in

Thug lifeThug life ¡Pero qué c...!¡Pero qué c...!

El Efecto Lucifer: Cómo la gente buena se vuelve mala


El que nunca ha cometido una maldad, que levante la mano. No importa que haya sido sin intención o que nos carcoma la conciencia. Dadas ciertas situaciones, la gran mayoría sucumbe a un poco de crueldad, aunque sólo sea una oración incisiva.

A diferencia del nuevo pontífice, Juan Pablo II afirmó que el Cielo y el Infierno estaban dentro de cada uno de nosotros. Y no hace falta ser católico para creer en esta afirmación, ni hace falta hablar en términos de un paraíso o llamas eternas. Basta con mirarnos a nosotros y a los demás, con recordar momentos en que nuestra voluntad de hacer “lo correcto” fue quebrada. Basta con intentar debatir sobre la definición del “Bien” o el “Mal” con personas de diferentes culturas y darnos cuenta de que no hay absolutos. Todos tenemos un lado oscuro y lo que nos hace buenos es la capacidad de resistirnos a él. Darth Vader era malo hasta que las nuevas películas de Guerra de las Galaxias nos mostraron a un Anakin humano, que sólo cometió el error de dejarse arrebatar por sus emociones y ambiciones. ¿Cómo afecta el entorno a una persona? ¿Cómo alguien bueno se vuelve malo?

Philip Zimbardo

El psicólogo Philip Zimbardo realizó un estudio en 1971 que descorrió un velo sobre nuestra naturaleza. Convocó a estudiantes universitarios para una investigación psicológica denominada el Experimento de la Prisión de Stanford. Los voluntarios fueron analizados para comprobar estabilidad psicológica, física y emocional y todos ellos eran jóvenes normales de la clase media. Los estudiantes fueron asignados como prisioneros o guardias al azar y confinados a una prisión montada en el subsuelo de la Universidad de Stanford. El proyecto – planeado para durar dos semanas – fue cancelado a los 6 días por haberse vuelto demasiado real para los participantes. Los prisioneros se volvieron sumisos y depresivos y los guardias se volvieron sádicos y abusadores. La notable transformación se dio en menos de una semana.

Experimento de la cárcel de Stanford

El Experimento de la Prisión de Stanford revive en conjunto con las atrocidades de la prisión de Abu Ghraib en el libro “El Efecto Lucifer: Entendiendo como la gente buena se vuelve mala”. Philip Zimbardo desarrolla una investigación penetrante sobre cómo casi cualquier persona, dada la influencia apropiada, puede abandonar su moral y colaborar en la violencia y la opresión. Sea por acción directa o inacción, la gran mayoría sucumbe ante su lado oscuro cuando se da un ambiente influyente. Más allá de la propia responsabilidad de quien no es suficientemente fuerte para hacer valer su opinión o defender sus valores, Zimbardo destaca cómo los males del mundo son responsabilidad de todos. Como remedio a este problema humano, el psicólogo propone una llamada al heroísmo. Una educación de valentía social en los jóvenes para evitar este tipo de abusos. No habla de superhéroes, habla del poder de la individualidad, de la capacidad de negarse al concepto colectivo, a las órdenes cuando éstas contradicen nuestros principios. En resumen, el coraje de ser marginado por defender nuestra moral. Sólo así una persona buena, puede evitar la maldad que anida en su naturaleza.

“La caída del Lúcifer”, por Antonio Maria Esquivel

Cuenta la Biblia que Lucifer era el ángel favorito de Dios. El más bello, el más poderoso, el más querido. En su soberbia y ambición desafió la autoridad del mismísimo Dios y fue condenado a los abismos para dirigir el Infierno. Y el ángel más esplendoroso se convirtió en la bestia más temible, esa que el imaginario humano denominó Satanás. El Efecto Lucifer, es esta situación en que las personas justifican ser inhumanas con otras, algo que se da en todas las guerras. Los mejores de nosotros podemos ser llevados a cometer maldades bajo las circunstancias sociales adecuadas. Un líder que no nos atrevemos a contradecir, un grupo al que queremos pertenecer, un poder que nos consume la razón.

Zimbardo participó en la defensa de uno de los guardias de Abu Ghraib y, sin desestimar la responsabilidad personal del guardia, destacó la culpabilidad del sistema y de la administración de Bush. En enero de 2004 empezaron a exponerse extremas violaciones a los derechos humanos realizada en la prisión de Abu Ghraib durante el 2003. Los guardias de la prisión deshumanizaron, humillaron y abusaron de los prisioneros Iraquíes de formas horrorosas. Zimbardo, que presenció 24hs de vigilancia de vídeo y audio de la prisión, encontró numerosas analogías con su experimento de la prisión de Stanford. “El Efecto Lucifer…” hace un análisis psicológico sobre como las personas, siendo esencialmente sociales, crean redes y jerarquías al interactuar, formando mentalidades del estilo “nosotros contra ellos” en que se pierden los límites de pensamiento individual. El libro describe cómo los guardias de Abu Ghraib estaban influenciados por actitudes permisivas de sus superiores, en un ambiente de constantes bombardeos y turnos de trabajo de 12hs por 40 días seguidos. Como agregado, ninguno de estos guardias tenía un entrenamiento adecuado en la labor, sino que eran reservistas que ni siquiera estaban adiestrados para estar en zona de combate. Los reservistas en zona de combate no tienen jerarquía y este conocimiento lleva a una persona a querer hacer valer su derecho de estar cumpliendo una labor que supera su rango. Y la forma más directa de hacerlo es aplicar su superioridad en alguien inferior. En este caso, los prisioneros.

Torturas en Abu Ghraib

Zimbardo destaca que los guardias de Abu Ghraib debieron enfrentarse a un aumento de prisioneros de 200 a mil en sólo tres meses, entre los cuales había personas mentalmente enfermas o con tuberculosis. Y la única respuesta que tuvieron de sus superiores para enfrentar la situación fue “Es una zona de guerra. Hagan su trabajo. Hagan lo que sea que tengan que hacer”. ¿Cómo responde uno a una situación que se le va de las manos? ¿Cuándo deja de ser importante la otra persona, cuándo deja de ser humano? Toda nuestra bondad puede esfumarse en un segundo cuando perdemos perspectiva. Si sales de Safari y un león te salta encima, instintivamente protegerás tu vida. Si tienes algún poder sobre el animal, si tienes un arma, le dispararás. Y no habrás sido malvado, estabas defendiendo tu vida y era sólo un animal. Cuando deshumanizamos el entorno y nos sentimos amenazados, respondemos de la misma forma, pero habiendo humanos en el medio y una rutina en el proceso, nos volvemos malvados.

Si eres enviado a detener una manifestación sin ser policía, sin el entrenamiento adecuado, pero con una pistola con balas de goma y el correspondiente garrote. ¿Cuánto tiempo resistirás golpear a tus agresores? Si tus compañeros están atacando a diestra y siniestra, si tus órdenes directas son sofocar el disturbio ¿le dirías que se detengan? ¿Defenderías que va contra tus principios? Es cierto, de ese punto al abuso, crueldad y sadismo hay un gran paso. Pero, nuevamente, dadas las circunstancias, esa distancia puede volverse milimétrica. En el entorno, en la costumbre, bajo presión y queriendo ser parte de la red social, los límites se desdibujan y el santo se vuelve demonio. Y quien dude de esto sólo necesita recordar la última vez que se desvivió por ser aceptado en un grupo. Quizás no haya cometido maldades, pero sin dudas ha ido contra sí mismo en algún u otro momento por el sólo hecho de pertenecer. El tipo de acciones no es lo que define, sino nuestra incapacidad de oponernos al flujo general.

“El Paraíso Perdido”, por Gustave Dore.

El Efecto Lucifer sólo puede contrarrestarse con valentía y determinación. Todos podemos ser crueles, tanto como podemos ser nobles. La diferencia está en afirmarnos en nuestros valores, ser fieles a nuestra ética. Probablemente esta actitud nos marque socialmente, nos condene al ostracismo, pero ahí yace el valor de nuestra acción, lo que nos convierte en verdaderos héroes. La capacidad de negar una orden inmoral, de decir libremente que algo está mal a nuestros ojos, aunque el entorno nos esté alentando a efectuar esa tarea que no nos parece correcta. Ese es el secreto para evitar caer en el lado oscuro: ser nosotros mismos, hacer valer nuestra unicidad e individualidad como seres humanos.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por editorwp_constanza

Comentarios

Leave a Reply
  1. Muy bueno, estoy completamente de acuerdo, y mas que seguro de que esa es la forma en la que operan en nuestras mentes tanto el bien como el mal. Por mi parte, pese a la posibilidad de ser marginado trato de mantener siempre a la vista mis principios, ideas y valores. Y una de las ideas que permite lograrlo tiene que ver con el hecho de que solos vinimos a este mundo y solos nos vamos a ir, la interaccion e iteraccion con nuestros pares es la que genera el mundo que conocemos durante nuetras vidas pero esas vidas son solo una infima fraccion de tiempo en comparacion con la vida del universo… de modo que la pregunta para hacerse es: para que procurarnos sufrimiento los unos a los otros ??? sera que en algun punto ser bueno siempre tan bien se torna aburrido ???

  2. ser bueno todo el tiempo es aburrido ninguna persona es buena ademas la gente no le interesa los sentimientos de las personas solo se divierten conellos y les da lastima o no??

  3. Creo que no hay ni bondad ni maldad. Sólo existen acciones que benefician a unos y perjudican a otros. Allí entra ya la política, la psicología, y otras ciencias a dirimir: si beneficia a la mayoría o si beneficia a un grupo cada una dará su veredicto.

  4. yo creo q uno se cansa de ser bueno y se vuelve malo, en mi caso soy una persona paciente y trata de ser bueno en todo pero donde me canso me vuelvo malo de verdad y al maximo lo mismo que tengo de bueno tengo de malo y es por eso que escucho heavy metal me da una energia que la tengo estatica hasta que la canalizo hacia donde nesecito descargar para bien o para mal todo lo malo al maximo es malo y to lo bueno al maximo es malo y es necesario tener un equilibrio porque uno sin el otro no pueden existir, y en el universo todo tiene su lado opuesto, luz oscuridad, proton electron, agua fuego, creacion destruccion, viva el NEUTRON!!! (particula neutra del Átomo Asi tendriamos que ser, pero igualmente nesecitariamos de las otras dos cosas, el bien y el mal)

  5. lii, no hace falta ser mala persona para hacer que las cosas sean divertidas. La ironía, la parodia, el sarcasmo pueden ser bien utilizados sin caer en la crueldad. Así como las bromas pesadas entre amigos o incluso los chascarillos entre los compañeros de trabajo. Uno puede divertirse sin ser un santurrón ni un demonio. Alvaro, el concepto de bien y mal depende de cada uno y su cultura, como bien dices. Pero creo que hablar de crueldad y sadismo ya entra en otro espectro. Y ese es el tipo de "cambio" que aborda Zimbardo. Torturar a prisioneros a tu cargo u obligarlos a reproducir escenas sexuales y tomarte fotos en esa situación (o sus cadáveres) poniendo una sonrisa y un gesto de "ok" con la mano va más allá de cualquier jsutificación psicológica del bien o el mal. Esas cosas violan directamente los derechos humanos y son crueles, sea cual sea nuestra escala de valores.

    • #5 Stoy de acuerdo contigo. Creo q la ironia es una forma estupenda de bromear. Reirse de las cosas (y de uno mismo), divertirse, no tomarselo todo demasiado en serio es fundamental. Pero tambien creo hay cosas q estan x encima de eso como la dignidad y el respeto a los derechos humanos. Me ha gustado tu comentario 🙂

  6. es dificil entender que es lo bueno, y que es lo malo. Desde ya somos todos diferentes, pensamos de formas distintas, amamos y odiamos de modos desiguales. con esto quiero decir hay personas creyentes que aman a Dios por sobre todas las cosas y aplican a su vida extrictamente los mandamientos. y estan las otras personas, mas permisibas, y son lñas que carecen de valores eticos y morales, en la jerga ( el no me importa nada). Las Personas carecemos de valores somos inestables y enfermos de panico. El sistema nos lleba a ello. Las personas y todas cuando nacemos creemos en la verdad y la honestidad de las personas y cuando cresemos y nos golpeamos duramente nos comvertimos en personas perversas. Al que vio la pelicula el Show de Thruman, se dara cuenta que todo lo que rodea este mundo es una mentira. LAS POLITICOS – LOS CURAS – LOS PASTORES – LOS EMPRESARIOS – Y TODAS AQUELLAS PERSONAS QUE DE ALGUNA MANERA TIENEN EN SUS VIDAS UN REFERENTE DE PODER.-

  7. Como siempre tremendo articulo, considero que este articulo lo pueden complementar con alguno que haga referencia al famoso "Experimento de Milgram", en donde se midio los peligros de la obediencia ciega hacia la autoridad y la forma en que personas que se consideran buenas eran capaces de infligir terrible dolor a sus semejantes por el simple hecho de recibir una orden superior y la forma en donde se desdoblaba su responsabilidad en la ejecución de tortura al considerarse a si mismos instrumentos de sus lideres, esto lo saque cuando investigue sobre los watchmen, claro despues de ver a esa tremenda pelicula

    • #13 JAJAJAJA QUEEE TIPO TAAAN TARADO! Y COMO LO SIGUE LA N 19 …

      En mi opinión, un ejemplo muy similar al de la cárcel fueron los campos de concentración, había esa condición de comportamiento en masa, acotando un poco más al artículo, desde el punto de vista psicológico: La psicología de masa es muy distinta a la individual.
      Explico el punto: El incidente de la universidad de Duke.
      Se llama Psicología de manada, muchas personas se ven desafiadas por otros de un modo que no pueden resistirse, e incitados por uno o dos de personalidad más fuerte.

      "Cuando los hombres están en un grupo, hay cierto anonimato que les permite fundirse en uno" – Robert Laurino: ex asistente del fiscal en Essex County, Nueva Jersey. (trabajó en la unidad de crímenes sexuales desde 1985)

  8. Verdaderamente la maldad convive entre nosotros por malos sentimientos hacia el projimo, aveces me pregunto como pueden vivir con malas acciones los demas mirando permanentemente y en la busqueda de maldades injustificables. El burlarse, sonreirse, mirar a tu vecino, creer ser justiciero de los demas, creerse sin errores y caer en la critita, no se aveces siento que son tan infelices los malos que se pierden de disfrutar lo mejor de la vida tener paz interior y verdadera.

  9. el problema de la individualidad es que, dicho individuo que ha destacado de entre las masas, termina obteniendo un poder otorgado por el mismo colectivo, que ve en él un ente identificador y modelo a seguir en el cual proyectan todos los ideales y creencias por las cuales luchar o avanzar. Este poder termina siendo eventualmente despótico pues la masa aspira a que el líder/heroe/individuo tome esa línea de direccion.
    En el fondo la individualidad es superada por el mismo colectivo, pero un colectivo organizado, con ideales y objetivos similares, en el cual nadie sea superior al resto, pues todos son "heroes".

    "Mi propia libertad nunca estaría completa sin la libertad del pueblo"

  10. en mi opinion todos nacemos con una naturaleza obscura y otra noble, eso es un hecho y tambien lo es el poder elegir libremente cual de las dos queremos desarrollar y cualquiera delas dos seria correcta ya que si estuvieramos determinados solo por una de ellas, simplemente no habria libertad de ser, que cada quien sea como quiera ser, si te decides por tu lado obscuro esta bien ya que es tu libre desicion y tambien esta bien si eres noble,ahy radica el hecho de la libertad, el libre albedrio, ya que el mal no es nada sin el bien y viceversa, esto es muy importante para que exista una razon de ser. Para definir entre lo bueno y lo malo es necesario las dos cosas y ninguna es mas importante que la otra, ya que en escencia estas dos forman un todo.

  11. Pues yo digo que sin oscuridad no hay luz x que todos estamos en búsqueda de la luz pero de distinta forma, a mi me aburren las diversiones de los demás, a mi me entretendría jugar la ouija para obtener respuestas que quiero saber sin contactar a dios. Aunque lo que no entiendo es que para ser malos s cierto que se debe sufrir?

  12. Yo todo lo que hago es malo y cuando intenté hacer lo bueno no me sirvió definitivamente es bueno ser malo y no es malo ser bueno solo que algunos nacimos para llenarnos la vida de problemas y al aceptar esto las cosas fluyen mejor es mi punto de vista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Noticias breves sobre videojuegos

Robots terroristas