in

Crean «marionetas digitales» de personas famosas

En más de una ocasión hemos visto los rostros de actores famosos digitalizados para su participación en un videojuego. Este proceso requiere de tecnologías como la captura de movimiento, lo que equivale a un esfuerzo enorme de todas las partes involucradas. Sin embargo, en la Universidad de Washington han desarrollado un sistema capaz de crear réplicas digitales de un famoso usando como fuente fotografías de paparazzis, y aplicando algoritmos de rastreo facial sobre ellas. El resultado, es excelente.

Muchos quedaron sorprendidos con la actuación de Kevin Spacey en Call of Duty: Advanced Warfare. Y también es correcto decir «actuación» porque no sólo prestó su voz para el personaje de Jonathan Irons, sino también su imagen. No es la primera vez que sucede esto, y ciertamente no será la última. Tanto Ellen Page como Willem Dafoe hicieron lo mismo en Beyond: Two Souls, y se confirmó la aparición de Nathan Fillion en Halo 5. Por supuesto, la lista es mucho más larga, pero imagino que una buena parte del atractivo en digitalizar a un famoso es el desafío técnico que impone. La captura de movimiento y el escaneado láser son tecnologías de precisión, pero eso no quiere decir que se trate de soluciones mágicas. Por otro lado, debemos considerar la disponibilidad física del actor o la actriz. Compromisos de alto nivel, viajes al otro lado del mundo y agendas caóticas pueden convertir en imposible la participación de alguien específico en un videojuego, a menos… que su imagen venga de otra parte.

 

Eso es exactamente lo que ha logrado un grupo de investigadores estacionado en la Universidad de Washington. En esencia, el sistema no depende de la captura de movimiento tradicional, sino que utiliza como fuente fotografías, ya sean de promoción, o capturadas en un apuro por el paparazzi de turno. Lo más interesante es que cada rostro se convierte en una especie de «marioneta digital». A la hora de aplicar un vídeo para dar movimiento a la escena, el famoso no sólo puede usar «su» cara, sino también la de otros. Es bastante extraño escuchar al amigo Arnold con la voz de Kevin Spacey, pero el sistema hace a ese truco completamente viable.

Otro aspecto para tener en cuenta es la utilización de las imágenes pertenecientes a actores fallecidos. El caso de Furious 7 con la introducción digital de Paul Walker habla por sí solo, y los 1.500 millones de dólares en recaudación brindan un respaldo contundente. Si los expertos logran refinar a esta tecnología, la posibilidad de ver a viejos rostros conocidos en videojuegos o películas animadas es bastante grande. Aún así… existe el detalle de los derechos. A modo de ejemplo, el T-800 en Terminator: Salvation tuvo el rostro de Arnold sólo porque el actor decidió ceder su imagen para el proceso de CGI. Calculo que los famosos interesados estudiarán con mucho cuidado cualquier propuesta que apunte a utilizar su imagen como avatar digital si esto gana más tracción…

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

3 Comments

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Safety Truck: El camión «transparente» de Samsung para evitar accidentes

Nueva batería inspirada en el arte del kirigami se puede estirar y contraer