in

GeekyGeeky

La última «fábrica» de discos floppy


Disquetes, diskettes, discos flexibles, floppies… llámalos como prefieras. La historia de este particular formato magnético es larga, y a pesar de haber sido reemplazado por tecnologías muy superiores, lo cierto es que aún existe una demanda considerable. Los fabricantes principales abandonaron la producción de diskettes hace tiempo, y aunque todavía es posible obtenerlos, hablamos de unidades con media década (o más) en un depósito, o directamente «reacondicionadas». A esto último se dedica una pequeña compañía online: Rescatar diskettes para su reutilización.

Aún poseo una cantidad limitada de diskettes, y supongo que algún día me gustaría crear los respaldos correspondientes, ya que dentro del grupo hay una copia original de MS-DOS 4.0 distribuida por IBM. En lo personal, los diskettes siempre fueron problemáticos. Encontrar un sector dañado era una pesadilla, y no se podían reemplazar fácilmente debido al costo. Hubo un momento en el que los diskettes alcanzaron un nivel de producción tan alto que pasaron a valer monedas, pero el tiempo y la evolución en la informática se encargaron de desplazarlos. En estos días tenemos discos duros portátiles, pendrives y tarjetas de memoria, gracias a los cuales hemos ganado capacidad, velocidad, estabilidad, y tranquilidad. Sin embargo, hay gente allá afuera que necesita diskettes… muchos diskettes.

 

El vídeo (que tiene algunos meses sobre los hombros pero refleja el estado actual de los diskettes a la perfección) nos cuenta en menos de dos minutos la historia detrás de FloppyDisk.com, una compañía ubicada en Lake Forest (estado de California) que muy probablemente sea la última en el mercado de los discos floppy. Su presidente Tom Persky explica la curiosa situación de FloppyDisk.com, que combina un poco de «cacería», un poco de «arqueología», y una fase más compleja que implica eliminar datos, clasificar diskettes y realizar pruebas básicas. FloppyDisk.com es lo que en la jerga llamamos un «refurbisher» o «reacondicionador». Ofrece una amplia variedad de discos, sea en 8, 5.25 o 3.5 pulgadas, y en múltiples capacidades, formateados o no. Los diskettes son purgados con un desmagnetizador, formateados (si lo pide el cliente) de acuerdo a sus parámetros, reetiquetados, y puestos a la venta.

¿Quienes son los clientes principales de FloppyDisk? Su presidente confirma que vende unidades al gobierno estadounidense, ya que aún posee ciertas aplicaciones que requieren discos floppy. El concepto de «si no está roto, no lo arregles» corre muy profundo en agencias gubernamentales, y los discos de ocho pulgadas controlando sistemas nucleares dan un gran ejemplo de ello. Cajeros automáticos, viejos sistemas CNC, terminales de facturación y procesamiento tributario… en esencia, todo lo que dependa de plataformas como MS-DOS, Windows 3.x y Windows 9x necesita diskettes a su lado. ¿El precio promedio? Un dólar por diskette, pero en otras regiones se pueden obtener por mucho menos.

Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Los Superhéroes de Comic-Con 2016

Titan X: La nueva diosa en el panteón de Nvidia