in

Los mejores programas en un kilobyte


No, no se trata de virus, ni tampoco de bromas pesadas. Se trata de demostraciones de habilidad, de maestría con el código a un extremo tal que el tamaño máximo permitido es de apenas 1024 bytes. La ocasión fue la competencia JS1k, que premia a las mejores demos de juegos y aplicaciones basadas en JavaScript, y que además de mantenerse por debajo del límite de 1 kilobyte, deben funcionar correctamente y tener el atractivo suficiente. La edición de este año ya ha finalizado, pero los ganadores, definitivamente merecen tu atención.

Un virus de ordenador que recuerdo particularmente era el llamado “512”. Como siempre sucede en estos casos, el virus contaba con varios “alias”, pero 512 era más que adecuado, ya que su tamaño era de 512 bytes. Todos los virus en aquellas épocas tenían un tamaño minúsculo en comparación con las monstruosas variantes de malware que encontramos hoy, producto de las limitaciones en la distribución, y de la inventiva de sus desarrolladores. ¿Para qué hacer un virus que ocupara medio disco flexible, o que tardara horas en descargarse a través de un BBS? Con el paso de los años, la necesidad de “programar en pequeño” parece haberse perdido, y no hablamos solamente de virus. La tendencia revela que los programas son cada vez más grandes y requieren una mayor cantidad de recursos. Lamentablemente, hemos sido testigos de demasiados ejemplos.

Si bien la necesidad puede haber quedado en el camino, lo bueno es que la habilidad se encuentra intacta. Algunos podrán decir que se trata de simples demos basadas en JavaScript sin sonido y limitadas en varios aspectos, pero los ganadores de la competencia JS1k nos hacen mirar el medio vaso lleno. Las reglas del concurso fueron bastante claras: Sólo JavaScript, nada de módulos externos, sin sonido ni WebGL, debe funcionar en todas las versiones estables de los navegadores disponibles (el programador puede mencionar una preferencia, pero debe funcionar en todos), y aunque el tema sugerido fue el clásico para Apple II “The Oregon Trail”, los desarrolladores podían hacer más o menos lo que desearan.

El ganador de este año fue “FlexiDR”, un juego que involucra física y que probablemente haga hervir tu sangre de la frustración en algunos puntos. “The Orion Trail” fue al que más regresé durante las pruebas, y la animación de “A Forest Scene” es simplemente fantástica. Los premios fueron una importante cantidad de libros para repartir entre los primeros diez puestos, mientras que el responsable de la demo ganadora se llevó una nada despreciable suma de 300 €. Y todos ellos, en solamente 1024 bytes. El texto sin formato de este texto ocupa más o menos tres de esos juegos, por lo tanto, toda nuestra adimiración para los participantes, y esperamos pronto a la próxima edición.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Transmiti: Traduce cualquier texto en tu ordenador

La primera generación de Ultrabooks (Intel)