Paquete Semanal: La Internet fuera de línea de Cuba

Las diferencias en calidad y cantidad de conexiones pueden llegar a ser significativas entre un país y otro. Con menos del cinco por ciento de penetración, el caso de Cuba llama mucho la atención, pero sus ciudadanos no bajan los brazos ante la falta de infraestructura y los altos costos. Una de las soluciones más populares es el llamado “Paquete Semanal”, cargado con terabytes enteros extraídos de la Web, y distribuido en discos duros externos a través de toda la isla.

Aunque hay muchas cosas para admirar de la raza humana, su capacidad de adaptarse a condiciones complejas se encuentra en las primeras posiciones de la lista. En esta era de hiperconectividad y tecnología avanzada, el acceso a la Web es algo completamente natural para nosotros, pero hay regiones en las que el usuario debe ser un poco más creativo si desea mantenerse informado. En el continente africano hemos visto cosas como “estaciones de servicio” para teléfonos móviles, donde sus dueños pueden recargar las baterías a cambio de una suma fija. A la hora de obtener datos, no hay mejor opción que el truco más viejo del libro: Compartir discos. En aquellos años gobernados por los BBS y los módems de 33.600 baudios, el intercambio de diskettes era la regla. Sin embargo, un ejemplo mucho más moderno y contundente de ello se encuentra en Cuba.

Cuba Internet
Si bien hay ciber-cafés en la isla, el costo por hora es prohibitivo para la mayoría, y la velocidad de conexión deja mucho que desear. El Paquete Semanal cubre la demanda de forma satisfactoria.

El artículo publicado por The Guardian explica que el nombre oficial es “Paquete Semanal”. En resumen, una persona con acceso de alta velocidad a la Web prepara un compilado masivo de información, que incluye episodios de series, revistas, copias completas de Wikipedia, juegos para Android, bases de datos de antivirus y documentales. El servicio detrás del paquete semanal es de un terabyte por semana, y la última actualización de los días viernes llega a valer 17 dólares en el mercado, una suma que sólo la pueden pagar aquellos dedicados a revender el paquete. En caso de que el comprador no tenga los recursos suficientes, existe la opción de adquirir versiones anteriores del paquete, que si bien acumulan varios días de retraso, siguen siendo de utilidad.

Aún así, el Paquete Semanal no es una solución perfecta. La Web es un entorno dinámico, y con elementos como el blogging y las redes sociales, los ciudadanos cubanos deben sacrificar capacidad de comunicación en favor de datos actualizados. También hay una cuestión de legalidad. Tanto distribuidores como consumidores explican que los Paquetes Semanales se mueven en una especie de zona gris. El mercado ha sabido excluir ciertos tipos de materiales y hasta ahora las autoridades no han intervenido. Además de comprobar que el concepto de sneakernet funciona, Cuba lo ha convertido en un negocio lucrativo donde todos parecen beneficiarse.

Deja tu voto

0 puntos
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Lisandro Pardo

3 Comments

Deja una respuesta
  1. Es un negocio bien lucrativo y del cual se nutre un elevado prociento de la población lo cual la ayuda a superar el bloqueo a las telecomunicaciones impuesto por los EEUU que no ha dejado que Cuba se pueda conectar a las redes ópticas submarinas, además de negarle el acceso a cualquier tecnología con más del 10% de componentes norteamericanos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.