in

Precios de discos SSD


Samsung 850 EVO
Samsung 850 EVO

Para todos los gustos, y todos los bolsillos. No importa si estás buscando obtener los beneficios de un SSD sin pulverizar tu economía, o quieres instalar cuatro en RAID 0 y batir récords de velocidad, lo cierto es que el mercado de las unidades de estado sólido ya es lo suficientemente complejo y robusto como para responder a cualquier demanda. En esta oportunidad, te presentaremos ocho modelos diferentes de SSDs, que van desde la inversión casual con mejoras inmediatas, hasta un verdadero festival de espacio y velocidad.

Existen muchas razones por las que un ordenador puede volverse lento. Nadie niega que el software es cada vez más exigente, pero con la optimización suficiente es posible mantener a la mayoría de los efectos negativos a raya. Después hay casos específicos de hardware que necesitan una atención especial. Imagino que existen muchos Pentium 4 sirviendo bien a sus dueños, sin embargo, los requerimientos actualizados en la última versión de Windows han dejado a un lado a los ejemplares más antiguos. Aún así, hay plataformas muy sólidas en funcionamiento, una de las razones por las cuales el mercado de los ordenadores se ha enfriado tanto. Además, encontramos dos actualizaciones muy inteligentes que todo usuario puede hacer: Tarjeta gráfica y unidad de estado sólido. Las tarjetas gráficas apuntan claramente al aspecto del entretenimiento, pero si lo que se busca es una mejora directa, un SSD hará que cualquier disco duro muerda el polvo. ¿Quieres tener una idea de qué modelos buscar? Veamos…

SanDisk ReadyCache

Si estudiamos las especificaciones del SanDisk ReadyCache notaremos que sólo está disponible en 32 GB de capacidad. Ese número tal vez sea demasiado bajo para la mayoría de sus posibles aplicaciones, pero SanDisk en realidad lo ofrece como «unidad caché», trabajando en conjunto con tu disco duro actual. De todas maneras, nada te impide usarlo como SSD principal con otros sistemas operativos, o en plataformas diferentes al ordenador tradicional. Precio: 35-55 euros (32 GB).

SanDisk ReadyCache
SanDisk ReadyCache

Kingston SSDNow V300

Para muchos, el Kingston SSDNow V300 se ha convertido en el «primer SSD» que habilita el acceso a esta fabulosa tecnología. Debido a diferencias de fabricación entre revisiones, el SSDNow V300 no estuvo libre de críticas, pero es lógico asumir que Kingston recogió el guante, o de lo contrario la discusión seguiría activa. Si bien existe un modelo de 60 GB, nuestra recomendación es dar el salto directamente al modelo de 120 gigabytes. Precio: 55-65 euros (120 GB).

Kingston SSDNow V300
Kingston SSDNow V300

Intel 535 Series

Con una serie de productos confiables y problemas mínimos, Intel se convirtió en uno de los jugadores más importantes en el mercado de los SSDs. Muchos de sus modelos se dirigen de lleno al mercado empresarial, pero la línea destinada a consumidores sigue siendo muy atractiva. Uno de los últimos ejemplares en salir de los hornos de Santa Clara es el Intel 535 Series, actualización de la serie 530. El nombre Intel carga con un pequeño premium… pero algunos buscan exactamente eso. Precio: 95 euros (120 GB).

Intel 535 Series
Intel 535 Series

Transcend SSD340

Algo que llega «por fuera del radar» antes de ingresar en el dominio de los grandes nombres. Transcend es mucho mejor conocida por sus pendrives y tarjetas de memoria, pero es natural que también se dedique a los SSD, y su modelo SSD340 ha recibido muy buenas críticas. Existe la posibilidad de que al buscar este modelo encuentres a su reemplazo directo, el SSD370, pero con casi medio gigabyte por segundo de lectura en ambos casos, no puedes equivocarte. Si hay 20 euros extra frente al SSD Kingston y el premium de Intel no te atrae, deberías comprar esto. Precio: 75 euros (128 GB).

Transcend SSD340
Transcend SSD340

Crucial MX200

Si más arriba mencionamos a un SSD de Intel, no podíamos olvidar a uno de sus socios principales, Micron, y su marca Crucial. El Crucial MX200 está disponible como reemplazo para el modelo anterior MX100, y aunque la diferencia en especificaciones no es tan grande (a modo de ejemplo, ambos modelos usan la misma controladora), el MX200 logra mejorar la velocidad de escritura, y ofrecer una mayor capacidad. Sin lugar a dudas, una de las mejores opciones en cuanto a relación costo-beneficio. Precio: 110-120 euros (250 GB).

Crucial MX200
Crucial MX200

Samsung 850 EVO

Es hora de entrar al territorio de Samsung. No es casualidad que el fabricante surcoreano aparezca aquí, ya que su amplio rango de productos atacan con precisión a diferentes puntos del mercado. El Samsung 850 EVO de 250 gigabytes es un verdadero soldado, manteniendo a raya a sus rivales directos, y superando el rendimiento de su antecesor 840 EVO. Los SSDs de Samsung arrastran cierta reputación de ser caros, pero en este caso, definitivamente vale la pena. Precio: 120 euros (250 GB).

Samsung 850 EVO
Samsung 850 EVO

Intel 730 Series

Podría haber colocado aquí a otro EVO, pero me gustaría distorsionar un poco la continuidad de Samsung mencionando en este punto a la excelente serie Intel 730. A pesar de que lleva un año y medio en el mercado, este SSD tiene lo que necesita para intercambiar múltiples puñetazos con sus competidores, y si existe la posibilidad, ve directamente por el modelo de 480 gigabytes. Si por alguna razón decides conectar dos unidades en RAID 0, harás trizas al gigabyte por segundo en lectura. Precio: 375 euros (480 GB).

Intel 730 Series
Intel 730 Series

Samsung 850 Pro

Tal y como dijo en su momento el agente Smith: Es inevitable. Nuestra lista de hoy cierra con el escandaloso Samsung 850 Pro de dos terabytes, presentado oficialmente en julio pasado. La inversión es escalofriante por donde se la mire, pero a cambio, Samsung entrega una fiesta con 550 megabytes por segundo de lectura, y unos nada despreciables diez años de garantía, detalle que muy pocos fabricantes pueden igualar. Precio: 1.000 dólares (2 TB).

Samsung 850 Pro
Samsung 850 Pro

Nuestra lista trata de obedecer lo mejor posible al combo precio-rendimiento, pero no debemos ignorar el hecho de que los SSDs han mejorado muchísimo, y estoy absolutamente convencido de que encontrarás alternativas muy atractivas entre una sugerencia y la otra. Dicho de otro modo: Toma estos datos como referencia, estudia lo que ofrece el mercado local, compara especificaciones, y a partir de allí, escoge. Una cosa más: Necesitarás adaptadores de bahías para usar estos SSDs en el escritorio, y no olvides actualizar el firmware. ¡Buena suerte!

Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Juegos para móvil de la semana (02/09/15)

Microsoft te ayuda a transferir archivos hacia Windows 8.1 y Windows 10