in

¿Fue un satélite lo que cayó en Carancas?

Según ha trascendido, lo que provocó el cráter y los problemas de salud entre los ciudadanos de la localidad de Carancas, en Puno, habría sido un satélite conteniendo un isótopo radioactivo, y no un meteorito como se creyó en un primer momento.

En el sitio web del periódico ruso Pravda se publicó una información proveniente de los analistas de la inteligencia militar de ese país, en el que se sostiene que uno de los satélites de espionaje más secretos de los Estados Unidos, el llamado “KH-13”, cuya misión era observar a Iran, “fue destruido en su órbita”.

Es bastante habitual, sobre todo para los satélites militares secretos, una vez que han alcanzado el límite de su vida útil, sean detonados en órbita. Pero esta vez, siempre según el informe de los rusos, algo falló: “el generador de poder del satélite que contenía un isótopo radioactivo P-238 no fue destruido, y reingresó a la tierra estrellándose en una región remota de Perú, donde se reportaron cientos de personas enfermas por la radiación”, dicen los analistas rusos.

Los expertos consultados por el Pravda sostienen que los rumores “sobre la caída de un meteorito son inexactos, dado que para que se produjera un cráter de 30 metros debido al impacto de un meteorito, éste debía haberse estrellado con tanta energía como un arma nuclear de un kilotón, lo que hubiera sido registrado por las estaciones sísmicas alrededor del mundo”, dijeron.

Por su parte, los científicos peruanos hasta ayer sostenían de que se trataba de un meteorito y que el impacto fue registrado en sismógrafos. Además habrían “detectado hierro en la composición del objeto estrellado. “Su choque contra la tierra fue sentido por la red sísmica nacional, tras producir un breve sismo de magnitud 1.5, lo que equivale a una explosión de 4.9 toneladas de dinamita”, comentaron.

Según los rusos, que tienen décadas de experiencia en el espionaje y los métodos empleados, “lo más increíble es que fueron los mismos estadounidenses lo que destruyeron el satélite”. Según ellos, el incidente forma parte de una intriga internacional que involucra los planes de Estados Unidos para atacar Irán, intentando envolver a todos los países de Medio Oriente en una guerra total. La destrucción del satélite estaría relacionada, de acuerdo a los analistas de la inteligencia militar rusa, con “una facción significativa y de alto rango de militares americanos que se oponen a la guerra”.

Seguramente, en los próximos días tendremos la confirmación, pruebas incluidas, de que tipo de objeto fue el causante de este misterioso evento.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

One Comment

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El panel solar flotante, casi una isla energética

¿Cuanto cuesta realmente el iPod Touch de Apple?