europea (AES) tiene como principal objetivo la búsqueda de planetas extrasolares, especialmente aquellos que poseen un tamaño similar al terrestre. El satélite Corot fue lanzado el 27 de diciembre de 2006 desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajistán, convirtiéndose en la primera misión de su tipo. Está equipado con un telescopio de 27 centímetros de diámetro y 4 detectores CCD.

Corot analiza el brillo de las estrellas, buscando las pequeñas reducciones que tienen lugar a intervalos regulares. Estas variaciones periódicas implican la existencia de un planeta en órbita en torno a ellas. Corot es lo suficientemente sensible como para detectar planetas rocosos con una masa aproximadamente igual a la de la Tierra, y eso es justamente lo que ha hecho. Tal como lo ha anunciado un equipo de astrónomos europeos, dirigidos por Didier Queloz, el satélite ha detectado un planeta que posee características físicas -como la densidad y el tamaño- muy similares a la Tierra. Su diámetro es de aproximadamente 1.7 veces el de la Tierra, su masa unas 5 veces mayor que la de nuestro planeta y orbita una estrella denominada Corot en la constelación Monoceros.

Corot-7b, en tránsito frente a su estrella.

El nuevo planeta orbita su estrella a una velocidad de 750,000 kilómetros por hora, unas siete veces más rápido de la velocidad con la que la Tierra gira alrededor del Sol. El tamaño de su órbita es muy pequeño, ya que el planeta se encuentra a solo  2,5 millones de kilómetros de distancia de su estrella. Esto, en términos astronómicos, es un valor casi ridículo: es unas 23 veces menor a la distancia que separa a Mercurio del Sol. Semejante cercanía tiene importantes implicancias para Corot-7b. Por un lado, la duración de su “año” es sumamente pequeña, ya que el planeta da una vuelta completa alrededor de su sol en solo 20 horas.

Las temperaturas que soporta el planeta son extremas.
Durante el día, la superficie soporta una temperatura que supera los 1500 grados centígrados, y durante la noche cae abruptamente hasta los doscientos grados bajo cero. A pesar de las similitudes físicas, estas temperaturas extremas lo hacen inadecuado para cualquier forma de vida terrestre, incluidas las aguerridas bacterias extremofilas. El planeta y su estrella se encuentran a unos 500 años luz del sistema solar.

En realidad, Corot-7b fue detectado a principios de año, y el hallazgo presentado el 3 de febrero en el el marco del COROT Symposium 2009 que se realizó en París. Sin embargo, los astrónomos acordaron no hacer público el descubrimiento hasta no estar seguros de todos los detalles relacionados con el nuevo exoplaneta. Es habitual que se descubran planetas gigantescos, del tamaño aproximado de Júpiter, ya que su inmenso tamaño los hace más fáciles de detectar. Esto hace tan especial el hallazgo. “Corot-7b es el mundo que hace que valgan la pena todos los esfuerzos que se han hecho hasta ahora”, afirmó Queloz.

Corot analiza el brillo de las estrellas.

El astrónomo Ignasi Ribas, copresidente del Comité Científico del Congreso "Senderos hacia planetas habitables", se mostró muy optimista al respecto, y aseguró que “esto sólo es el principio”. El científico está convencido de que el descubrimiento del primer mundo realmente habitable no  demorará más allá de una década. Sin duda, cuando ocurra será toda una noticia.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

11 Comments

Leave a Reply
  1. Yo ya me habia emocionado con eso de similar a la tierra T_T

    Por cierto, decir similar a la tierra y depués todas esas diferencias es un poco contradictorio ¿no?

    Claro que, si este es el más parecido ya me imagino los menos jaja

    • Si este es el mas parecido ya podemos ir preparando una buena crema solar jajaja!

      Por cierto, la estrella se llama Corot igual que la misión Corot por algo?

  2. Parecido a la tierra por redonda o que? ja ja ja

    Hay que estar preparados para una migracion de la humanidad a un planeta como estos
    No vaya a ser que depronto nos insolemos en el dia y quedemos mas frios que el polo sur en la noche y ademas 20 horas dura el giro completo al rededor del sol.
    La vejez seria prematura

    Que locura pensar todo eso (Solo son estupideces)

  3. Teniendo en cuenta que la mayoria de los exoplanetas descubiertos son gaseosos y tropocientas veces mas grande que la Tierra… pues oye, debe de ser el más parecido.

  4. Oigan, ya en cerio USTEDES LOS EDITORES ¿no estarán haciendo una competencia interna para ver quien tiene mas lectores y quien no y por lo tanto tiene que poner títulos extravagantes para atraer "lectores"? por que a mi se me hace que si…..

    Pues que contrariedad igual yo me emocione pero vamos, no perdamos las esperanzas por que aunque algún día encontremos planetas parecidos a la tierra (incluso con las condiciones a la tierra) primero tendremos que generar tecnología para poder colonizarla por que —
    1-hey encontramos un planeta igual a la tierra!!!!
    2-que bien!! ¿y ahora?
    1-y ahora pues ya la encontramos ahora vamos a colonizarla.
    2-pero necesitamos tecnología para eso y nos llevaremos años para poder lograrlo.
    1-¡¡COÑO!!
    Pero pues este exoplaneta no tiene parecido en nada, aunque soy creyente de la rehabilitación (resucitación) de marte para poder acondicionarla cuando podamos ir a ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El misterio de los 5 animales imposibles

Virus cuánticos: Virus y física cuántica