in

GeekyGeeky

CARDIAC: Un ordenador en una tarjeta de papel

Un diseño de los años ’60, que puedes reproducir hoy


Dicen que la mejor forma de entender el funcionamiento de un sistema es colocarlo sobre papel, y la informática no es ajena a ello. Hemos visto calculadoras binarias de papel, y también procesadores de papel, ¿pero qué tal suena un simulador de ordenador completo? Esa idea nos hace viajar a fines de los ’60, época en la que Bell Labs desarrolló a CARDIAC, un «asistente computacional ilustrado» con su propio procesador, y celdas de memoria. Por razones obvias, los CARDIAC originales son casi imposibles de encontrar, pero hoy podemos crear réplicas muy fieles…

Obtener un ordenador en estos días es relativamente sencillo. No necesita ser de última generación, y el mercado de segunda mano siempre espera con alguna oferta conveniente. Pero hubo un tiempo en el que los ordenadores estaban más allá del concepto de «artículo personal». Eran exclusivos de laboratorios, universidades y grandes compañías. Múltiples proyectos peleaban por el tiempo de uso, y para ser más eficientes, había que prepararse «a la vieja usanza»: Con lápiz y papel.

Esto disparó la creación de varios kits educativos, con el objetivo de transmitir a los estudiantes información esencial sobre el funcionamiento de los ordenadores, y cómo debían ser programados. En agosto pasado exploramos al GENIAC del año 1955, con un costo original de 20 dólares. Sin embargo, a fines de los ’60, muchas escuelas de los Estados Unidos y Canadá accedieron al CARDIAC, «CARDboard Illustrative Aid to Computation», creado por David Hagelbarger de Bell Labs.


Una réplica del CARDIAC con su manual

En términos relajados, el CARDIAC es una tarjeta que posee un «CPU» del lado izquierdo, y bancos de memoria en el derecho. El diseño no es particularmente intuitivo, y el manual oficial superaba las 50 páginas divididas en 16 secciones, pero una vez dominado, el usuario podía decodificar instrucciones moviendo los deslizadores, mover el contador de programa de una sección de memoria a la otra, y reproducir la tarea de una unidad aritmético-lógica, entre otras cosas.


No es mala idea laminar las hojas para extender su durabilidad

Ahora, obtener un CARDIAC original es muy difícil en el mejor de los casos. Después de todo, los «simuladores en papel» no estaban destinados a durar demasiado. Pero el usuario de Instructables «megardi» (nombre real Michael Gardi) decidió compartir con el público las instrucciones para crear réplicas casi exactas del CARDIAC. Si el nombre te suena conocido, es porque se trata del mismo usuario que fabricó al antes mencionado GENIAC.


Antes de ensamblar…
Casi listo

Los materiales necesarios se reducen a una impresora, siete hojas de papel «pesado» (200 gramos o más), una buena tijera y pegamento. Todos los archivos se encuentran en SVG, o sea que podemos modificar las escalas a gusto. Además, si tienes el privilegio de una cortadora láser, puedes descargar los archivos DXF y realizar los cortes con una precisión muy superior. ¿Proyecto de fin de semana? Tú decides.


Accede al tutorial: Haz clic aquí


Reportar

¿Qué te pareció?

Héroe

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Tiradero Visual de la Semana (N°107)

Sony Alpha A6000: Una mirrorless clásica que merece tu atención