in

Descubren que el grafeno se “auto-repara”

¿Acaso hay algo que el grafeno no pueda hacer? Hay conceptos que lo ubican en transistores, memristores, baterías, circuitos, y memorias. También puede desalinizar agua, o formar parte de armaduras extremadamente livianas y resistentes. Tal vez le falten una cosa o dos grafeno, pero repararse a sí mismo, eso no le falta. Un equipo de la Universidad de Manchester, liderado por una eminencia del grafeno como es Konstantin Novoselov, ha descubierto que luego de hacer un pequeño agujero en una lámina de grafeno, sólo fue necesario agregar carbono para que el grafeno pueda “tejer” el agujero y cerrarlo.

“El componente milagroso”, “el material de Dios”… el grafeno ya tiene su cuota de nombres coloridos, y los seguirá teniendo a medida que se descubran más aplicaciones para este sorprendente alótropo del carbono. Como ha sucedido con otros tantos materiales, el grafeno todavía debe superar las barreras de la producción en masa y el bajo costo. La historia nos muestra que otros materiales han estado en una situación similar (a modo de ejemplo, el aluminio llegó a ser más caro que el oro antes del descubrimiento del proceso Hall–Héroult), pero ya se están explorando métodos que podrían disparar la producción de grafeno en el corto plazo. Se le conocen propiedades extraordinarias, aunque recientemente se ha descubierto otra virtud más en el grafeno: Puede repararse a sí mismo, sin estimulación alguna.

El descubrimiento fue realizado por un equipo de físicos de la Universidad de Manchester, cuyo líder es nada menos que Konstantin Novoselov, Premio Nobel de Física en 2010, y un nombre recurrente en nuestro sitio cada vez que se menciona al grafeno. El equipo decidió disparar un rayo de electrones sobre una lámina de grafeno, causando un pequeño agujero en ella. Al agregar átomos de paladio y níquel, lograron estabilizar el tamaño del agujero. Sin embargo, cuando agregaron algunos átomos de carbono al agujero, el paladio y el níquel fueron desplazados, provocando que el grafeno comenzara a “tejer” el agujero, cerrándolo por completo.

La “calidad” de la reparación depende del tipo de carbono introducido. Si el carbono es puro, el patrón es exactamente igual al que exhibe la lámina de grafeno, pero cuando usaron un hidrocarburo, el patrón fue mucho menos uniforme. Esto ha llevado a los físicos a preguntarse si tal vez, todo lo que se necesita para fabricar grafeno sea proveer al material de una base sólida, para luego introducir carbono puro y dejar que actúe por su cuenta. Por supuesto, esto también nos hace pensar en una enorme cantidad de aplicaciones, pero si todo lo que necesita el grafeno para repararse a sí mismo es una fuente de átomos de carbono, entonces su utilidad habrá saltado varios escalones de un solo movimiento.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

19 Comments

Leave a Reply
  1. Si haces una estructura de grafeno, o que tenga una malla de grafeno o cualquier cosa de grafeno, y este tenga una grieta, en vez de taparlo con yeso, podiras simplemente ponerle carbono y se repararia por completo, no seria un parche como las estructuras normales

    Seria muy interesante

    Incluso si tenemos suficiente nanobotica, podriamos hacer que los nanobots, lleven cargas de carbono, por la estructura, reparandola automaticamente

  2. Pronto vestimenta entretegida molecularmente sin coseduras de pro medio eso seria de peluches si se rompe un poquito de carbon y listo jajajaja de lujo!!!! yea "THE MASTER"!!!!

  3. Acabo de darme cuenta… ¿si le pones carbono en contacto con cualquier parte del material no se podra construir una estructura de grafeno con una forma totalmetne diferente a la forma primaria a partir de un poquito de grafeno?

    ¿da para pensar no? 😀

  4. Tengo tiempo siguiendo notas y novedades sobre el grafeno, pero esta noticia no se porque me hizo recordar particularmente al extremis de tony stark

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Un coche propulsado a hélice que “le gana” al viento

Oculus Rift: El casco de Realidad Virtual de John Carmack