in

Llorar en el espacio exterior (vídeo)

Las condiciones gravitacionales que viven los astronautas que van al Espacio son realmente increíbles de ver en acción. Desde cuando flotan en las cabinas de sus naves hasta cuando hacen algún experimento con sustancias y objetos. Como parte de su costumbre de subir vides a internet (o bajar, teniendo en cuenta que está fuera del planeta), un astronauta de la ISS nos despertó ayer con una filmación que respondía a una pregunta hecha por los aficionados a su videoblog: ¿Se puede llorar en el espacio exterior? Como no le rompieron el corazón recientemente, el canadiense se inyecto agua potable en los ojos para simular lágrimas y… mira el vídeo para enterarte.

En el espacio no hay muebles con los que te puedas dar justo en ese dedo de sobra que tenemos en el pie y que da cuenta sobre la imperfección de nuestros cuerpos. Así que sin esa posibilidad, llorar en el espacio se complica, salvo que seas considerablemente emotivo y las puestas de sol cortándose a través de nuestro planeta le hagan hacer ejercicio a tus lagrimales. También puede ser que alguna pareja te envíe un mensaje pidiéndote el divorcio, que una mascota de años muera o… bueno, sí, hay muchas causas posibles para llorar en el espacio exterior. La cuestión es que no sabemos si podrás o no hacerlo, ya que la idea que tenemos sobre la gravedad nos propone una presunción negativa. Pero como hoy día la teorización no tiene la legitimidad de la observación directa a través de un vídeo, el comandante de la ISS Chris Hadfield demuestra en cámara qué es lo que pasa cuando las lágrimas se encuentran con que “caer en el espacio exterior” es una sentencia bastante polémica.

Wow! Déjame ser arrogante y decirte que los resultados te han sorprendido al menos por cuatro razones posibles: La primera es que ni siquiera te habías puesto a pensar en si podíamos llorar en el espacio exterior. La segunda es que creías que podíamos llorar normalmente, la tercera es que creías que no podíamos llorar. Y la cuarta es que la respuesta no es sí, pero de una forma diferente. Lo que dice Hadfield es básicamente que está respondiendo a las preguntas de quienes ven el vídeo y que una de las más frecuentes es la de si se puede llorar en el espacio exterior debido a la gravedad cero en la que se encuentran. Como él tampoco lo sabía (en términos prácticos) y no tenía motivos o preparación actoral como para hacerlo, usó una bolsa de agua potable para “derramar” gotas de agua sobre sus ojos para que actuasen como lágrimas. Dicho sea de paso, el acto de “llorar” está definido en este vídeo como el derramamiento de lágrimas.

Luego de derramar agua en sus ojos, vemos cómo automáticamente estas gotas se quedan en un estado suspendido sobre su piel, además de las que se van más allá y quedan flotando por la nave. El comandante dice entonces que las lágrimas formarán una bolsa de agua que se queda adosada a su piel hasta que se esparza a otras zonas de su cara, se evapore o, como hace en el video, se las seque con una toalla. Cabe recordar que el flujo de líquidos está alterado en el espacio debido a la gravedad cero, pero mientras muchos pensaban que las gotas iba a salir disparadas directo a flotar, el video nos mostró que se acumulan en una bolsa y así puedes ver cuánto has llorado.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Nico Varonas

7 Comments

Leave a Reply
  1. Supone una nueva forma de entender el mundo desde mi punto de vista como te podria explicar pero luego quedaria expuesto a mis derechos de autor

  2. wow….oh!!! sorpresa!! yo me imaginaba que saldrian suspendidas las gotas de agua, pero no habia pensado en la tension superficial del agua combinado con la adherencia a la piel, jeje. buen video

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Arma láser destruye drone (vídeo)

El software como arma de guerra