El Ornitóptero Robótico de DARPA

Las aves son las maestras indiscutidas del aire, no importa con qué clase de artilugios nos remontemos nosotros humanos a los cielos. Desde épocas antiguas los pensadores imaginaron diferentes formas de copiar el batir de las alas con el que las aves y algunos insectos se propulsan, pero muchos de los inventos dependían del ser humano para generar fuerza, lo que hacía imposible su funcionamiento. Sin embargo, la gente de DARPA está diseñando un pequeño robot volador con su propia fuente de energía que imita el batir de alas, convirtiéndolo en algo ideal para misiones de espionaje e infiltración.

El método de trabajo de DARPA ya es conocido por aquellos que han seguido los artículos relacionados con esta agencia. Se presenta una licitación para un proyecto, varias empresas presentan sus materiales y la más prometedora se hace acreedora de la licitación. En este caso se trata de la empresa Aerovironment, por un total de 2.1 millones de dólares, para la investigación y desarrollo de su "NAV" o "Nano Air Vehicle", un pequeño robot volador que se propulsa y mantiene en el aire imitando con gran precisión el batir de las alas que se puede ver en insectos o en pájaros pequeños como los colibríes.

El prototipo que se puede ver en el vídeo es relativamente grande, lo que lo convertiría en algo inadecuado para misiones de espionaje y similares, pero el concepto de robot volador en miniatura con su propia fuente de energía y capaz de cargar material adicional (como podría ser un micrófono en miniatura) es lo suficientemente prometedor como para que DARPA haya decidido invertir más de dos millones de dólares en él. La empresa involucrada en el proyecto aspira a crear unidades que sean mucho más pequeñas, livianas y veloces, con un tamaño que no exceda los siete centímetros y medio, un peso de diez gramos y una velocidad máxima de 35 kilómetros por ahora.

Cuando pienso en ornitópteros recuerdo de forma inmediata a "Dune", la extraordinaria obra de Frank Hebert, con aquellas naves utilizadas por los Atreides, los Harkonnen y los Fremen por igual, en los cielos del implacable Arrakis. Todavía falta muchísimo para que podamos ver naves de ese tipo, pero el concepto fue explorado en la antigüedad, y sigue siendo explorado hoy. El NAV es tal vez uno de los más recientes exponentes en ornitópteros, y tal vez sea un poco decepcionante que sus principales aplicaciones estén en el campo de lo militar, pero como mencionamos en otras ocasiones, mucha de la tecnología militar supo abrirse camino para llegar a manos civiles. Tal vez así sea con el NAV.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

5 Comments

Deja una respuesta
    • Muy buenoo!!! La libelula es una masa.
      Por otro lado, la verdad que estoy cansado de escuchar de la gente de DARPA y como usan el ingenio para la muerte… manga de asesinos. La otra vez estaban con ese chip para controlar un insecto. La ética y la moral la perdieron hace rato estos muchachos.

      • Cierto, pero seamos sinceros esta gente es genial. Es impresionante ver el progreso que lograron en sólo dos años.

        Saludos!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.