in

Los españoles desconfían de Internet


La cantidad de internautas que navegan por la Red ha aumentado una barbaridad de un tiempo a esta parte, sin embargo, no se fían de la seguridad que puede proporcionarles. Y de todos los usuarios, los españoles son de los que menos confían en la Red, sobre todo para realizar transacciones o comunicaciones personales.

Existe en el mundo más de mil millones de personas conectadas a Internet. Se supone que semejante bagaje de experiencia, la gente ya debería confiar en la Red pero los datos demuestran que más bien al contrario, los internautas se fían muy poco a la hora de realizar transacciones o gestionar datos personales a través de Internet. Según la encuesta Digital World, Digital Life de TNS —empresa especializada en investigación de mercados y opinión—, sólo un tercio de los internautas confía mucho en Internet en relación a su privacidad personal. Un 36% no confía nada o casi nada, y el resto se fía…¡a ratos! La encuesta cuenta con 27.622 personas de entre 16 y 55 años procedentes de 16 países. Con estas cifras no creemos que el comercio electrónico y los bancos tengan muchas ganas de lanzar productos online.

Los españoles desconfían de Internet

Lo más desconfiados son los mayores de 45 años y las mujeres, que con un 54 % y un 50 % respectivamente, piensan que la Red no es segura. La edad se tiene como factor diferenciador porque el desconocimiento de la herramienta aumenta la inseguridad frente al uso de Internet. Las mujeres suponemos que son desconfiadas por naturaleza, porque no encontramos otra explicación. Quizá nos aventuramos a pensar que les sucede un poco lo mismo que a los mayores.

Los países que copan el primer puesto del ranking de desconfiados son Japón y Corea, pero a muy poca distancia les siguen los españoles con un “meritorio” tercer puesto. Los países mas confiados son Finlandia y Suecia. Claro, como ellos no tienen la cantidad de chorizos que pululan por nuestra Piel de Toro, no ven peligroso navegar por la Red.

Aunque afirmar que un tercio de los internautas contribuye en redes sociales no es un mal dato, se queda en muy poca cosa comparada con el 93% que afirma participar en los foros o chats. Así, prácticamente todos los internautas conocen los chats (93%), foros (92%), las páginas para compartir fotos y vídeos (92%), los tablones de anuncios (90%) y los blogs (89%). Alrededor de seis de cada diez los ha visitado alguna vez o bien participa activamente en ellos.

Las personas mayores no se fían ni pizca de Internet

A pesar de que los españoles no se fían plenamente de la Web, sí aprovechan las múltiples posibilidades que ofrece el ciberespacio. De hecho, España se coloca por encima de la media en usuarios que han visitado o participan habitualmente en blogs (25%), tablones de anuncios (29%), foros (30%) o chats (30%), mientras que seguimos a la cola en cuanto a redes sociales (15%) o páginas para compartir fotos y vídeos (29%). En cambio, estos datos se revierten cuando se analiza en grupos de edades. Por ejemplo, los mayores de 45 años, aunque aseguran haber visitado o contribuido en tablones de anuncios (53%) o foros de opinión (49%), son los que menos aportan a este tipo de páginas de Internet. La inmensa mayoría de los usuarios que entran a estas páginas y contribuyen activamente en ellas lo hace una vez a la semana: casi la mitad lo hace en podcasts/vídeos (48%) y en foros (47%), y alrededor de 4 de cada 10 lo hace en blogs (44%), tablones de anuncios (43%), wikis (39%) y redes sociales (36%).

Las revistas especializadas son percibidas como las más confiables

Por otra parte, las revistas especializadas son las que gozan de mayor credibilidad por parte de los internautas españoles. Cuatro de cada diez encuestados, un 41%, confía en la información que obtiene de ahí. Le siguen la prensa escrita y las noticias online, con un 37% de los encuestados que las consideran muy fiables, por delante de Web profesionales u opiniones de expertos, las recomendaciones de amigos y la información contenida en la Wikipedia, con un 34%, 34% y 32%, respectivamente. Las noticias emitidas en televisión, las sitios de comparación de productos o la prensa gratuita quedan relegadas a un segundo nivel (29%, 28% y 27%), mientras que las fuentes de información menos fiables para los internautas son los foros, las Web de empresa, los blogs privados y los folletos de empresas, puesto que solamente un 20%, 16%, 15% y 8% de ellos consideran estas fuentes de información como muy fiables (las puntuaron con un 8, 9 ó 10 en una escala del 1 al 10).

En definitiva, que los españoles no se fían ni de su sombra. Será porque aquí hasta el sol amanece con mala leche.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por imported_Kir

Comentarios

Leave a Reply
  1. jajaja, pues no conocen a los mexicanos

    No conozco a NADIE, repito, A NADIE que se haya comprado algo por internet…

    o bueno, no que yo sepa (mis padres son tan paranoicos que caso con solo ver la imagen de una tarjeta de credito en una web la cierran de inmediato)

  2. Si tienes un mínimo de seguridad en tu equipo con un buen programa anti spyware, la cosa es muchísimo más segura.

    Además como dijo un gran filosofo, el miedo solo existe si te lo puedes permitir.

  3. La posición de España así vista al principio me ha sorprendido; segun la grafica nos encontramos entre los países con una mayor aceptación de internet y evolución de las telecomunicaciones e internet, lo que no es el caso de España. Tal puesto de honor solo viene explicarse por los chorizos que sabemos que somos y la excepciónal posición de España, negativamente hablando, en cuanto a países Europeos con los que pretedemos compararnos.

    En el otro extremo se encuentran países también más evolucionados que España, pero más ‘candidos’ en esto del choriceo o donde se te cae el pelo como te pases de listo. Ahí, si que no encajamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Las vacas dan más leche si las mimas

Análisis: Warhammer 40,000: Dawn of War II