in , ,

¿Las consolas morirán en 5-10 años?

En el último tiempo han abundado los pronósticos de muerte para varios formatos. Se considera que el CD ha pasado a mejor vida en manos del MP3, que el DVD tiene sus días contados (y que HD-DVD ha perdido contra Blu-ray) y hasta los ordenadores tienen sentencias en su contra. Ahora son las consolas las que se enfrentan a un destino incierto. ¿Es posible que desaparezcan de aquí a 10 años?

¿Se sumarán las consolas al destino de los viejos arcade?

Duncan habla de otra limitación en el crecimiento del mercado y es la falta de nuevos talentos. Cree que el próximo Miyamoto o Molyneux está ahí fuera, pero que los elevados costos lo mantienen en las sombras. Los sitios con desarrollos Flash como Miniclip o las oportunidades de Silverlight parecen ser el nodo que despertará innovación y mentes visionarias. Por eso Duncan considera que la próxima generación de juegos estará en la creatividad y no en programación elaborada; en interacción entre usuarios y dispositivos y no en una consola y un juego que lleve horas entender y disfrutar.

Aunque la opinión de Duncan tiene su base real y su lógica, hay muchos que consideran que varios de los representantes de negocios propagan estas sentencias de muerte como estrategia de marketing para sus propios productos (como promover el uso de Yoyo Games en el caso de Duncan). Pronosticar la obsolencia de productos en uso puede generar un alza en el mercado de nuevas ideas. Y si bien hay quienes están de acuerdo con la desaparición de varios formatos, son una minoría. Es cierto que la convergencia se está haciendo notar y que empiezan a multiplicarse los servicios virtuales y el uso de la TV para cosas que antes se hacían en el ordenador o en consolas. Sin embargo, la industria de los juegos todavía tiene más seguidores hardcore que jugadores casuales. Mientras un ordenador capaz de jugar Crysis está por encima de la economía de un usuario estándar, un juego como el Bejewled es divertido para un esparcimiento ocasional pero no para satisfacer el gamer que ha crecido con la industria. El jugón quiere innovación, es cierto, pero también espera que la tecnología agregue nuevas experiencias y mayor calidad a sus juegos, en vez de adaptarla a formatos prácticos  y fugaces por banda ancha.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por editorwp_constanza

4 Comments

Leave a Reply
  1. Obviamente el Sr. Duncan nunca ha sido un gamer no sabrá del sabor de haber tenido un control de SNES en las manos por horas, tiene mentalidad de empleado que juega cualquier buscaminas o zudoku mientras el jefe no está… La verdad esa clase de estadística esta bastante fuera de un punto de referencia, pues si uno observa la única forma que se me ocurre de obtenerla es calculando los ingresos a la página y al juego en la web y pues digamos que si ingreso desde diferentes PC al juego con el fin de divertirme marcará como si diferentes personas hubiesen jugado cuando solo fue uno… muy diferente al juego de consola cuya estadística esta basada en la compra de unidad y es mas verificable. Ahora WoW es increíble, pero no es algo que las consolas de nueva generación no puedan llegar a ofrecer la ventaja que tuvieron fue que wow llegó con buen arranque un poco antes, y a medida que avanzaba se iba mejorando.

    • Sin dudas. Además, todas las evidencias recientes lo desmienten. Las consolas están mejor que nunca, a pesar de los precios de desarrolo. Puede que la convergencia se de y que salgan nuevos dispositivos de juegos híbridos, pero está probado que no hay nada mejor que dispositivos dedicados y especializados. Yo no me trago eso de que la convergencia va a acabar con todo. A ninguna empresa le conviene, por un lado. Y, por el otro, a nadie le interesa: yo no conozco a una sola persona que siga jugando con su móvil una vez que llega a su casa.

  2. Yo solo llevo tres años ganándome la vida en el sector desarrollando personajes y animando, y dos títulos a mis espaldas, a parte de trabajos freelance en escenarios, armas, vehículos… esto más el tiempo que llevo ligado al mundillo, unos 8 años (muchas horas de estudio a mis espaldas, masters aquí y allá, como cualquier profesional), y soy un viciosillo de los videojuegos desde los 7 años, por lo que creo, que aunque no halla trabajado nunca en Microsoft, ni tenga un nombre yanki, puedo hablar con propiedad.

    El primer gran título en el que tuve la suerte de trabajar, cuando entré, tenía 3 años de desarrollo, desde antes de entrar en preproducción, ya se sabía si iba a ser rentable o no, como casi siempre, aunque cabría decir que en ciertos países, y ciertos estudios (no pocos), en el 99% de las ocasiones saben con mucha anterioridad si será rentable o no. De hecho los países que son incapaces (en la mayoría de las ocasiones), de vislumbrar el futuro de su producción, son aquellos que se nutren fundamentalmente de subvenciones y/o sistemas de producción nefastos, amén de unas condiciones laborales prehistóricas, esto es lo que más daña al sector en ciertas partes del planeta, y si, España se encuentra entre los peores de entre los medianos/tirando a malos.

    Ahora bien, profetizar el futuro de los videojuegos, y llegar a la conclusión de que las consolas desaparecerán y con ellas los videojuegos tal y como los conocemos… este tío no sabe ni por donde anda, que me quiere convencer de que el formato actual tiene los días contados… por supuesto, también el formato que aparezca mañana los tendrá, y el de pasado mañana también.

    Es la oferta y la demanda la que hace que un sector económico muera o viva, y con decir que actualmente solo World fo Warcraft tiene 10 millones de subscriptores…

    Sobran más palabras.

    En EEUU, las asociaciones de desarrolladores, tienen un poder tal a nivel económico… lo que les hace (por supuesto) tener una influencia política tal… que si lo traspoláramos a España, las teles, radios y periódicos pedirían un canón porque irían a la ruina total y absoluta. El señor Duncan debería saberlo bien, ya que Microsoft es de las que se han quedado lamiéndole el culo a la ESA, hasya donde llegará el poder de las grandes desarrolladoras, que se permiten ir por libre (sin sindicatos ni asociaciones) y aún así controlan la voluntad política para poner en el mercado juegos como Call of Duty 4 o Grand Teft Auto, a nadie se le ha ocurrido como es posible que los políticos de EEUU, con lo mojigatos que son.. ¿permitan títulos como San Andreas? y por otro lado prohíben por ley tirarse en paracaídas a las solteras los domingos, y esto es verídico, poder, o no poder, esa es la cuestión, y quién lo tiene… lo retienen a cualquier precio.

    Sigan jugando tranquilamente, que es algo que el hombre hace desde el principio de los tiempos, y así seguirá siendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

El Vinete de Cucharete

Drivers para Windows Vista