in

Fujifilm X-A7: Un nuevo punto de equilibrio entre las mirrorless

Buenas especificaciones y buen precio, un combo que siempre aprobamos


Fujifilm X-A7

La Fujifilm X-Pro3 que exploramos la semana pasada ha dejado confundido a más de un potencial usuario, con un perfil súper-clásico sumado a excelentes especificaciones y un precio que incluso supera al de su hermana X-T3. Entonces… ¿qué tal suena una cámara más «normal»? La respuesta nos lleva a la Fujifilm X-A7, heredera directa de la X-A5 que si bien aún califica como mirrorless entry, posee algunos elementos técnicos que la hacen muy interesante.

Precio-rendimiento. La mayoría de los fotógrafos principiantes siguen esa regla a rajatabla, y por lo general obtienen muy buenos resultados, pero todo depende de las decisiones que tome cada fabricante. A veces, los recortes son demasiados profundos y el resultado final se ubica un escalón por debajo de lo esperado.

Desde cierto punto de vista, eso fue lo que sucedió con la Fujifilm X-A5. Esa mirrorless entry entrega imágenes de excelente calidad, pero con un 4K a 15 cuadros por segundo, toda la fase de vídeo quedó anémica. Afortunadamente, su creador decidió recoger el guante y responder a las demandas actuales a través de la Fujifilm X-A7.


Fujifilm X-A7: Una cámara «entry» al límite

Clásica y mejorada

Anunciada originalmente en septiembre de 2019, la Fujifilm X-A7 presenta un sensor CMOS APS-C de 24.2 megapíxeles efectivos, con filtro de color primario. Su sensibilidad ISO se extiende de 200 a 12.800 con un Boost en ambas direcciones de 100-51.200, mientras que la velocidad de obturación oscila entre 1/4.000 y 30 segundos, o 1/32.000 con el sistema electrónico. Su pantalla LCD es táctil y articulada, con un tamaño de 3.2 pulgadas en relación 16:9 y 2.76 millones de puntos de definición. Todos los disparos deben realizarse a través de ella, ya que la cámara no cuenta con un viewfinder integrado (a menos que explores la posibilidad de instalar uno como accesorio).


Táctil, articulada, y más grande de lo normal

El sistema de autoenfoque en la Fujifilm X-A7 toma algunas ideas de sus hermanas mayores, y nos entrega un total de 117 zonas basadas en una configuración híbrida de detección de fase y detección de contraste divisible en 425 puntos. Esto representa una mejora sustancial en comparación con la X-A5 (que ofrece 91 puntos, y además sufrió algunos «dolores de firmware» en el camino), y aunque no se trata de la implementación más rápida, todos los parámetros básicos de detección (rostro y ojos) funcionan muy bien apenas sacamos a la cámara de la caja.

Lógicamente, tampoco debemos esperar un Burst demencial. De hecho, Fujifilm decidió mantener los mismos valores de la X-A5, con un máximo continuo de 6 FPS, o 3 FPS en su modo Slow. Si el plan es capturar deportes o acción extrema, lo ideal será ampliar un poco más tus horizontes, pero en una mirrorless entry como la Fujifilm X-A7, ese Burst es más que razonable. Eso significa que la cámara sabe cuáles son sus prioridades, y qué tenía que mejorar en relación con su predecesora, sin destruir el presupuesto del usuario.


Tres diales para controlarlo todo

Al analizar la interfaz de la Fujifilm X-A7 no encontramos sorpresas mayores, y debo admitir que eso está bien por mí. La apariencia retro-clásica de la cámara se mantiene intacta, con tres diales en la parte superior, líneas simples a través de todo el cuerpo (más allá de su construcción plástica), y un grip ligeramente optimizado, pero algunos colegas destacaron que podría ser insuficiente en sesiones muy largas. Tal vez el cambio más relevante sea el reducido número de controles en la parte trasera. Mientras que en la X-A5 hay nueve botones, la X-A7 presenta sólo cuatro, y un nuevo joystick (cuya ubicación no es la mejor del mundo). Fujifilm compensa esto con la introducción de un flamante Smart Menu, que hace un sólido trabajo al enseñar anticipos de las «simulaciones de película».

El dial de modo conserva su configuración previa de doce entradas: Full Auto (SR Auto), Automático Programado «P», Prioridad de Obturación «S», Prioridad de Apertura «A», Manual «M», Panorámica, Filtro Avanzado «Adv.», Escenas Especiales «SP», y cuatro escenas con atajo directo (Suavizado Facial, Paisaje, Deportes, Nocturno). Cualquier detalle adicional que necesites lo encontrarás en el manual. Son poco más de 250 páginas, pero no logré localizar su edición en español.


Marta Ferreira para Fujifilm
Marta Ferreira para Fujifilm
Derrick Ong para Fujifilm

Si eres un entusiasta del vídeo, entonces te agradará saber que la Fujifilm X-A7 extiende su soporte a 4Kp30, con un tiempo de grabación máximo de 15 minutos. Siendo honestos, los 15 FPS de la X-A5 son decepcionantes, y Fujifilm no dudó en mejorar dicha especificación. Si deseas ampliar el tiempo de grabación, el modo 1080p60 lo lleva a media hora, pero es una restricción que seguramente lograrás rodear con un poco de edición. Fujifilm recomienda usar una tarjeta veloz para grabar en 4K, y el cuerpo no posee estabilización de imagen, dos detalles muy importantes a tener en cuenta.



Accesorios para Fujifilm X-A7

Con un precio de 750 euros en un kit 15-45, la Fujifilm X-A7 no arrastra un premium tan excesivo que digamos. Es más, me atrevería a decir que es el número ideal para quienes buscan una «primera mirrorless» nueva y sin compromisos en materia de especificaciones. Al mismo tiempo, el ecosistema de accesorios Fujifilm es muy saludable, repleto de opciones alternativas que siempre ayudan al bolsillo. ¿Te gustaría conocer algunas?


Baterías y alimentación

La recarga vía USB hace las cosas más sencillas, y con 440 disparos en modo económico, los parámetros de energía en la Fujifilm X-A7 no son terribles, sin embargo, hay margen para optimizar. Una batería Gloxy NP-W126 compatible es un gran paso en la dirección correcta, ya que iguala el rendimiento del módulo original, y puede ser tuya por apenas 15 euros. ¿Cómo lo recargamos fuera de la cámara? Con un cargador híbrido Gloxy 2 en 1 para casa y coche. Energía a donde vayas, por menos de 25 euros.

En tu casa o en el coche, baterías siempre al máximo

Trípodes y soportes

A pesar de tener una pantalla más grande, esta mirrorless se las arregla para ser más liviana que sus predecesoras, pero la falta de estabilización nos obliga a no descuidar la búsqueda de un trípode para Fujifilm X-A7. Hoy sugerimos dos opciones tan clásicas como la apariencia de la cámara. Por un lado, el Gloxy GX-T6662A es ciertamente overkill para la X-A7 con su carga máxima de 10 kilogramos, pero a cambio recibirás toda la firmeza que necesites y mucho más. Y por el otro, el Clampod Takeway T2 se perfila como solución compacta y ultraportátil, más alineada con el formato de la cámara.


Mochilas y bolsos

Fujifilm espera que lleves a la X-A7 a todas partes, pero sin fundas oficiales dentro del paquete ni protección contra los elementos, sería un error grosero no considerar factores de transporte y almacenamiento. Los dos modelos que menciono aquí son muy similares, tanto en precio como en popularidad. La bolsa Genesis Gear Orion ha ganado mucho terreno gracias a su interior modificable, un espacio extra para tablets, y un diseño general que no llama demasiado la atención, pero lo más importante es que nunca perdió la brújula en cuanto a costo. Y lo mismo sucede con la Vanguard Discover 22, que es un poco más grande (puede guardar dos objetivos), y tiene un exterior antilluvia. Elige la que más te gusta, y no te equivocarás.


Tarjetas de memoria

Tarjeta de memoria SanDisk Extreme Pro SDXC 128GB 170MB/s V30
Tarjeta de memoria SanDisk Extreme Pro SDXC 128GB 170MB/s V30
  • Memoria para cámaras de fotos y vídeo
  • Con una capacidad de 128GB
  • Velocidad de lectura de hasta 170MB/s
  • Compatible con 4K

Todo lo que haremos aquí es seguir paso por paso la recomendación de Fujifilm. La X-A7 necesita una tarjeta veloz, y nuestra opción preferida sigue siendo la SanDisk Extreme Pro de 128 gigabytes. Certificación V30, 170 megabytes por segundo de lectura y 90 megabytes por segundo de escritura la vuelven apta para 4K desde el primer instante, y por menos de 55 euros, no resiste ningún análisis.

Más rápida, por menos dinero

Kits especiales

Nuestra última sección está dedicada a dos kits que te ayudarán a mantener a la Fujifilm X-A7 en óptimas condiciones, y por qué no, a ganar algunos billetes extra. El kit de limpieza Gloxy 6 en 1 es uno de los mejores del mercado, e incluye todos los accesorios relevantes, desde paños y líquido limpiador hasta pinceles y un fuelle que desplaza partículas. El otro kit es un mini estudio portátil de 40 x 40 x 40 centímetros, equipado con luces, fondos de colores, y un pequeño trípode. Si decides explorar la fotografía de productos, será un gran aliado.

Un kit muy completo, además de portátil

Y así llegamos al final. Con una formidable calidad de imagen, un autoenfoque optimizado, la inclusión de soporte 4Kp30 y un precio que no nos parece ridículo, la Fujifilm X-A7 se posiciona rápidamente como una de las mejores cámaras entry disponibles en la actualidad. Fujifilm confirmó que un update de firmware está en camino, o sea que no debes preocuparte por el soporte, y es probable que a lo largo del año, su relación precio-rendimiento sea aún más atractiva. No la pierdas de vista. ¡Buena suerte!


Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0
Abrir varias ventanas al mismo tiempo

Cómo reproducir múltiples vídeos a la vez con VLC Player

Enlaces Recomendados de la Semana (N°550)