in

GeekyGeeky

Redream: Emulando la Sega Dreamcast en el Raspberry Pi 4

Velocidad casi total para disfrutar de clásicos inagotables


Redream

La Sega Dreamcast duró menos de un año y medio en el mercado (dos si consideramos el lanzamiento japonés), pero fue una plataforma adelantada a su tiempo, con un catálogo general de muy buena calidad, y algunas joyas imperdibles. De hecho, aún nos duele un poco su repentina partida… pero la emulación nos da una segunda oportunidad. ¿Tienes un Raspberry Pi 4 o planeas adquirirlo pronto? Entonces, necesitas probar el build de desarrollo de Redream, un emulador de Sega Dreamcast que ya soporta más de 500 juegos, y sigue avanzando en materia de velocidad.

Si había una consola que merecía ser exitosa, era la Sega Dreamcast. Sus juegos de pelea fueron excelentes (con un énfasis saludable en los crossovers), también sirvió como punto de partida para nuevas franquicias (Shenmue), y de base para otras más conocidas (Resident Evil 2 y 3 fueron especialmente buenos). Sin embargo, Sega le bajó el pulgar tras comprobar que era imposible competir con la PlayStation 2. El hecho de convertirse en la primera consola de sexta generación, de incluir un módem y de contar con un hardware superior no fue suficiente. La Dreamcast nos dejó en marzo de 2001, y Sega abandonó el mercado de consolas.



Obtener una Dreamcast hoy no es particularmente complicado. Una visita a eBay, 100 dólares (en promedio) y el costo de envío completan el proceso, pero hay que buscar los juegos físicos, y corregir cualquier problema existente (después de todo, son unidades con veinte años sobre los hombros). La alternativa directa es la emulación, y si consideramos al poder de fuego disponible en estos días, emular a una Dreamcast no es difícil, pero el Raspberry Pi aún estaba un poco en deuda… hasta que llegó la cuarta versión. Todo lo que necesitamos a partir de aquí es un emulador sólido, y Redream quiere ocupar ese rol.



Los primeros esfuerzos para llevar Redream al Raspberry Pi 4 sucedieron en julio del año pasado, con una demora original de dos semanas. Lamentablemente, esas dos semanas se transformaron en cinco meses, y fue necesario esperar hasta diciembre para acceder a builds más estables.

Hoy, la frecuencia de actualización de los builds es notable (en las últimas 24 horas ya registramos tres), y salvo alguna que otra pausa en los momentos más exigentes de un juego, lo cierto es que funciona de maravillas, promediando los 60 cuadros por segundo. Si decides overclockear al Raspberry Pi 4, los resultados serán aún mejores.



El proceso de instalación no se realiza por repositorios, sino que debemos descargar el emulador, descomprimir el contenido en una carpeta temporal y ejecutar «redream».

La versión gratuita es más que suficiente para comenzar, pero si tienes en mente renderizar los juegos a una resolución superior (no se recomienda en el caso del Raspberry Pi 4) o acceder a una mayor cantidad de «save slots» por juego, deberás comprar la licencia premium, con un precio único de cinco dólares.



Por supuesto, el Raspberry Pi 4 es apenas una opción. Redream es compatible con Windows, Mac OS, y varios sabores de Linux, siempre y cuando hablemos de 64 bits.


Sitio oficial y descarga: Haz clic aquí


Reportar

¿Qué te pareció?

Legenda

Escrito por Lisandro Pardo

Moderador de ComunidadUsuario VerificadoVotadorAutor de contenidoCreador de GaleríasCreador de Listas

Comentarios

Leave a Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Los archivos Creepypasta de la SCP: SCP-956

HypeAuditor: Fraude de influencers, y cómo mantenerlo a raya