GlassUp: La alternativa económica y sana a Google Glass

El proyecto de realidad aumentada llamado GlassUP que hace dos años Giartosio inició en Venecia estuvo compartido con un científico que construyó visores de navegación para la fuerza aérea italiana y un ingeniero que dirigió proyectos de SmartWatch. Mientras trabajan en su proyecto, Google Glass se presentó y a pesar del susto, no dejaron de lado su proyecto. La otra alternativa a Google Glass tuvo entonces que construirse un camino propio y original, y por eso le competirán a Google en lo que hace a precio, duración de la batería,  cuidado de tu visión y también en la privacidad de quienes no usarán gafas inteligentes.

Con su arribo un poco más cercano, todas las semanas tenemos algo de información acerca de Google Glass, las gafas inteligentes en las que la compañía confía como el dispositivo del futuro, una especie de superación del Smartphone sin necesariamente remplazarlo. Océanos de tinta se han derramado acerca de sus características, sus utilidades y también sobre las consecuencias prácticas y éticas que tendrá su uso y posterior masificación. Como todo producto potencialmente exitoso y polémico, Google Glass cosecha imitadores (aunque algunos se presentan como musas inspiradoras de GG) que también quieren su lugar en el mercado de la vida futura, ofreciendo las mismas o similares características. Una de estas alternativas a Google Glass es GlassUP, unas gafas con un concepto muy interesante y abocado a la funcionalidad.

Glassup

Francesco Giartosio es el CEO de GlassUP y en el video nos cuenta que cuando Google anunció sus gafas, ellos ya trabajaban en las propias hace unos meses, por lo que decidieron seguir adelante con el proyecto y concentrarse en aquello en lo que Google no pudiera o quisiera ofrecer. Las gafas inteligentes GlassUP se encontraron enseguida en una encrucijada, pues Google aplasta competidores sin ningún tipo de remordimiento, por lo que los 3 principales responsables de la compañía italiana armaron su proyecto teniendo en cuenta competencias como costo, moda y funcionalidades. En el vídeo se puede ver la simpleza de la interfaz, evitando interferir demasiado en la visión del usuario, mostrándose en el centro y no en el costado de tu visión, evitando que tengas que mirar al costado y dañarte la vista con el tiempo. Desde las gafas podrás recibir y enviar mensajes, sms, correos, tweets, notificaciones y también hacer llamadas, entre otras aplicaciones simples y sin requerir de tanto poder de CPU como el Glass.

Donde GlassUP se juega el éxito o el fracaso es en su idea de que las gafas no sean un dispositivo polémico, poniendo en riesgo la privacidad de las personas y convirtiéndonos a todos en ciborgs zombies y pervertidos. Esto lo decimos porque GlassUp no tendrá una cámara de vídeo y fotografía incorporada, lo que le quitará muchos clientes potenciales y lo que a la vez le dará un visto bueno de los que ven a Google Glass como otra batalla perdida de la privacidad y derecho a la intimidad. Al no tener el peso de la potencia necesaria para una cámara y otras funciones que tiene Google Glass, las GlassUP costarán bastante menos, saliendo al mercado a 399 dólares, la mitad de lo que saldrán las Google Glass. Otra ventaja será la vida de la batería, que resistirá más para hacer las actividades por las cuales vale la pena usar unas gafas como estas.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Nico Varonas

3 Comments

Deja una respuesta
  1. definitivamente nunca voy a usar unos de estos lentes en serio, me parecen un plano paralelo de las tontas colas de conejo de los japoneses… :/

  2. Buenas tardes!

    Pues la verdad les veo un riesgo muy grande. Lo que me preocupa es la cantidad de gente que los va a utilizar en el auto, si bien creo que lo primero que dirán es "no las utilices en el auto!" mucha gente le va a valer y lo va a terminar haciendo (como el celular) por lo cual veo un incremento en los incidentes viales (los cuales espero no sean mayores a un raspón). Otra de las cosas que no me cuadra con ninguno de estos aparatos es la contaminación visual, estar viendo a cada rato como llegan correos o mensajes (yo por ejemplo que administro servidores y tengo un sistema que me manda alertas de tal o cual servidor). Creo no era necesario crear algo de este tipo, no creo que vaya a ser una tecnología que se quede y creo que le pasara lo mismo que al 3D en las televisiones. Entre mis colegas veo poco interés. Saludos y espero equivocarme con lo de los incidentes viales pero lo veo poco probable 🙁 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.