in

El naufragio del Titanic en 3D

En esta foto de Ralph White, se puede apreciar la proa del Titanic en reposo sobre el fondo del Atlántico Norte, a unos 400 kilómetros al sureste de Terranova, Canadá. Este lunes se supo que un equipo de científicos pondrá en marcha una expedición a los restos del Titanic el 18 de agosto de 2010, para evaluar la situación de deterioro del naufragio más famoso e impactante del mundo y crear un mapa tridimensional detallado que le permitirá al público "rescatar en forma virtual al Titanic". Esta expedición se anuncia como la misión científica más avanzada a los restos del Titanic, desde su descubrimiento hace 25 años.

Una expedición que durará unos 20 días partirá desde St. John’s, Terranova, el 18 de agosto gracias a un acuerdo entre el RMS Titanic Inc., que tiene los derechos exclusivos de rescate sobre el lugar del naufragio, y la Institución Oceanográfica Woods Hole, radicada en Massachusetts. La expedición no recogerá ninguna clase de artefactos, pero va a investigar un campo de escombros que se encuentra esparcido en un radio de 2 a 3 millas, donde cientos de miles de objetos pertenecientes a la embarcación y la tripulación permanecen dispersos en el lugar.

Los organizadores dicen que los datos científicos y las imágenes que resulten de esta nueva expedición estarán accesibles al público de manera libre y gratuita. "Por primera vez, vamos a tratar al predio donde se encuentra el Titanic como un sitio arqueológico con dos cosas en mente", manifestaron este lunes David Gallo, líder de la expedición, y el científico Woods Hole, de la agencia de noticias The Associated Press. "Una es preservar el legado del buque mediante el aporte de nuevos y mejores detalles que incrementen aún más la importancia, la leyenda y la historia del propio Titanic. La segunda parte es para comprender realmente cómo fueron los últimos instantes de vida de la nave, el estado actual del buque y todos aquellos datos que puedan agregarse a la historia de esta embarcación."

Imágen histórica del buque, cuando nada presagiaba el fatídico final

El Titanic chocó contra un témpano de hielo y se hundió en su viaje inaugural en aguas internacionales el 15 de abril de 1912, dejando 1.522 muertos. Desde que el oceanógrafo Robert Ballard y un equipo internacional descubrieron el Titanic en 1985, la mayoría de las expediciones al lugar han sido para actividades tan diversas como fotografiar los restos del naufragio o reunir miles de objetos de valor (como la porcelana fina, zapatos y accesorios de barco). El director de la conocida película que lleva el nombre de la nave, James Cameron, también ha dirigido equipos al lugar del naufragio para registrar la proa y la popa, que se separaron durante el hundimiento y ahora se encuentran a un tercio de milla una de otra.

"Creemos que todavía hay una serie de misterios realmente emocionantes para ser descubiertos en el lugar del naufragio", dijo Chris Davino, presidente y director ejecutivo de la Premier Exhibitions y RMS Titanic. "En nuestra opinión, existen muchas partes sustanciales del lugar del naufragio que no han sido estudiadas lo suficiente", agregó. RMS Titanic está financiando esta expedición y Davino se negó a indicar el costo de la exploración, más allá de decir que costará algunos millones de euros.

El óxido y el tiempo están destruyendo toda la estructura

Los arqueólogos, oceanógrafos y otros científicos que participarán de la expedición quieren obtener la mejor evaluación posible de los dos sectores principales de la nave que han sido sometidos a fuertes corrientes en las profundidades del océano, al agua salada y a una intensa presión. David Gallo dijo que mientras la tasa de deterioro del Titanic no se conoce, la expedición se acercará al lugar con un sentido de urgencia intentando obtener este dato crucial para evaluar la conservación de los restos en el fondo del mar. "Vemos algunos lugares donde parece que las cubiertas superiores se están volviendo delgadas al igual que las paredes y, por lo tanto, los techos podrían derrumbarse en cualquier momento", dijo. "Hemos escuchado todas estas teorías y anécdotas que dicen que el buque se está oxidando y que se está derrumbando sobre sí mismo. Sin embargo, nadie lo sabe realmente."

Los restos se encuentran diseminados en un radio muy importante

La expedición utilizará la mejor tecnología de imágenes y dispositivos de sonar que jamás se haya empleado antes en las expediciones a la zona del naufragio del Titanic. Las sondas intentarán husmear debajo de los escombros para tratar de realizar un minucioso inventario de los objetos esparcidos en la zona que hayan pertenecido a la nave. "En realidad estamos tratándolo como una escena de crimen", dijo David Gallo. "Queremos saber lo que hay en ese campo de escombros, incluso hasta cómo quedaron orientadas la popa y la proa en el lugar." La expedición contará con el apoyo de RV Jean Charcot, un buque de investigación de 250 pies, con una tripulación de 20 personas, tres sumergibles y las últimas tecnologías en sonar, acústica y filmación. "Nunca antes habíamos contado con semejantes medios científicos y tecnológicos para cubrir una expedición al Titanic", dijo PH Nargeolet, co-líder de la expedición, quien hasta la fecha ha realizado más de 30 inmersiones al lugar del naufragio.

La hélice, semienterrada, yace como un mudo testigo de la tragedia

Bill Lange, un científico de Woods Hole que será el encargado de las tareas fílmicas y además será uno de los primeros en visitar los restos del naufragio, dijo que un análisis clave será comparar las imágenes de la primera expedición hace 25 años con las nuevas imágenes, para medir los daños y la erosión acumulada en este tiempo. "Vamos a ver cosas que no hemos visto antes. Eso es uno de los acontecimientos más excitantes de la misión gracias a que la tecnología realmente ha evolucionado mucho en los últimos 25 años”, dijo. Por su parte, RMS Titanic sigue esperando el fallo de un juez en Norfolk, Virginia, por los 5.500 artefactos que tiene en su posesión. La compañía está buscando la propiedad limitada de estos objetos como compensación por sus esfuerzos de rescate. En su presentación judicial, la compañía puso el valor justo de mercado de la colección en 110,9 millones dólares, mientras que la justicia estadounidense ha denominado a los restos del naufragio como un "tesoro internacional".

Reportar

What do you think?

Written by Mario

Comments

Leave a Reply
  1. Sin duda una de las leyendas que, pese a su veracidad, se ha visto alimentada desde muchos ángulos y perspectivas diferentes, todo ello facilitado desde la propia dificultad que entraña su estudio, así como la imposibilidad de reflotarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

OpenBTS Project: Telefonía móvil libre

Regalamos una licencia de Radmin