in

GoQBot: Oruga robótica que se enrosca como una rueda (vídeo)


Los bichos más terroríficos del mundo

Más allá de que algunos los puedan ver simplemente como molestias o meras inspiraciones para monstruos de películas de ciencia ficción, los insectos y la disciplina que los estudia tienen una relevancia fundamental para la vida del hombre, la ciencia y en este caso la robótica. En este caso investigadores en física y entomología han bajado la mirada al suelo y se inspiraron en el movimiento de rodaje balístico que usan algunas orugas para escaparse de sus depredadores y lo imitaron creando un robot que puede ayudar a salvar vidas. Con ustedes, GoQBot. Una oruga robótica que se enrosca como una rueda y alcanza altas velocidades en corto tiempo.

No es de extrañarse que la robótica ponga el ojo en el reino animal, dado que los movimientos que observa y que con tantas ansias pretende emular son propios de los humanos y de otros animales. Pero siempre es curioso ver qué tipo de movimientos puede llegar a imitar en el submundo de los insectos, que con sólo una hojeada a un manual de entomología ya se pueden adivinar infinitos. Las variedades de cada uno de los más conocidos de este vasto conjunto poseen diferentes características que la ciencia no duda en explotar para crear robots o cualquier tipo de aplicaciones tecnológicas que tomen un poco de la ciencia de lo vivo para crear vida artificial o diseño de instrumental y esta vez el objeto de estudio e inspiración ha sido un tipo de oruga y su particular forma de moverse, enroscándose para ir de un lado a otro con destacable velocidad.

Con la información que han recopilado al estudiar esta forma de desplazarse de algunas especies de oruga los investigadores de la Universidad de Tufts, Massachusets han logrado diseñar una oruga robótica que, debido a que incorpora las propiedades más salientes de la flexibilidad y dinámica de las orugas reales, puede moverse a gran velocidad girando sobre su propio cuerpo al enroscarse como una rueda. Toda la estrategia de movimiento está ideada en base al rodaje balístico, una forma de desplazamiento que las orugas en su hábitat utilizan constantemente para huir rápidamente de sus depredadores generando una aceleración que sorprende. El robot se ha llamado GoQBot, y verlo en acción con sus 10 cm de largo es todo un espectáculo ya que le da a los robots de cuerpo blando una velocidad que hasta ahora les era totalmente inalcanzable por su complexión.

GoQBot está fabricado con caucho de silicona y se mueve gracias a bobinas de aleación con memoria de forma, lo que logra que el movimiento sea uniforme y se produzca una velocidad de arranque o aceleración que lo convierta en uno de los robots más veloces de la actualidad. Desde su punto muerto a al primer giro sobre su cuerpo pueden pasar apenas 100 milésimas de segundo. Algo muy interesante que dijeron los responsables del GoQBot fue que las orugas reales tienen algunas limitaciones para realizar el rodaje balístico, y la principal es que requieren de una superficie totalmente lisa como para que el movimiento sea fiable y seguro para ellas, pero que con el GoQBot esto se trataría de modificar, ya que su destino de aplicación serían los rescates urbanos y otras actividades donde el espacio para recolectar información sea reducido.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Qué hacen las entradas de about:config (Firefox)

DiskBoss: Mantenimiento del disco duro