in

Dead to Rights: Retribution (adelanto)

Si bien el primer Dead to Rights tuvo varios puntos a favor (más allá de que algunos lo consideraron una copia de Max Payne), lo cierto es que tanto su secuela como su precuela no estuvieron entre los favoritos de los jugadores. Por esta razón se puede decir que la saga de Dead to Rights es una que quedó un poco golpeada, y cuando esto sucede, los desarrolladores pueden darse el lujo de ignorar todo lo presentado hasta ahora y comenzar desde cero con un juego diferente. Dead to Rights: Retribution sigue contando tanto con Jack Slate como con su inseparable compañero Shadow, pero con gráficos y efectos adaptados a los sistemas actuales, además de un sistema de combate que promete ser bastante interesante.

Cada vez que sale un juego similar al primer Max Payne (el tercero está muy cerca), me preocupo. Y lo hago de verdad, porque quien haya jugado al primer Max Payne sabe que ese juego es intocable. Uno podía sentir el frío de la nieve a la que debía desafiar Max en cada escena, sin mencionar a la hora de maleantes que querían llenarlo de agujeros. Max Payne se convirtió en un referente, y el "bullet time" también. Algunos juegos han sabido tomarlo prestado mejor que otros, y uno de ellos fue el primer Dead to Rights, originalmente para la Xbox, pero luego con versiones para GameCube, PlayStation 2, y Windows. Los juegos siguientes, una secuela y una precuela, no estuvieron a la altura de las expectativas, y por unos cuantos años se consideró que las aventuras de Jack y su perro Shadow habían terminado, hasta que en abril pasado se hizo el anuncio de un nuevo Dead to Rights, aunque con una vuelta de tuerca: Iban a hacerlo todo de nuevo.

Más allá de las similitudes, digamos que este Dead to Rights será para los anteriores lo que la nueva Battlestar Galactica fue para la primera, o sea que habrá cierto respeto por los personajes principales, pero en cuanto al resto, todo quedará en las manos de los desarrolladores. Probablemente lo más destacado que se ha visto hasta ahora sobre Retribution es el sistema de combate. Jack puede realizar combinaciones muy llamativas, además de desarmar a un oponente, y utilizarlo como escudo frente al fuego enemigo. Si el escudo trata de zafarse, Jack puede golpearlo de nuevo para mantenerlo quieto, y luego rematarlo por sí mismo, o con la ayuda del fiel Shadow, que más que un perro siberiano, es una verdadera máquina de pelear.

En otras palabras, Dead to Rights intentará comenzar de nuevo. Esto deja en evidencia que la antigua línea que había seguido la serie no podía ser defendida de ninguna forma, o al menos no sin sufrir un terrible impacto a la hora de vender el juego. Aún así, las cosas no parecen haber comenzado del todo bien. Cuando se anunció en abril, se esperaba que Retribution logrará llegar a las estanterías antes del final de este año, pero ya ha sido empujado hacia el año entrante para su salida definitiva. Tal vez lo más preocupante es que no haya una fecha fija, pero estaremos con los radares encendidos de todas formas. Dead to Rights: Retribution estará disponible tanto para Xbox 360 como para la PlayStation 3.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

One Comment

Leave a Reply

Responder a saglik Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Se anuncia nuevo procesador de cien núcleos

GeoCities ha muerto, ¿te importa?