in ,

Realidad virtual al servicio de la ley.

Aunque la mera mención de la frase “realidad virtual” invoca automáticamente pensamientos relacionados con cascos futuristas y juegos divertidos, algunos investigadores de Stanford están utilizando esta tecnología con fines mucho más serios.De los muchos proyectos que emplean entornos de realidad virtual para ayudar al largo brazo de la ley, quizás uno de los más interesantes sea el creado por el Virtual Human Interaction Lab (VHIL) de Stanford, bajo la dirección de Jeremy Bailenson.

El proyecto del VHIL permite el análisis de escenas del crimen en un entorno virtual que no tiene nada que envidiarle a ningún videojuego FPS de última generación. Se prepara un mundo virtual en donde los testigos pueden ver a los sospechosos desde cualquier ángulo en un ambiente virtual similar a donde se ha cometido el crimen.

Los sospechosos que “ve” el testigo con la ayuda de este software tienen virtualmente el mismo peso, altura y estilos de la ropa o de pelo que los reales. El sistema se encuentra en pleno desarrollo, utilizado por estudiantes voluntarios y no se comenzara a utilizar en las comisarías antes de que se hagan más estudios.

¿Pero por qué utilizar la realidad virtual para estudiar formaciones del policía? Por varias razones. Primero, los testigos pueden ver a los sospechosos de cualquier ángulo. Puede también apreciarse el contexto en que se cometió el crimen: condiciones de luz, obstáculos, posición de los rehenes, etc.

La tecnología usada en este proyecto incluye unos bonitos cascos de realidad virtual (u$s 25.000), dos ordenadores y 4 cámaras. Los cascos de alta tecnología pueden “transportar” a las víctimas a una comisaría virtual donde cinco sospechosos virtuales caminan en un cuarto blanco. Como en las rondas de sospechosos, los sujetos se asemejan entre si, pero sin llegar a ser indistinguibles.

Tocando un par de teclas, los sospechosos cambian de peso o vestido, e incluso, si la víctima recuerda que miro hacia arriba a su asaltante, puede hacerse más altos a los sospechosos. Como dice Bailenson, “en la realidad virtual, consigues información ilimitada, puedes ver a alguien desde cualquier distancia y en cualquier ángulo. A mayor cantidad de información, mas posibilidades de realizar una identificación exacta”.

Como puede verse en las imágenes que acompañan a este articulo, el entorno virtual se ve muy prometedor. ¿Se transformaran las sedes policiales en una versión hi-tech de un juego 3D?

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Ariel Palazzesi

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

China crea la primera calle para el ligue

La NASA construye un cohete propulsado a metano