Investigadores hackean un coche con un MP3

Los coches actuales están recibiendo un tratamiento de informatización que viene acompañado de tantas ventajas como eventuales peligros, y esto es lo que durante dos años un equipo de investigación norteamericano se encargó de estudiar. Entre los resultados hay un experimento que llama la atención ya que mientras nos preocupamos por la conexión a internet, nos informan que existe la posibilidad de hackear un coche con un MP3 insertado en un sistema de audio convencional. El estudio apunta a analizar la seguridad de los coches modernos y esto puede servir para que los fabricantes se replanteen algunos puntos de su plan de producción.

Cuando desde aquí te mostramos un automóvil que te permitía conectarte con Facebook los comentarios estallaron denostando la inutilidad de tal aplicación salvo para notificar al instante en Facebook que te habías estrellado contra una pared por querer cambiar tu estado a “distraído”. Y mientras se le hacen legítimos cuestionamientos a la seguridad tanto vial como informática que no se está implementado en los automóviles actuales, las vulnerabilidades de los sistemas electrónicos parecen estar ubicadas también en la parte más sonora de los coches. Y no nos referimos al motor, sino a los sistemas de audio nativos de los automóviles modernos, que por su estructura centralizada y nutrida de la misma energía que alimenta a otras centrales del vehículo, pueden convertirse en un medio para hackear el sistema de tu coche.

¿De qué estás hablando, Nicolás? El culpable de tan extraña aseveración no somos nosotros, si no los investigadores de la Universidad de California en San Diego y la Universidad de Washington, que luego de dos años de intensa experimentación han dado con un resultado que a los amantes de cantar en el coche les impactará, ya que descubrieron que se puede hackear un coche a través de un disco óptico o un pendrive introducido en tu sistema de audio. El método es lógico, dicen los investigadores, ya que con sólo modificar la codificación de un archivo MP3 a través de la inclusión de código, se puede dar con un  troyano que permita alterar el sistema operativo del automóvil y la eventual modificación de parámetros en otros puntos eléctricos por parte de los delincuentes informáticos.

Este tipo de ataques con el que hasta una canción de Justin Bieber puede hackear tu coche podría ser utilizado tanto para bromas como para terrorismo, ya que los sistemas eléctricos de los coches dependen cada vez más del firmware, y es por ello que los investigadores citan una investigación del 2009 en donde dicen que pudieron trabar puertas, cortar frenos y hasta apagar el motor. También advirtieron sobre la capacidad de futuros ataques para penetrar a través de los avances a nivel conexión a la red de los coches nuevos, donde incluso un GPS se podría modificar para guiar a los tripulantes a una zona peligrosa. La idea de esta investigación está orientada a demostrar las fallas de seguridad que los automóviles todavía poseen y que en pos de los avances que vienen, los fabricantes deberían tomar nota, y tranquilizaron diciendo que estos ataques son, por ahora, altamente improbables dado el nivel de sofisticación necesario. Para más información puedes leer el paper de los investigadores (en inglés) pinchando aquí.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Nico Varonas

One Comment

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.