in

Freedom Driver: Un corazón artificial portátil


Las enfermedades del corazón tienen a cientos de pacientes encerrados en hospitales esperando la posibilidad de un transplante. Pero para quienes aún están esperando, viviendo con un corazón artificial, no tienen otra opción más que esperar dentro de esas cuatro paredes. Todos, excepto Charles Okeke, quien tuvo la posibilidad de probar uno de los nuevos dispositivos portátiles que mantienen el corazón artificial latiendo y permiten llevarlo en una mochila. Según los doctores, en caso de no encontrar un transplante, podría vivir indefinidamente con el Freedom Driver.

El corazón de Charles Okeke quedó destruido cuando tenía 30 años, producto de un cóagulo sanguíneo. Inmediatamente, le hicieron un transplante de corazón, lo que le permitió llevar una vida normal por 10 años. Pero en 2008, su cuerpo finalmente rechazó el órgano y fue imposible conseguir otro corazón. De allí en más, pasó dos años de su vida encerrado en un hospital, conectado a una máquina de casi 200 kilogramos.

Ahora, Okeke tiene un corazón artificial completo y le quitaron los dos ventrículos y cuatro válvulas, luego le cosieron tubos conectores que bombean la sangre como un corazón normal. Dos años debió pasar conectado a una máquina que no le permitía abandonar el hospital, pero su vida cambió cuando la FDA (Food and Drug Administration) aprobó el primer dispositivo del tamaño de una mochila capaz de bombear el corazón. El Freedom Driver corre a baterías, pesa seis kilos y es capaz de proveer energía para todas las funciones del corazón artificial.

Luego del cambio, todavía quedaban algunas dudas sobre si el pequeño dispositivo iba a ser capaz de generar suficiente energía para que el hígado y los riñones puedan funcionar correctamente. Varias semanas de ajustes y pruebas, finalmente pudo salir del hospital y recuperar su libertad. Actualmente puede usar el dispositivo hasta que puedan encontrar un nuevo transplante, pero los doctores están confiados de que en caso de que no sea posible, Okeke pueda vivir con el Freedom Driver de forma definitiva.

El avance de la tencnología permitió hacer que los sensores sean mucho más pequeños que antes, de modo que pueden insetarse en dispositivos de mucho menor tamaño. Y con un peso de seis kilos, no es tan dificil de llevar de un lado para el otro en una mochila. Ahora, el Freedom Driver es tan importante como cualquier otro organo en el cuerpo de Okeke y debe ser tratado como tal, pero le da la libertad necesaria para estar junto a su familia.

Por supuesto, estamos hablando de algo revolucionario y tecnología de punta, por ende, cuesta mucho dinero. Solo el corazón artificial sale US$125,000, pero también hay costo de mantenimiento anual, que llega a los US$18,000. Por supuesto, en caso de tener el dinero, no se le puede poner precio a pasar de vivir en un hospital conectado a una máquina, a poder volver a casa, junto a su familia y tener la posibilidad de vivir una vida normal.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Tomás Garcia

Comentarios

Leave a Reply
  1. Solo espero que en un futuro los costos sean ridiculamente baratos,
    No me imagino tener que vivir conectado a una maquina de casi 200Kg, lejos de mi familia y mis amigos,
    Que bueno por este hombre y como dije,
    ojala y baje el costo, que la avaricia no sea impedimento para devolverle la felicidad a las personas,
    Saludos 🙂

  2. Me da miedo que un vandalo lo encuentre en la calle y trate de robarle la maleta pensando que tiene cosas valiosas y se lo arranque o lo arrebate.

    De todo eso, me alegro que este hombre haya salido adelante, 🙂

  3. "hay soluciones para todo pero son carísimas"creo sinceramente que nuestro sistema económico es el problema ahora, las capacidades las hay, la tecnología la hay, los recursos los hay solo que la economía no nos deja hacer nada, la economía humana es como una version torcida de la termodinámica donde hay despilfarros por un lado y escasez en otros, y se mantiene un esquema de manejo tan absurdo que ningun recurso por vasto que sea es suficiente para solucionar los problemas que tenemos….pero eso si, para mantener la tasa de despilfarro siempre hay, para mantener toneladas de comida fluyendo hacia el estómago de un pueblo que ya esta casi que completamente compuesto por gente obesa y sobrealimentada siempre hay.

    perdonen el post pero de verdad necesitaba decirlo de alguna forma.

  4. se que sonara tonto para algunos, pero el precio en si para una tecnologia reciente mas mantenimiento por año, no suena tan ELEVADO. es demasiado barato, pero esperemos que despues salga mas barato

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

¡Llegó Pandora, la consola portátil basada en Linux!

Mark Zuckerberg: “Hemos cometido muchos errores”