in

El reloj más preciso del universo

La obsesión humana por alcanzar la perfección absoluta no tiene límites. La pasión científica se ha encargado de diseñar un prototipo que no se atrasará más que un segundo cada 3.700 millones de años. No se podrá llevar en la muñeca ni tampoco valdrá para fardar de frikismo ante los amigos, sin embargo, esta máquina de auténtica precisión se utilizará para descubrir los misterios de la creación y para muchas otras cosas que son tan cotidianas que no nos damos cuenta de que necesitan de una exactitud brutal para funcionar.

Seguramente los responsables del Record Guinness ya estarán preparando la inclusión de esta bestia parda entre sus páginas, para bautizarla como el aparato más preciso del mundo diseñado por manos humanas. Uno de los mayores responsables de su creación, el estadounidense James Chou, declara que esta máquina "es un hito en la historia de los relojes atómicos". Y no exagera, porque su absoluta precisión permitirá realizar estudios científicos que necesitan de esta propiedad para poder llegar a conclusiones acertadas.

Este reloj de lógica cuántica está basado en las vibraciones de un único átomo de aluminio, que sólo atrasará un segundo en los próximos 3.700 millones de años. Para que nos hagamos una idea de la salvaje precisión del nuevo aparato debeis saber que el cronómetro atómico que se usa en los EEUU oficialmente para fijar la hora (el NIST-F1 de cesio) se desvía un segundo cada 100 millones de años. Realmente la diferencia es tan abultada que deja al sistema oficial como una baratija del mercadillo. Si este reloj hubiese existido desde el inicio del universo, hace 13.700 millones de años, hoy día sólo llevaría 4 segundos de retraso.

Olvídate de llevarlo en la muñeca

¿Cómo funciona este artilugio cuántico? El tictac viene dado por los cambios de estado, las vibraciones de un átomo de aluminio cargado eléctricamente. Este material ofrece una fuente excepcional de latidos estables. Tanto que los actuales sistemas láser no son capaces de detectar sus movimientos. Los científicos estadounidenses han tenido que idear un mecanismo a través de un "chivato" para saber que pasa dentro del reloj, que es como un frigorífico de grande. Cuando el ion de aluminio, atrapado en una trampa electromagnética, pierde o gana energía, otro átomo asociado (de magnesio), reacciona y es detectado por un peine de frecuencias láser, una especie de cazador de los colores de la luz. Las versiones antiguas de estos relojes empleaban berilio, menos eficiente que el magnesio.

El corazón de la bestia apenas mide lo que una moneda

Y bien ¿para qué necesitamos una precisión tan elevada? Pues para mucho más de lo que imaginamos. Por ejemplo, para mejorar los GPS, ya que basan su funcionamiento en un reloj que calcula las distancias entre los satélites y La Tierra. Hay que tener en cuenta que cuanto más precisa es la señal, más ajustada a la realidad se puede hacer la medición. De pasar a disponer de varios metros de exactitud, podremos contar con un aparato de GPS que será capaz de acertar un disparo a un milímetro en cualquier parte de la superficie terrestre. Los aterrizajes automáticos de aviones no serían ningún problema, por ejemplo.

Además de estas aplicaciones prácticas, el super cronómetro ayudará a poner a prueba las teorías físicas actuales. La extraordinaria precisión del cronómetro podría detectar minúsculas variaciones, propuestas por algunos físicos teóricos, en la velocidad de la luz en el vacío, que también define el ritmo de propagación de la gravedad según las teorías de Albert Einstein; o la constante de Planck, uno de los pilares de la mecánica cuántica. También podría testar con exactitud la dilatación del tiempo, predicha por la teoría de la relatividad y verificada por primera vez en 1959. Como vemos, no se trata de una pijada para fardar de exactitud. Este reloj puede ayudar a descubrir los grandes misterios del Universo a la par que nos va a permitir optimizar los sistemas de navegación actuales.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por imported_Kir

20 Comments

Leave a Reply
    • Más que universo yo diría dimensión conocida, ya que se postula o se cree que él mismo lo forman 13 dimensiones, así que sería el reloj de la tercera dimensión… jajaja cada vez se lia más la cosa verdad 😉

      • según el dr en todo Sheldon Cooper, son 26 dimensiones en cada universo XD
        en todo caso el reloj puede ser un poco complejo de calibrar según veo.

      • Me parece que estas equivocado en la teoria de cuerdas existen 10 dimensiones las 3 que podemos experimentar la 4 sería el tiempo y otras 6 que se supone no podemos experimentar ni percibir. En la teoría M existen 11 dimensiones ya que esta teoría requiere una dimensión más. Eso hasta donde yo se, pueda ser que me equivoque pero lo dudo

  1. Lo que me agrada de esto es la aplicación que puede tener este nuevo reloj (tendré que actualizarme y sincronizarme a este reloj) GPS, aterrizajes de avión y otros usos son muy buenos.

    Ustedes los humanos y su afán por la exactitud.

    En cuanto a reloj pues se ve que es muy complejo, me gustaría ves como funciona.

    Saludos Hal 9000

  2. Pues le tiro una idea a los del MIT o a los de DARPA, a alguno de esos cabezones de doble cerebro: Construyan un reloj que mida el tiempo en Números Complejos…. Seria algo asi como un reloj que mide el tiempo en dos dimensiones.. jejej…

  3. La energía esta cuantizada, la masa es energía, la masa esta cuantizada, la masa y la energía curvan o definen el espacio. Estarán Midiendo cuantos de tiempo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El valor de la rareza nostálgica (13.105 dólares)

Simulación de agujero negro