in

Inmortalidad Virtual


Científicos de diferentes universidades de los Estados Unidos están intentando crear versiones virtuales de gente real. El desarrollo de la tecnología recién comienza, pero podría dar como resultado un nuevo tipo de inmortalidad: la vida eterna virtual. Y la tecnología podría estar lista en menos de tres años.

La muerte, la gran igualadora. No hay hombre ni mujer sobre esta tierra que esté a salvo de la guadaña de la parca. Todos, en algún momento u otro, moriremos. Y al humano eso de morir no le gusta demasiado. Y no se lo puede culpar. Lo único que conocemos es esta existencia, el hoy y ahora. El misterio de lo que hay más allá de la vida es algo que a algunos fascina, pero a otros aterra. Y desde tiempos inmemoriables hemos tratado de engañar la muerte por cualquier medio posible. Desde la Piedra Filosofal hasta la criogenia, pasando por todo tipo de píldoras para retrasar lo inevitable.

La muerte, dicen algunos científicos optimistas, será considerada como una enfermedad crónica en un futuro lejano -muy muy lejano-. Mientras tanto, es poco lo que podemos hacer. Y sí, es una lástima vivir en tiempos tan “primitivos”, donde la muerte es definitiva. Pero tal vez, y solo tal vez, antes de que te mueras, podrás dejar una réplica virtual tuya. Algo así como un avatar con tus rasgos y personalidad, para que los interesados te conozcan aún cuando no existas. Y no, no estamos hablando de transferir la mente a un ordenador, para eso falta mucho. Sino del primer paso hacia la inmortalidad virtual.

Usando los adelantos en inteligencia artificial y el poder de los procesadores gráficos, los científicos podrían crear versiones virtuales de personas reales. ¿No nos crees? Ah, el escepticismo está bien, muy bien. La prueba de que es posible viene de la mano de la Fundación Nacional de Ciencia de Estados Unidos. La National Science Foundation premió con medio millón de dólares a las universidades de Florida de Orlando y a la de Illinois de Chicago para explorar lo que se puede lograr en esta área.

“El objetivo es combinar la inteligencia artificial con lo último en gráficos avanzados y tecnología del tipo de videojuegos para permitirnos crear archivos históricos de personas más allá de lo que puede lograrse usando tecnologías como el texto, el audio y el vídeo”, dijo Jason Leigh de la Universidad de Chicago.

¿Cómo se lograría esto? Se debería digitalizar la apariencia, las maneras, la voz y alguno de los conocimientos de una persona dada. Luego, y con el uso de la inteligencia artificial, el conjunto de estos factores debería resultar en una réplica más o menos parecida de la persona digitalizada. La persona virtual debería responder preguntas y se comportarse como lo haría la persona real.

“La tecnología que estamos desarrollando no va a mapear memorias y personalidades magicamente”, dijo Leigh. “Hay mucho trabajo por hacer. Pero uno puede prever que -dado el suficiente poder de cálculo e información- se podrán crear personajes muy realistas.”

Los desafios son muchos. Se deben mezclar cosas como inteligencia artificial, reconocimiento de voz, sintesis de voz y reconocimiento de expresiones faciales, con lo último en tecnología gráfica. Los responsables creen que, a pesar de las dificultades, en tres años se podrá lograr una persona virtual muy creíble y natural. Pero el proyecto va más allá de ser un clon virtual de una persona real, según Leigh nos abrirá todo un nuevo espectro en la comunicación humano-ordenador y nos hará repensar el concepto de memoria, historia -e incluso- de la mortalidad del hombre. “En nuestros esfuerzos de capturar el pasado digitalizando objetos, usando lo más avanzado la de la tecnologia, nos hemos olvidado de usar esa tecnologia para capturar a los creadores originales de esos artefactos.”, agregó Leigh.

Si en tres años este tipo de tecnología comienza a dar sus frutos, en el futuro (en los próximos 50 años, digamos) se debería repensar mucho de lo que conocemos de la vida, la muerte y la memoria. Para los vivos, la muerte podría ser un mero cambio de estado. Tu no mueres para tus hijos, por ejemplo, sino que pasarías a ser un programa de ordenador, aconsejándolos en cada etapa de sus vidas con el conocimiento que has ingresado en tu avatar virtual. Tu legado podría perdurar por siempre. Familias enteras de seres digitalizados de diferentes generaciones podrían contar la historia del apellido y guiar los pasos de sus futuros descendientes. Jamás perderíamos a los grandes pensadores, a las grandes mentes, simplemente estarían para descargar en Emule. Que loco, ¿no?

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ferzzola

Comentarios

Leave a Reply
  1. No es nada loco.-Como todas las ideas de avanzada parece extraño pero creo que se concretará.-Habremos pasado así al transhumanismo.-Muchos lo han pensado ya hace años solo nos falta la tecnología que lo permita.-ciencia cosmo global.-

  2. No va a ser necesario morir, se puede ir migrando a una entidad postorgánica, primero reemplazando partes de nuestro cuerpo por prótesis roboticas e implantes. Como en la paradoja del barco de Teseo no me acuerdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Palau recibiría energía solar desde el espacio

Pediaphon: Escucha la Wikipedia