in

Luke Arm, el brazo prostético de Luke Skywalker


DARPA está financiando una prótesis diseñada por Dean Kamen – presidente de Deka – conocida como “Luke Arm” que funcionaría tal como se ve en la película “La Guerra de las Galaxias”

El brazo humano tiene 22 grados de libertad de movimiento y los brazos prostéticos conocidos tienen apenas 3. El “Brazo Luke” puede proporcionar 18 grados de libertad, ofreciendo una verdadera opción a los amputados. Según pudo enterarse Kamen, la mayoría de amputados dejan de usar sus prótesis al año o menos de probarlas, ya que terminan demostrando no tener verdadera utilidad y presentan molestias y sudoración en los agarres. Lo que llamó la atención de Kamen, era que las prótesis de piernas estaban realmente avanzadas en tanto los brazos artificiales estaban en “la era de los Picapiedras”.

El Luke Arm permite un control suficiente para tomar granos de café uno a uno, abrir una puerta cerrada con llave o dar un apretón de manos. Por el momento el brazo utiliza controles mioeléctricos a través de una interfaz similar a un joystick, pero Deka está buscando metodologías de control adicionales. El contrato de Deka establece que la interfase debe ser no invasiva, aunque una conexión nerviosa permitiría un brazo que pueda replicar prácticamente todo movimiento humano. El neurocientífico Todd Kuiken ha tenido éxito en reconectar los nervios residuales de un amputado por cirugía. De esta manera, el paciente piensa en mover su brazo y la señal viaja por los nervios que solían estar conectados al brazo y ahora se conectan al pecho. Los músculos del pecho se contraen en respuesta a las señales nerviosas, unos electrodos perciben dichas contracciones y envían señales a los motores del brazo prostético. Esto permitiría que un paciente controle el Luke Arm con sus propios músculos, y si le agregamos la piel con retroalimentación sensorial, casi podría ser como un brazo real.

Por ahora, los movimientos del Luke Arm se perciben por un pequeño motor vibrante denominado tactor, que se asegura en la piel del usuario. Un sensor en la mano artificial, conectado a un microprocesador, envía una señal al tactor de acuerdo a la fuerza del agarre. Cuando el usuario aferra algo suavemente, el tactor vibra con suavidad, y lo hace con mayor frecuencia si el agarre es más intenso. Las primeras pruebas fueron desarrolladas con un hombre que perdió ambos brazos hace 26 años. Utilizando el Luke Arm del lado izquierdo y con pedales en sus zapatos, este hombre controla el brazo prostético con los dedos de sus pies. El usuario ha podido tomar un vaso de agua sin aplastarlo y pelar una banana exitosamente. Los pedales se conectan al brazo por cables largos y chatos pero Deka está trabajando en una versión inalámbrica.

Para poder comercializar el Luke Arm, este debe ser aprobado por la FDA que requiere de pruebas clínicas. Las mismas comenzarían a realizarse a mediados de año.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por editorwp_constanza

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

La Universidad de Moscú adquiere dos superordenadores Blue Gene/P de IBM

Una nueva arma no letal, en base a ¿Luz?