in

Juego online de la Semana: Bloody Fun Day


Los juegos de ingenio son unos de nuestros preferidos. Ejercitar las neuronas de tanto en tanto es algo que sabemos nos hace bien. Y si hay algo en lo que brillan los juegos flash es en sus juegos de ingenio: hay de todos los colores, formas y sabores. Pero Bloody Fun Day realmente sobrepasa a muchos en el factor diversión. Es que no todos los días nos toca personificar a la mismísima parca. ¡Segar vidas nunca fue tan divertido!

Hace unos años, el género casual estaba emparentado con los juegos de ingenio. Difícilmente una persona iba a encontrar un juego de acción casual, o un RPG casual, cosa que hoy es muy común. La movida la masificó Bejeweled, jugado por millones de personas en todas las oficinas del mundo. En aquel entonces, y con Internet llegando a cada vez más gente, los clones no se hicieron esperar. Y se interpretó que los juegos casuales eran todos aquellos que necesitaban de las mismas destrezas que el clásico de las gemas. Variantes de todo tipo se dejaron ver en la red, para el placer de los oficinistas ociosos. Poco a poco la oferta se fue diversificando, pero difícilmente se ofrecía otra cosa que juegos de ingenio. Pero nadie tenía en cuenta la revolución de juegos flash que se avecinaba y que, de golpe, revolucionó el mundo de los videojuegos. Y desde aquel entonces, el título de casual es sinónimo de juego flash, y no de ingenio.

Bloody Fun Day

Hoy sí hay juegos casuales de todo tipo, desde simuladores de pizzería hasta juegos de estrategia. Pero el género ingenio aún brilla en el mundo del juego online y es uno de los más prolíficos. Decenas de títulos salen por semana (siendo los más destacados de esta semana Magic Pen 2, Gears y Knighfall), todos nos quieren hacer pensar pero pocos divertirnos, y hete ahí el problema. Por suerte, siempre hay excepciones y Bloody Fun Day es una de ellas.

Segando vidas en un día muy sangriento y divertido

En este simpatiquísimo juego personificamos a la Muerte, a La Parca, al Segador de Vidas. Lo que debemos hacer, como es lógico, es matar cositas. Estas cositas a matar, en Bloody Fun Day están distribuidas en un tablero y se agrupan por colores. La idea es matar, matar y matar, y no quedarnos sin vida (vaya paradoja). Porque cada vez que la Muerte hace un movimiento pierde un corazón. La única manera de recuperar corazones es matando cositas rojas. El resto de las criaturas, cada una con su color, lo que hace es darnos puntos para los diferentes poderes de La Parca.

El problema es que cada vez que matamos a un grupo de bichos, estos se hacen huevitos. Si rompemos un huevito no solo perdemos puntos, sino que no sumamos nada en el contador de poderes o vida y, para colmo, gastamos un corazón. Así que la idea es irse con cuidado, ir haciendo un camino mental y segar solo las vidas de los bichitos que nos convienen. Al menos hasta que los huevos que quedan encuben y traigan nuevas criaturas al tablero. 

Esto, que suena medio complejo en la lectura, es muy simple de entender en el juego. Y eso hace que Bloody Fun Day sea muy pero muy divertido y desafiante. Porque a medida que pasan los niveles, los huevos tardan más y más en encubar. Por lo que habrá más turnos en los que te puedes quedar trabado y sin criaturas que matar. En esos momentos siempre es bueno tener un poder habilitado. ¿Qué no entendiste nada? Bueno, pues, juega el tutorial, que allí está muy bien explicado. Luego, cuando tengas práctica, prueba los otros modos. Y, por sobre todas las cosas, diviértete, que para eso está.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ferzzola

Comentarios

Leave a Reply
  1. Tiene buena pinta este juego de ingenio, aunque dudo que supere al para mi, mejor juego de ingenio online, Hapland, un juego hecho en flash y donde los personajes eran monigotes, tardé bastante tiempo en terminarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Calavera de “vampiro” encontrada en Venecia

El Vergatario: El móvil revolucionario