in

Retroinformática: Sinclair QL (1984)

Sinclair Research había alcanzado el éxito. El ZX81 sirvió para que la empresa fuese conocida, y el ZX Spectrum le permitió afianzarse notablemente en el mercado europeo. Pero los usuarios siempre quieren más poder en sus cacharros, así que la empresa de Sir Clive Sinclair se puso a trabajar en un microordenador que fuese incluso capaz de competir con los ordenadores personales que  IBM habia presentado hacia unos meses. El resultado fue el Sinclair QL, una máquina con un cerebro de 32 bits pero piernas de 8 bits, con la que un joven llamado Linus Torvalds escribió sus primeros programas allá por los 80s

La informática personal vivía su época dorada. Por todo el mundo aparecían modelos de ordenadores -casi siempre programables en BASIC– capaces de mostrar gráficos en color, emitir sonidos más o menos complejos, y garantizar a sus usuarios miles de horas de diversión gracias a la enorme oferta de software que había en el mercado. Pero a pesar de sus diferencias aparentes, todos estos microordenadores eran bastante similares. Uno podía ser más o menos fanático de Apple, Commodore, Amstrad o Sinclair, pero independientemente de la máquina que uno comprase, el 99% de las veces se llevaba a casa un ordenador equipado con un microprocesadores de 8 bits MOS65xx o Z80, no más de 64KB de RAM, y que almacenaba sus programas en casetes de audio. Sinclair quería construir un ordenador que destacase sobre el resto, y lo logró.

Sinclair QL, presentado en público en enero de 1984.

Presentado en público en enero de 1984, el nuevo ordenador de Sinclair utilizaba un microprocesador Motorola 68008, derivado del 68000 que más tarde utilizarían el Commodore Amiga, el Apple Macintosh o el Atari ST. Este chip tenia un núcleo de 32 bits -infinitamente más potente que los micros de 8 bits que el resto de los ordenadores personales utilizaban- y podía correr a frecuencias de reloj bastante más altas. Sus buses, esas “autopistas” por la que los datos circulan entre el microprocesador y el resto del ordenador eran más angostos: mientras que el 68000 original tenía un bus de direcciones de 24 bits y un bus de datos de 16 bits, lo suficientemente anchos como para que fuese difícil construir un sistema de bajo precio basado en él, el 68008 utilizaba un bus de datos de 8 bits. Esto evitaba tener que utilizar un montón de circuitos adicionales y el doble de chips de memoria. Lamentablemente, esto también significaba que su rendimiento era bastante más pobre.

Anuncio a dos páginas del Sinclair QL.

Sinclair llamó al nuevo ordenador Sinclair QL, por “Quantum Leap” o “salto cuántico”, frase que pretendía dar una idea de la diferencia que tenia esta máquina respecto de sus predecesoras. El propósito de la empresa era posicionar al QL como un ordenador que si bien podía ser utilizado en casa, también sería útil como herramienta administrativa en las pequeñas empresas. Físicamente era mucho más atractivo que el Sinclair ZX Spectrum. Su carcasa y teclado tenían un aspecto mucho más profesional, e incorporaba a su derecha un par de unidades de almacenamiento de datos, algo que más tarde seria prácticamente la norma en todos los Sinclair y Amstrad posteriores a esta fecha.

El Sinclair QL utilizaba los “Microdrive” como unidades de almacenamiento por defecto. Estas unidades lectograbadoras de cartuchos de cinta sin fin no estaban exentas de problemas, pero eran lo suficientemente baratas y disponían de unos 85KB de espacio en cada cartucho.  El procesador Motorola 68008 corría a 7,5 Mhz y un chip ZX8302 hacia las veces de UAL (Unidad Aritmético Logica). Otro chip especializado, el ZX8301 (también conocido como el “Master Chip”) se encargaba del vídeo, refresco de la memoria y varias tareas indispensables más. Pero el bus de datos de 8 bits que permitía mantener el costo del ordenador dentro de los parámetros razonables era también su talón de Aquiles: el poderoso 68008 pasaba buena parte del tiempo esperando al ZX8301, lo que penalizaba gravemente su desempeño general.

Interior del Sinclair QL

El ordenador disponía de 128 KB de RAM y 48KB de ROM, en la que se encontraba un potente sistema operativo escrito por Tony Tebby llamado Sinclair QDOS y un BASIC llamado SuperBASIC que había sido programado por Jan Jones. Lamentablemente, el contenido de la ROM poseía un buen número de bugs, lo suficientemente graves como para que las primeras unidades vendidas fuesen acompañadas de un cartucho Microdrive que debía cargarse cada vez que se iniciaba el ordenador (reemplazando parte del firmware) para poder funcionar. Varias semanas más tarde, y luego de escribir múltiples versiones del contenido de esta ROM, el problema fue solucionado. El QL podía utilizarse junto un TV convencional o con un monitor RGB.  Tenía dos modos gráficos, uno de 256×256 píxeles con 8 colores, y otro de 512×256 píxeles con solo cuatro colores (negro, rojo, verde y blanco).

Jan Jones también había creado una verdadera “suite ofimática” (años antes de que existiese Windows y Office), que se entregaba en cuatro cartuchos de Microdrive. Compuesta por un procesador de textos, una hoja de cálculo, un gestor de base de datos, y programa para generar gráficos estadísticos, era uno de los principales paquetes disponibles para el QL. Pero el ordenador nunca fue vendido en cantidades suficientes como para ser considerado un éxito. A todos los problemas mencionados se sumaron los que aportaban las unidades de Microdrive incorporadas, que a pesar de haber sido utilizados antes en el ZX Spectrum mediante la “ZX Interface 1”, empleaban un sistema de cinta que fallaba con mucha frecuencia. A pesar de ser un ordenador potente e integrar avances como una tarjeta de red, no contó nunca con algo que los ordenadores más pequeños tenían en cantidad: videojuegos. Una gran parte de los usuarios compraban sus ordenadores para jugar, y el QL no tenia nada que ofrecerles.

El Sinclair QL era un ordenador interesante.

Cuando Amstrad compró la empresa Sinclair, Alan Sugar se encargó de discontinuar el Sinclair QL. Durante los pocos meses que el ordenador estuvo disponibles en las tiendas, un joven llamado Linus Torvalds compró uno, y lo utilizó para aprender a programar. Lo hizo tan bien, que poco después se convertiría en el creador de Linux. Dicen las malas lenguas que los defectos y problemas del QL sirvieron como ejemplo de lo que no debía hacer el núcleo de GNU/Linux, pero puede que solo sea una exageración. Como sea, el Sinclair QL era un ordenador interesante, y aún hoy mucha gente escribe programas o desarrollada hardware para el. ¿Lo conocías?

Reportar

¿Qué te parece?

Escrito por Ariel Palazzesi

Comentarios

Deja una respuesta
  1. Una sugerencia:
    El dia que se acaben los equipos podrian hablar un poco de los programas, por ejemplo dedicar algunos post a las suites de oficinas, otra a los navegadores y asi
    Saludos

    • #6 Desconocía este ordenador, pero estoy contigo, me parecen demasiados colores al mismo tiempo para esa época. No creo que ni a nivel de 16bits hubiera en ese año todabía tarjetas gráficas con esa potencia. Como mucho 16 o 32 colores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Maniac Mansion: La remake (vídeo)

FIFA 12: Player Impact Engine (trailer)