in

Ropa inteligente para eliminar el aire acondicionado


Todos los números van en la misma dirección: El aire acondicionado representa un gran beneficio, sin embargo, el consumo de energía asociado es cada vez mayor. Existen muchos desarrollos que quieren convertir al aire acondicionado en una opción más eficiente, pero un nuevo proyecto a cargo de investigadores en la Universidad de California busca enfrentar el problema desde otro ángulo, desarrollando ropa inteligente destinada a personalizar la refrigeración o calefacción de su usuario.

Pocas cosas son tan personales como sentir frío o calor. Un aire acondicionado a 21 grados puede tener a una persona sudando, y a otra tiritando. Independientemente de cada uno, hay algo que no cambia, y es el consumo de energía. Mantener a raya el calor brutal del verano o usar la función de calefacción cuando muerde el invierno genera exactamente el mismo inconveniente, lo que se traduce en un presupuesto energético cada vez más grande. El Departamento de Energía estadounidense tiene un dato muy interesante al respecto: El 5 por ciento de toda la electricidad que se produce en los Estados Unidos es devorada por el aire acondicionado. Países como China e India incrementaron notablemente la venta de equipos en los últimos años, pero esto implica quemar más carbón y diesel.

Ropa inteligente
La única imagen que trascendió sobre el desarrollo

Otro problema del aire acondicionado es que implementa una solución general. Desarrollar una plataforma de refrigeración y calefacción personalizada no es sencillo, pero un grupo de investigadores en la Universidad de California cree que la clave está en la creación de ropa inteligente que ajuste dinámicamente el nivel de aislamiento. Dicho de otro modo: Si la temperatura de una habitación es baja, la tela basada en polímeros especiales incrementaría su espesor, y ante un golpe de calor, esa misma tela se volvería más delgada. El objetivo del proyecto, que lleva el nombre de ATTACH, es mantener la temperatura de la piel del usuario en un nivel cercano a los 34 grados Celsius.

Si ATTACH tiene éxito, se calcula que el ahorro inicial de energía sería de un 15 por ciento, pero si se incorporan componentes vestibles activos de calefacción y refrigeración a la ropa inteligente (elementos termoeléctricos acompañados por baterías), dicho ahorro podría ser aún mayor. Los responsables del proyecto indican que el precio de cada prenda estará directamente vinculado a la producción, aunque el bajo costo es una de las prioridades.

Reportar

¿Qué te pareció?

Escrito por Lisandro Pardo

Comentarios

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading…

0

Proxy Checker: Verifica la seguridad en servidores proxy gratuitos

Ford MoDe:Flex eBike: La bicicleta eléctrica que complementa a tu coche