in

Japón: crean batería de litio imprimible

Un grupo de científicos japoneses ha inventado una batería de polímeros de litio revolucionaria. Si bien su capacidad de carga no sobresale demasiado, su tecnología de fabricación la convierte en algo único: puede fabricarse utilizando solamente tecnologías de impresión. Es completamente flexible y puede ser adosada a superficies curvas, otorgando a los diseñadores una gran libertad a la hora de elegir su forma. Tiene un grosor de sólo 500 μm, es barata y pueden agruparse unas sobre otras para obtener mayor capacidad de almacenamiento. ¿Qué más se puede pedir?

Las baterías y sus avances son un tema recurrente en NeoTeo. Es que casi todos esos dispositivos que disfrutamos día a día obtienen su energía de uno de estos engendros, y cualquier novedad relacionada con su duración, precio o características es bienvenida. Uno de los problemas que plantean las baterías a la hora de diseñar un dispositivo es -además de su peso- el gran volumen que ocupan. En efecto, con mucha frecuencia la batería es más grande (y pesada) que el dispositivo que alimenta. Un grupo de científicos japoneses, pertenecientes al Advanced Materials Innovation Center (AMIC, o Centro de Innovación Avanzada de Materiales), han puesto a punto un invento que promete terminar con estos problemas: una batería de litio que puede ser fabricada simplemente utilizando tecnologías de impresión, no muy diferentes a las que emplea una impresora de inyección de tinta.

Es una batería sumamente delgada, de no más de 500 µm de espesor.

El resultado es una batería sumamente delgada -no más de 500 µm de espesor-  y liviana. Dada su peculiar tecnología de fabricación, es un dispositivo barato, liviano y flexible. Pueden agruparse unas con otras, formando una especie de “sándwich”, para obtener baterías con mayor capacidad de carga y duración. Los prototipos del AMIC demuestran que pueden entregar entre  2V y 4V a temperatura ambiente, valores que pueden modificarse al conectar una o más en serie. El proyecto de investigación finalizará en marzo de 2011, momento en que se supone será posible fabricarlas en serie para su uso comercial. En rigor de verdad, este no es el primer intento por lograr una batería de estas características, ya que hace varios meses los científicos del Fraunhofer Research Institution for Electronic Nano Systems mostraron una similar, aunque construida con de zinc y magnesio.  Esperemos que alguno de estos proyectos se conviertan en un producto comercial, y proporcionen a nuestros artilugios una mejor autonomía sin encarecerlos o hacerlos más pesados.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

5 Comments

Leave a Reply
    • Hola!
      No pude encontrar datos sobre el tiempo de carga ni sobre la corriente que entraga, solo su tensión. Sospecho que el tiempo debe ser el tipico de las baterias de litio, y la corriente bastante pequeña, del orden de las decenas de miliamperes. Obviamente, solo es una especulación mia, y creo que en los proximos dias tendremos mas noticias sobre este tema.

      Saludos!

  1. A este paso tendremos dispositivos mucho mas livianos (y tal vez hasta mas baratos)…
    Lo mas impresionante es lo de que no difiere mucho de la tecnologia de inyeccion de tinta, tal vez algun dia de esos podamos fabricar nuestras propias baterias…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

The A-Team, la película (Trailer)

Ordenadores cuánticos y ecuaciones lineales