in

Crean baterías que no necesitan recargarse nunca

Si le preguntásemos a un grupo de usuarios de dispositivos móviles que mejorarían en sus aparatos, seguramente la mayor parte de ellos mencionaría la duración de sus baterías. El tiempo que nuestros dispositivos se mantienen “vivos” depende de la carga que pueden almacenar sus baterías, y esta nunca parece ser suficiente. Pero un trabajo realizado por un grupo de investigadores de la Universidad RMIT de Melbourne y de la Universidad Nacional de Australia podría proporcionarnos baterías que no necesitarían ser recargadas prácticamente nunca. ¿Quieres saber cual es el truco? ¡Sigue leyendo!


Uno de los aspectos más difíciles de mejorar de los dispositivos móviles es la duración de sus baterías. En los últimos diez años hemos pasado de aparatos grandes, dotados de pantallas monocromas y capaces de funcionar unas pocas horas sin ser recargados a otros más pequeños, con coloridas pantallas y capaces de funcionar solo unas pocas horas entre recargas. Bromas aparte, y aunque la duración de las baterías ha mejorado un poco en los últimos tiempo -en buena parte por que los nuevos gadgets consumen menos energía que los viejos- lo cierto es que el tiempo de uso que proporciona cada recarga siempre es insuficiente. Pero si el dispositivo que han desarrollado los investigadores de la Universidad RMIT de Melbourne y de la Universidad Nacional de Australia se convierte en un producto comercial, todo esto será cosa del pasado.

El grupo, del que forma parte Madhu Bhaskaran, ha publicado en el último número de Advanced Functional Materials un artículo en el que explican como una serie de delgadas láminas piezoeléctricas puede generar electricidad en cantidad suficiente como para alimentar una buena parte de los aparatos electrónicos portátiles que utilizamos a diario. La electricidad de produce cuando las láminas son presionadas y, tal como lo explica el propio Bhaskaran, “podrían ser integrados en el interior de las zapatillas para correr y producir la electricidad suficiente como para cargar un teléfono móvil.” La capacidad de producir energía de este paquete de láminas piezoeléctricas es tal, que el equipo que las ha desarrollado cree que podrían integrarse en las laptos, “que podrían ser abastecidos mediante el tipeo normal”. Si eso te suena demasiado bueno para ser cierto, espera a leer el siguiente párrafo.

Madhu Bhaskaran cree que el invento puede incluso “convertir la presión sanguínea en una fuente de poder capaz de alimentar un  marcapasos”. Si los cálculos que ha hecho su equipo son correctos, este tipo de fuente de alimentación nos proporcionaría “baterías” capaces de alimentar dispositivos virtualmente para siempre. Y en las comillas de “baterías” es donde está el truco. A pesar de que el equipo y el artículo que hemos leído se refiere este invento como una clase de batería, en realidad se parece más a un generador. Hasta donde hemos podido entender, las láminas generan la energía, ésta se almacena en una batería, y de allí se entrega al aparato que la necesita para funcionar. Por supuesto, esta suerte de “diferencia semántica” nada cambia, y el dispositivo puede -por fin- independizarnos de los cargadores de baterías y, lo que es mejor, proporcionarnos energía limpia que no ha contaminado el planeta al ser generada.

Reportar

¿Qué te parece?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Proyecto Termes: Robots autónomos construyendo mini estructuras

Ford CoCarx: Sistema de comunicación colaborativo y automático entre vehículos