in ,

La cámara que fotografía al cáncer


Con todos los inventos y actividades que las demandan, las cámaras rápidas están en la cima en cuanto a atención. Y a pesar de que las últimas se crearon con objetivos menos útiles,  la cámara más rápida que jamás se ha realizado puede contar células de cáncer individualmente, procesando millones de imágenes continuamente y haciendo esto 100 veces más rápido que los microscopios actuales. ¿Qué significa esto? Que podría tomar fotografías de células cancerígenas atacando a células sanas, agarrando al cáncer infraganti y propiciando una respuesta más rápida por parte de los tratamientos oncológicos. Esa es STEAM, la cámara que fotografía al cáncer.

La medicina y la ciencia que la involucra están atentas en estos momentos a un descubrimiento que podría cambiar para siempre el diagnóstico de enfermedades tan temidas como todas las relacionadas al cáncer. Los ingenieros de la UCLA pusieron en combinación varias tecnologías para construir una nueva cámara, que utiliza un método llamado Serial Time-Encoded amplified Microscopy (STEAM). Este sistema que puede volverse una realidad tangible en grandes cantidades en los laboratorios del mundo trabaja tomando videos con hasta 36.7 millones de cuadros por segundo, con una velocidad de obturación que escala hasta los 27 picosegundos. Lo impresionante es que el rango de sensibilidad en tiempo real es tan significativo (1/1000000), que puede cazar a las células de un cáncer moviéndose a 14.5 kilómetros por hora, procesando hasta 100.000 células por segundo.

Con esta forma de procesar individualmente a las anomalías, la metástasis en las células cancerígenas podrá ser detectada más a tiempo y sobretodo propiciará la detección de formas raras o inusuales. Es decir. el proceso arriba descrito será la evolución del actual sistema, que utilizando diferentes métodos de monitorización de células que tienen como factor común a un proceso llamado Citometría de flujo ( técnica de análisis se encarga de hacer pasar las células (sanas y enfermas) a través de un láser para procesarlas y estudiar su composición y propiedades) pueden analizar miles de células por segundo, pero sin proveer imágenes de las partículas, sino yendo por los valores de voltaje y anomalías de estas.

El sistema para fotografiar el cáncer funciona al disparar pulsos de láser ultrarápido a células que se están moviendo a través del sistema de microfluidos. Una vez conseguidas las tomas, estas son amplificadas y analizadas utilizando software y circuitos de programación especialmente diseñados para la tarea del gran conteo del análisis. Dentro de las pruebas que se hicieron con células de cáncer de mamas, los resultados fueron más que alentadores, pues en los resultados se lograron niveles de exactitud del 99.9%, con un solo 1 falso positivo cada millón de análisis. Incluso podría ser más rápida, ya que los investigadores contaron que la técnica está limitada por la velocidad de las células, y que si a estas se las pudiera inducir a moverse más rápido, con esta cámara podrían capturar y procesar hasta 200.000 de ellas por segundo.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Servidor Linux con ARM a pedal

Computación, cristales de tiempo y el fin del universo