in

Thug lifeThug life GeekyGeeky Una moneríaUna monería

¿Por qué la gente no respeta la cuarentena?: Razones por las que la gente rompe la cuarentena

Expertos en psicología analizan la situación


Cuarentena

No importa qué tan simple o avanzada sea la explicación de fondo, no importan los detalles o los beneficios, no importa la necesidad o la seguridad: En todo el mundo siempre habrá alguien dispuesto a quebrar la cuarentena y salir a la calle de todos modos. El hecho de arriesgar su salud y la de otros no es suficiente para que lo piensen dos veces, y en el corto plazo representan un problema muy serio. ¿Por qué lo hacen? Los psicólogos nos ofrecen diferentes razones.

Gente en las playas y las plazas, en bares y restaurantes, agrupada dentro de los mercados, o haciendo largas colas para entrar y salir de las ciudades. Gente que quiere irse de vacaciones, y que regresa de vacaciones. Gente que trata de visitar a amigos y familiares, que busca ir a la Iglesia, o simplemente abusa de los permisos de salida para realizar largos paseos.


Gente visitando el Tidal Basin para ver los cerezos. Washington D.C., 21 de marzo. Columbia acumula 183 casos de COVID-19.

«No pueden obligarme», «hago lo que quiero», «no me van a quitar mi libertad»… las respuestas en redes sociales de quienes buscan justificarse son chocantes y controvertidas. El resto del público los acusa y expone, mientras las autoridades amenazan con duras sanciones… pero lo hacen de todas maneras. ¿Por qué rompen la cuarentena? Como era de esperarse, psicólogos de todo el mundo se están haciendo un festín, y aunque sería viable reducir la respuesta a «naturaleza humana», existen razones más detalladas que vale la pena explorar:


Los «tres niveles de respuesta»

El otro extremo: Un supermercado australiano, con papel higiénico agotado

Gordon Asmundson, profesor de psicología de la Universidad de Regina en Saskatchewan y experto en ansiedad, dolor crónico y estrés postraumático, nos divide en tres niveles: Sobre-respondedores, sub-respondedores, y los que quedan a mitad de camino. Los «sobre-respondedores» son los paranoicos, aquellos que se entregan al pánico y arrasan con los mercados llevándose cada rollo de papel higiénico disponible. Quienes estamos en el medio simplemente aceptamos la situación y entendemos que es algo necesario sin realizar quejas mayores. Pero los «sub-respondedores» se creen invulnerables e inmunes. Para ellos, enfermarse no es una posibilidad, y desoyen cualquier recomendación de salud pública, incluyendo el distanciamiento social.


Buscan recuperar el control

Ciclistas en Huntington Beach, 21 de marzo. California tiene más de 2.600 casos de COVID-19.

Para quienes rompen la cuarentena, este aislamiento obligatorio equivale a una pérdida de poder y control. Vaile Wright, directora de investigación y calidad clínica en la Asociación Americana de Psicología, explica que ese desafío constante «vuelve al virus más pequeño», y busca combatir la idea de que algunas cosas están fuera de nuestro control.


No creen que sea su problema

Todavía hay personas convencidas de que COVID-19 es un problema externo y ajeno a su región, o que pueden escapar de él con una larga estadía en otra parte. Steven Taylor, psicólogo y autor del libro «Psicología de las Pandemias», dice que aquella gente viviendo en comunidades donde la infección no avanzó o donde las autoridades se han negado a implementar cuarentenas, podrían resistirse a mantener cierta distancia social. Al no ver los efectos inmediatos del virus, su respuesta inmediata es minimizar su significado.


«Infodemia»

El seguimiento de COVID-19 por parte de los medios es implacable… y debemos reconocerlo: Mucha gente ya los ignora.

El doctor Taylor agrega otro parámetro: «Infodemia». El constante bombardeo sobre COVID-19 en televisión, radio, Internet y contactos en redes sociales lleva al desarrollo de una enorme insensibilidad frente al tema. La información conflictiva, las fake news, las contradicciones de las autoridades («los jóvenes están a salvo» – «los jóvenes están en riesgo»), y el tono apocalíptico de muchos medios no hacen más que aumentar la sobrecarga.


Individualismo

Gente caminando por la playa en West Dorset, Inglaterra. 21 de marzo. (Alex Pantling/Getty Images Europe/Getty Images)

Algunos lo ven como un hecho generacional, pero no es así. El mundo occidental, con especial énfasis en los Estados Unidos, ha valorado tanto las libertades individuales que algunas personas no dudan en colocarlas por arriba del bien común. Esa línea de pensamiento es absolutamente incompatible con los parámetros necesarios para enfrentar a una pandemia. Trabajadores de la salud y hasta celebridades se vuelcan a las redes sociales día a día en un intento por transmitir los beneficios de quedarse en casa, tanto para cada individuo como para la población de riesgo, pero el individualismo y la cultura del «primero yo» actúan como elementos resistivos.


Soledad

Un hombre observa pósters con nombres de fallecidos cerca del cementerio de Bolgare en Lombardía, 23 de marzo. (Piero Cruciatti/AFP)

Uno de los puntos en los que cada psicólogo coincide: Los humanos buscan conectarse de algún modo, y negar esa interacción social por períodos prolongados puede ser perjudicial. Esto es particularmente difícil entre mayores adultos, que ya son parte de un grupo de mayor mortalidad a causa de la depresión y la soledad. A eso se suma cierto rechazo natural al uso de la tecnología como medio de comunicación.


En muchas ocasiones, es inevitable

Para los repartidores de Wuhan, la cuarentena jamás fue una opción

La última razón no responde tanto a factores psicológicos, sino a necesidades directas e impostergables. Con el crudo avance de la «gig economy» y la precariedad laboral constante, millones de personas se encuentran por fuera de los sistemas de protección social, y deben salir a buscar un ingreso, ignorando a las autoridades. No hay nada para elegir o analizar aquí: Deciden tirar los dados frente a la enfermedad, porque la alternativa es una alacena vacía, un medicamento que falta, o un bidón de cloro que no se compra. En resumen: Si no salen, no comen… y COVID-19 pierde relevancia.


Fuente: CNN


Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply
  1. en mi pais ya es por pura ignorancia, no han faltado los zurdos culpando que es invento de la derecha, que porque comen alimento milenarios son inmunes, que porque son raza fuerte nada les pasa, ese tipo de personas son los que nos pueden mandar al tacho media poblacion. por nada mas han implementado medidas mas duras como el encierro y multas. me diran pero hay gente que trabaja paara el dia, pero la mayoria que rompe la cuarentena no son personas de ese grupo si no gente asalariada que le vale un pepino y se creen inmortales, a ver que les toque y veran lo mortales que son.

    • “pero la mayoria que rompe la cuarentena no son personas de ese grupo si no gente asalariada que le vale un pepino y se creen inmortales”

      ¿Cómo sabés eso? Todos quejándose de los que salen y suponen siempre que lo hacen por idiotas, o inconscientes o… alguna otra razón repudiable.
      La realidad es que no saben por qué salió alguien en particular. Deberían escuchar sus campanas antes de juzgarlos, que entiendo que es el impulso natural (que yo también siento).

      • no se el pan, pero en el mio también, puesto que dan a entender con sus palabras y acciones “voy a mi casa en la playa X y como no había nadie en ese momento en las calles, salí a pasear” aun cuando esa persona había obligado a otras dentro del sector a estar en cuarentena

        el problema es que también muchos de los de clases mas acomodadas, no respetan las ordenes porque son ellos quienes apoyan estas, pero no dan el ejemplo

    • Jajajajajaj que patético tu comentario, aca en mi país quienes trajeron el puto virus y no tuvieron escrupulos en pegarlos a los que más pudieron con su narcisismo infinito.

  2. Concepto: No veo porqué tengo que preocuparme por el otro ya que nadie se preocupa por mi. Solo la policía cuando me ve… Y es para regañar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Vertedero Animado de la Semana (N°96)

SCP-1121

Los archivos Creepypasta de la SCP: SCP-1121